Mineducación y SENA atentan contra la construcción de un real sistema de educación en Colombia: ACIET

Marzo 3/17 Así, de forma contundente, es el rechazo de la Asociación Colombiana de Instituciones de Educación Superior con Formación Técnica Profesional, Tecnológica o Universitaria ACIET, a la propuesta de un sistema "paralelo" de formación y de maestrías técnicas que propondría el Ministerio del Trabajo con el SENA y el silencio cómplice del Ministerio de Educación, tal y como lo informó El Observatorio (ver Con silencio cómplice de Mineducación, Mintrabajo busca reglamentar maestrías técnicas para el Sena).

"Este proyecto daría un entierro de tercera a las IES técnicas profesionales y tecnológicas", señala la Asociación en comunicado firmado por su directora ejecutiva, María Claudia Lombo

El siguiente es el texto:

La ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR CON FORMACIÓN TÉCNICA PROFESIONAL, TECNOLÓGICA O UNIVERSITARIA, ACIET, que asocia a 74 Instituciones de  Educación Superior con presencia en las 5 regiones del país y en 28 departamentos de Colombia, hace público su  desacuerdo con el contenido de este proyecto del Ley  y en especial con la manera como el propio Ministerio de Educación y el SENA están legislando sobre la Educación Superior, atentando contra la construcción y conformación de un real  Sistema de educación en Colombia. 

De manera desafortunada, consideramos que detrás de esta propuesta está involucrada una reforma disfrazada de la Ley 30, que le compete al Ministerio de Educación y a los actores del sector, académicos, rectores, padres de familia, estudiantes, entre otros, que han sido ignorados vehementemente. Además, este proyecto impulsado especialmente por el Ministerio del Trabajo y el SENA daría un entierro de tercera a las IES técnicas profesionales y tecnológicas, que por más de 50 años han contribuido a la formación de la juventud colombiana de estratos 1, 2 y 3 y al desarrollo tecnológico del país. 

Diversos han sido los escenarios como talleres, foros y seminarios en donde la ACIET ha llevado la voz de sus rectores y académicos, y ha advertido sobre las graves consecuencias para el llamado sistema de educación colombiano y para las instituciones de educación superior de lo que se pretende aprobar hoy por hoy, a través de los mecanismos de implementación de los acuerdos de paz. 

La reforma educativa en el país es necesaria, pero no apoyamos los procedimientos que se están utilizando de manera reciente para pasar una reforma a la educación sin las consultas técnicas y académicas requeridas, y mucho menos sin haber llegado a los consensos requeridos por los actores que hacen parte del sector educativo, y que se ven de una u otra forma profundamente afectados por la propuesta planteada por el Ministerio del Trabajo en su proyecto de Ley: “Para la implementación y el desarrollo normativo del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, a través de una estrategia de cualificación del capital humano; pertinente y con transferencia tecnológica al sector productivo del país; en especial al sector rural, mediante la creación de la Maestría Técnica; la definición de la aplicación y lineamientos diferenciados de calidad para la Formación Profesional del SENA; la certificación, validación y reconocimiento de saberes; el fortalecimiento del contrato de aprendizaje y del Fondo Nacional de Formación Profesional de la Industria de la Construcción (FIC), para el sector rural que mejore la productiv idad del trabajo, la empleabilidad, el desarrollo socioeconómico, y se dictan otras disposiciones”.

Consideramos lamentable la ausencia de discusión y análisis entre el Ministerio de Trabajo y el SENA, con las Asociaciones que representan al sector educativo, y en especial con ACIET como vocera de las instituciones oferentes de la formación Técnica Profesional y Tecnológica. Por ello, podemos decir que hoy vemos con decepción cómo no fueron consultados, para nada, los académicos y representantes de nuestras instituciones.  Así mismo, señalamos cómo el irrespeto a la academia, por parte de los equipos técnicos del Ministerio de Trabajo y del SENA, se concreta en un articulado inconstitucional e ilegal que termina de desarticular la educación del país, confundiendo a los colombianos bajo el argumento de que, con el mismo, se contribuye a la implementación y al desarrollo del Acuerdo de Paz a través de una estrategia de transferencia tecnológica y de conocimiento al sector rural y al sector productivo del país con la creación de una Maestría Técnica.  Aún faltan por determinar los alcances de dicha Maestría Técnica, así como las condiciones de su oferta por parte del SENA. Es imposible negar que hay una interrelación en su creación con el Sistema Educativo colombiano, por lo cual no se puede apartar de su planteamiento al Ministerio de Educación Nacional, o al menos de las implicaciones que tiene para el sector educativo.

