noviembre 19, 2018 9:41 am


E-mail: universidad@universidad.edu.co

Bogotá - Calle 73 Nro. 9 - 42 (Of. 301).

Telefono: 704 43 81 / Whatsapp: 3182529035

Información
  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

¿Cuál es el aporte concreto del Banco Mundial a la educación universitaria de nuestros países?

Sept 12/18 Francisco Marmolejo es el coordinador global del programa de Educación Superior del Banco Mundial y analiza la complejidad de la educación superior en los países de la región y cómo su entidad apoya proyectos para superar brechas.

Apartes de su entrevista con el Diario El Clarín, de Argentina:

-¿Cuál es el aporte concreto del Banco Mundial a la educación universitaria de nuestros países?

Es la agencia de desarrollo más grande del mundo y desde su fundación su objetivo fue atacar la pobreza extrema en el universo mediante la generación de condiciones para llegar al bienestar. Eso implica ver cuáles son los instrumentos para lograrlo y uno de ellos es la educación. Todos los estudios demuestran que la educación es la mejor inversión que puede hacer un país y en los últimos años las investigaciones demuestran que es a través de ella, en el nivel superior, donde existen los mejores retornos a esta inversión social. Es un factor importante de reducción de pobreza y generación de riquezas en las sociedades.

-En Argentina hay quizá una connotación negativa sobre el Banco Mundial. En ese sentido: ¿Argentina pidió a la entidad ayuda en temáticas de educación superior, al menos en este último tiempo?

Específicamente sobre educación superior, no ha pedido ayuda pero sí creo que en otros ámbitos de la educación. El gobierno plantea cuáles son sus prioridades de desarrollo y el banco determina dónde podría ser de utilidad para eso, se elabora una agenda común y se desarrolla un programa de trabajo para los próximos cinco años. Hay aproximadamente 80 países que toman la educación superior con proyectos diversos con el Banco Mundial y parte de lo que realizo es ser el equipo de soporte y por eso vivo viajando. Pero es cierto que históricamente siempre hubo planteos acerca de acciones del Banco que son percibidas por la sociedad como poco contribuyentes al desarrollo. Uno de los mitos que hay sobre esta institución mundial es que llega e impone agenda y no es así.

-Según estadísticas justamente del Banco Mundial, un egresado universitario en América Latina gana en promedio un 100% más que alguien con estudios primarios mientras que en Argentina esa proporción se reduce el 50%. En Colombia la diferencia es del 180%, en cambio. ¿Por qué se da esta desproporción?

En primer lugar, Argentina es un país donde hay poco porcentaje de estudiantes que termina su estudio universitario. Y en segundo lugar, los estudiantes no están teniendo los conocimientos que demanda el mercado laboral. Por ejemplo: si no habla inglés, habrá algún tipo de castigo con un menor salario. El caso de Argentina es interesante: es el que más alta tasa de acceso de educación superior tiene hasta estudiantes de 29 años pero curiosamente es de los países con más baja tasa de participación laboral de personas con estudios universitarios. Por eso tiene cierta relación en que haya muchos estudiantes registrados pero son pocos los que terminan. Si en muchos países de América Latina no existen condiciones para garantizar que haya una buena calidad de las instituciones educativas y los estudiantes pueden llegar sin los conocimientos relevantes, al terminar sus estudios universitarios ese título no le sirve de gran cosa

-De hecho, la tasa de deserción universitaria es bastante más alta que la de otros países de la región, según diferentes estudios. ¿Cuáles son las razones?

En la región estamos atrasados respecto a países de otros continentes y Argentina no es la excepción, dado que el currículum, por razones legales y de tradición, es muchísimo más rígido e ineficiente. Aquí hay que estudiar mucho, muchas horas, demasiados contenidos para tener el mismo título que otro estudiante en otra parte del mundo. Un estudiante latino tiene que acumular un 35% a 40% más de horas que otro de Estados Unidos o Canadá. Por eso yo hablo también del triangulo virtuoso: acceso con equidad a la educación superior para los que nacen en zonas rurales, asegurar que haya una adecuada retención de los estudiantes que ingresan, si no se convertirá en un factor de estigmatización, y por último, lo más importante, relevancia de los aprendizajes.

-En países América Latina, con una situación socioeconómica difícil, ¿cómo se puede imaginar una mejor universidad?

Hemos visto que en países donde suele haber una contracción económica se incrementa el interés en la educación superior. Cuando no hay empleo, se busca profundizar en la educación o se retoma una carrera. Y la realidad es que la mayor parte del trabajo está en pequeñas y medianas empresas de hasta cinco empleados, y entonces hay que enfatizar más la formación en emprendedurismo. No sólo de conseguir sino de crear empleo. Argentina, particularmente, se destaca por sus emprendedores que miran hacia el exterior del país.

-¿Qué contribución da la universidad en un mundo de tanta diversidad?

Yo soy un convencido que la educación superior forma personas, ciudadanos, la próxima generación de líderes. Si en la universidad se nos olvida esto, es un problema. Sabemos que las personas que hicieron estudios superiores consideran mucho más la importancia de vivir en democracia que quienes no lo tienen. La educación superior es el último nivel dentro del espacio formal de educación para llegar al estudiante sobre el sentido de la diversidad, tolerancia, la importancia del entendimiento de la aceptación de personas que hacen cosas diferentes a las nuestras.

Francisco Mrmolejo: Coordinador global del programa de Educación Superior del Banco Mundial. Entre 1995 y 2012 fue director ejecutivo del Consorcio para la Colaboración de la Educación Superior en América del Norte (CONAHEC). También fue vicerrector de algunas instituciones de Estados Unidos como la Universidad de Arizona y Vicerrector Académico en la Universidad de las Américas en México, su país de origen. Estudió administración agropecuaria y tiene una maestría en Administración, en ambos casos en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASALP) de México. Tiene dos Doctorados Honoris Causa: uno de la mencionada casa de estudios y otro otorgado por la Universidad de Guadalajara. Estuvo en Buenos Aires en una jornada organizada por la Universidad de Palermo.