Envejecimiento de la población, otra causa de preocupación en la baja de la demanda estudiantil

Julio 8/19 Los resultados del Censo 2018, que el DANE viene entregando, confirman la tendencia de la población a su envejecimiento y, por ende, la disminución porcentual de nuevos bachilleres aspirantes a educación superior.

Este es un elemento determinante, y preocupante, para las IES, que vienen creciendo en número y en programas académicos, pero que deberán resignarse a tener en promedio menos alumnos matriculados si las tendencias se mantienen.

Así mismo, porque las actuales IES desarrollan una feroz competencia entre ellas para captar matrículas, porque las acreditadas se vienen metiendo en regiones donde antes no estaban, porque la oferta internacional virtual va en aumento y muchas modalidades de educación no regulada, por internet, acaparan un importante número de estudiantes, entre otros muchos aspectos.

Según las cifras del Censo, 2018, en total Colombia cuenta con 48.258.494, con un 22.6%  de menores de 14 años contra un 68.2% de habitantes entre 15 y 65 años y un 9.1% de mayores de 66 años.

Los resultados del Censo muestran una directa dependencia y relación entre las altas tasas de matrícula con respecto a las de alfabetismo en las regiones del país. Es decir, las que tienen mayores tasas de cobertura en educación superior, y presencia de IES, son las que tienen mayores tasas de alfabetismo.

Tendencia a la disminución de los jóvenes

Según el economista Jaime Tenjo Galarza, en su libro Demanda por educación superior: proyecciones hasta 2025”, el país ha atravesado una etapa de intensos cambios demográficos durante los últimos 40 años (transición demográfica) que han implicado una disminución relativa de los grupos jóvenes y un aumento en la edad promedio de la población (envejecimiento de la población).

El Censo confirma una caída en la proporción de la población urbana menor de 30 años y un aumento en la de edades mayores. Mientras que en 1964 el 46.6 % de la población tenía menos de 14 años, para 2.018 la cifra había bajado al 22.5 % (ver gráfico del Dane).