La maestría es un grado académico de posgrado orientado hacia el desarrollo y la profundización de los conocimientos, y además dotar a la persona de los instrumentos básicos que la habilitan como investigador. Por tanto, la regulación que se establece en este Proyecto de Ley que presenta el Ministerio de Trabajo está generando una confusión muy grande entre la maestría de carácter académico y el ser maestro artesano, con el enfoque de las ocupaciones.

La formación técnica y tecnológica en el país propende por la configuración de colombianos íntegros e integrales, que construyan sus proyectos de vida fundamentados en principios y valores universales, comprometidos con el servicio a los otros, y de excelencia académica, técnica y científica. Por ello, consideramos como inapropiado que el SENA y el Ministerio de Trabajo tengan bajo su liderazgo la definición delas competencias y cualificaciones de los jóvenes que tiene en sus manos el presente y el futuro del país.

Reiteramos que la participación de la Asociación en los diferentes escenarios de sociabilización de los temas componentes del SNET, los hemos entendido como una oportunidad única para la definición y posicionamiento de la formación técnica profesional y tecnológica colombiana, pero no se constituye como una aprobación o una manifestación de validación o apoyo a lo propuesto por el Ministerio de Educación Nacional, y mucho menos a una aceptación de las propuestas del Ministerio del Trabajo y del SENA, que hacen caso omiso a todos los fundamentos y funciones sustantivas de la educación superior en Colombia.

Confiamos en ACIET en las declaraciones del Ministerio de Educación Nacional, en torno a buscar consensos entre los actores del sector educativo en cuanto al SNET, como uno requerimiento para radicar alguna iniciativa relacionada con el Sistema Nacional de Educación Terciaria (Comunicación del Jaime Andrés Vargas Vives, Subdirector de Apoyo a la Gestión de las IES, haciendo referencia a al comunicado del MEN del 31 de enero del 2017. Referencia Documental de ACIET, 21 de febrero de 2017). Es por esta razón, que no podemos aceptar que el Ministerio de Trabajo legisle sobre temas de educación que afectan al Sistema Educativo colombiano. Como bien lo dice la OCDE se han desvirtuado las misiones institucionales, y el SENA es un buen ejemplo de ello.

Sacar de la discusión de la reforma educativa la creación de Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET), no da fin a la necesidad de encontrar unos mínimos acuerdos sobre los cuales los actores participantes del sector nos reunamos para diseñar ese real Sistema Educativo que tanto necesitamos. Por lo anterior, consideramos como imponderables los siguientes fundamentos estratégicos:
 
1. El Ministerio de Educación Nacional como única entidad rectora de la educación superior en Colombia.

2. El CNA en lo propio de su dominio.

3. El SENA debe concentrarse en las funciones para las cuales fue creado, es decir la educación técnica laboral. El SENA no debe ser una entidad que oferte educación superior, y si así lo hiciera, entonces debe hacerlo bajo las mismas condiciones de calidad que las todas las instituciones de educación superior. Desde ACIET pensamos que el SENA debe circunscribirse a la función por el cual fue creado, a la formación de operarios y seguir dependiendo del Ministerio del Trabajo. 

4. Romper con el monopolio de los aportes parafiscales del SENA e irrigarlos al conjunto del Sistema Educativo.

5. Se requiere un mayor liderazgo por parte del Ministerio de Educación Nacional en cuanto a la definición de las políticas y la orientación del sector de la educación. Es MinEducación quien debe dirigir las políticas que rigen la educación superior.
 
