ASCUN clama a ministra Giha para que intervenga ante Mintrabajo, por "maestrías técnicas"

Marzo 4/17 La Asociación Colombiana de Universidades, ASCUN, exhortó a la ministra de Educación, Yaneth Giha, a que "como cabeza del sector", intervenga ante su par del Ministerio de Trabajo, Clara López Obregón, "para aclarar de qué se trata esta nueva iniciativa legislativa (de maestrías técnicas), que a todas luces desdibuja el sector educativo y pone en duda la voluntad de encontrar sinergias en una entidad como el SENA, que parece querer más poder para desarrollar posgrados en educación superior".

Pasan los días, la posibilidad sigue vigente, el Ministerio de Educación (que habla con el SENA para otros temas) calla y el sector está desconcertado.

La siguiente es la carta suscrita por su director ejecutivo, Carlos Hernando Forero:

Hace menos de un mes se generó un gran desconcierto ante la posibilidad de avanzar en la reforma del sistema educativo por la vía del Fast Track y con la pretensión de la paz, con el anunciado proyecto de Decreto Ley propuesto por el Ministerio de Educación Nacional, el Ministerio de Trabajo y el Servicio Nacional de Aprendizaje - SENA en el marco del artículo 58 de la Ley 1753 de 2015 y el artículo 2 del Acto Legislativo 01 de 2016 "como la formulación de una estrategia de transferencia tecnológica y de conocimiento al sector rural y al sector productivo del país a través del desarrollo del Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET) y el Marco Nacional de Cualificaciones (MNC), y en la propuesta de implementación de mecanismos de articulación entre la educación y la formación con el sector productivo como el fortalecimiento del Contrato de Aprendizaje y del Fondo Nacional de Formación Profesional de la Industria de la Construcción (FIC)" 

Ante las múltiples voces de los actores de la educación sobre el peligro de avanzar en una reforma del sistema educativo con un marco normativo no discutido y la necesidad de hacer un trabajo concertado con el propósito de revisar y ajustar tanto el sistema como su normatividad a las necesidades y oportunidades del desarrollo del país, el Ministerio de Educación, se pronunció anunciando que este Decreto no se presentaría por la vía anunciada y lo más importante, que se buscaría consenso de los actores frente a una posible reforma hacia el Sistema Nacional de Educación Terciaria SNET.

Sin pretender repetir los argumentos que desde la Asociación Colombiana de Universidades se han presentado a la Sra. Ministra y a la Sra. Viceministra, sobre la falta de claridad en la concepción del SNET y su dependencia de un Marco de Cualificaciones en proceso de definición y, sin identidad institucional y carente de estructura intersectorial, con gran asombro el día de ayer conocimos el nuevo proyecto de Decreto, que en esta ocasión se adaptó para el SENA, y establece una progresión de la llamada formación profesional integral, mediante la creación de las Maestrías técnicas, a las cuales podrán acceder profesionales universitarios, técnicos, tecnólogos y egresados de los niveles técnicos del SENA.

El nuevo Decreto se presenta: “Para la implementación y el desarrollo normativo del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, a través de una estrategia de cualificación del capital humano; pertinente y con transferencia tecnológica al sector productivo del país; en especial al sector rural, mediante la creación de la Maestría Técnica; la definición de la aplicación y lineamientos diferenciados de calidad para la Formación Profesional del SENA; la certificación, validación y reconocimiento de saberes; el fortalecimiento del contrato de aprendizaje y del Fondo Nacional de Formación Profesional de la Industria de la Construcción (FIC), para el sector rural que mejore la productividad del trabajo, la empleabilidad, el desarrollo socioeconómico, y se dictan otras disposiciones” 

Su motivación, similar a la anterior propuesta, alude a la paz, la terminación del conflicto, la productividad, la transferencia de tecnología, el sector rural, grandes anhelos de todos los colombianos, pero su contenido resolutorio se orienta en especial a crear la "Maestría técnica" como la gran solución a un problema que no se define. ¿Acaso este nuevo nivel de la oferta que será decidido desde el SENA y por tanto desde el Ministerio de Trabajo es la solución para las necesidades formativas de la población rural y de los excombatientes? Sin contar su incidencia en una posible desarticulación mayor del sistema educativo, mucho más al definir que para estos efectos el SENA tendrá su propio sistema de calidad, lo cual representa una gran tensión frente a los esfuerzos por consolidar para el país un marco de calidad educativa.

Y ante las expectativas de movilidad dentro del sistema discutidas en el SNET, se cambia la perspectiva de progresión que se había planteado, basadas en créditos y certificación de cualificaciones, para que sean en este caso los egresados del nivel universitario y tecnológico, así como los del nivel técnico profesional y técnico laboral quienes ingresen a estas maestrías técnicas. Antes de crear nominalmente este nuevo nivel, es preciso analizar su diferencia o convergencia con las maestrías que actualmente se ofertan como parte de la educación superior especialmente con las maestrías profesionalizantes. 

Entendemos la necesidad de fortalecer la formación, la investigación, la innovación y el desarrollo científico y tecnológico para el sector agropecuario como lo plantea acertadamente la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas, pero ello requiere de una estrategia intersectorial concertada, más que acciones aisladas de una institución que pueden alterar y atomizar las estrategias educativas y formativas que requiere el país. 

Así, Sra. Ministra, como cabeza del sector, le pedimos su intervención ante el Ministerio de Trabajo para aclarar de qué se trata esta nueva iniciativa legislativa, que a todas luces desdibuja el sector educativo y pone en duda la voluntad de encontrar sinergias en una entidad como el SENA, que parece querer más poder para desarrollar posgrados en educación superior, tomando distancia de la misión para la cual fue creada y para la cual tiene todos los recursos que le permiten llevar a cabo una excelente formación profesional integral en el trabajo.