ACIET expone algunas de las implicaciones que la aprobación de este Decreto Ley conllevaría para la formación Técnica Profesional y Tecnológica, y las instituciones de educación superior oferentes:

- Se perdería la esencia de las funciones sustantivas de la educación superior actual, y se daría preponderancia a las competencias laborales sobre las competencias necesarias para la formación integral del ser humano.

- Las instituciones de educación perderían su esencia académica, y así, un importantísimo componente de la formación superior que busca que el estudiante afiance las competencias básicas, adquiera las competencias cognitivas, socio-afectivas y comunicativas necesarias para generar soluciones a problemas en el área de estudio respectiva, y tenga capacidad para coordinar actividades interdisciplinarias e interinstitucionales. 

- Se unifica toda la formación técnica profesional y tecnológica, con la técnica laboral como una formación operativa orientada a ocupaciones y a profesiones del mercado laboral.

- Será un hecho el marchitamiento de las instituciones de educación superior técnicas profesionales y tecnológicas, pero más que eso, de la formación misma de  carácter técnica profesional y tecnológica, puesto que no están claros los fundamentos filosóficos y conceptuales sobre los cuales se fundamenta la propuesta de la maestría técnica, y tampoco corresponden al desarrollo de un debate académico colombiano profundo y serio, sino más bien a la orientación de un modelo económico particular, cuyo desarrollo ignora las realidades propias de nuestro país.

- No existe claridad sobre la naturaleza jurídica, las características, la regulación para la creación y funcionamiento del SENA como oferente de la Maestría Técnica, ni su interacción con el resto de los actores del Sistema Educativo.

Es fundamental para ACIET hacer un llamado al Ministerio de Educación para que exprese su posición como líder del Sistema Nacional de Educación Terciaria, así como al Ministerio del Trabajo y al SENA de detener la expedición de este Decreto, por la importancia de dar claridad conceptual y filosófica a la creación de la Maestría Técnica, y sobre todo al papel del SENA dentro del Sistema Educativo y de los lineamientos aún en definición del Plan Nacional Decenal de Educación 2015-2026. Con ello se quiere evitar que se utilice la vía del “ Fast Track ” para una reforma estructural al sistema de la educación superior sin escuchar los aportes que los expertos tienen y hemos realizado sobre el tema, utilizando el posconflicto y el anhelo de los colombianos por consolidar la paz para implantar este modelo que afectara negativamente el país. Muchas son las instituciones con verdadera trascendencia para aportar y sugerir en estos temas de la educación del país.

Nuevamente, ACIET propone revisar la armonización normativa, pues el proyecto de decreto que reglamenta el artículo 58 de la Ley 1753 de 2015,  Plan Nacional de Desarrollo 2014- 2018, “Todos por un nuevo país”, por el cual se creó el SNET,  en ejercicio de las facultades extraordinarias conferidas por el acto legislativo No. 1 de 2016,  va mucho más allá de lo que su parte motiva expresa, modificando y derogando en muchos y sustanciales aspectos la normatividad existente en la materia, en especial la Ley 30 de 1992, la Ley 115 de 1994, la Ley 749 de 2002, el Decreto de Ley 249 de 2004, la Ley 1064 de 2006 y los decretos reglamentarios de las mismas. Igualmente se debe aclarar qué recomendaciones atenderá, originadas en discusiones previas en temas de la ciencia, la tecnología, la investigación, el Marco Nacional de Cualificaciones (MNC) y la innovación.   

Fieles al compromiso que tienen nuestras instituciones para la construcción de un país más equitativo, en paz y más educado, hoy queremos reiterar la importancia de tener en cuenta los aportes efectuados a lo largo de los últimos dos años por ACIET y las demás asociaciones y comunidades académicas, así como la importancia de dar un debate real, amplio y participativo a esta reforma a la educación superior colombiana, en cuanto a que consideramos es el elemento que nos permitirá unir a todos los sectores sociales de Colombia el repensar un nuevo país con oportunidades para todos.