Justicia busca exdecana y directivos de la U. T. del Chocó, por falsificación de diplomas

Marzo 6/17 Agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía – Seccional Quibdó, adelantan los procedimientos de captura de varios directivos y ex directivos de la Facultad de Derecho de la Universidad Tecnológica del Chocó – Diego Luis Córdoba, presuntos integrantes de una red que falsificaba diplomas en la Institución.

Según las investigaciones entre los años 2014 y 2015, una red de falsificación y montaje de calificaciones, monografías y actas de grado, habría logrado la expedición de un centenar de diplomas de abogados falsos.

Cinco personas, entre ellas dos exfuncionarios de la universidad y tres hackers, ya fueron capturados.

Se trata de: Lewis Dimark Hinestroza Renteria, Carmen María Valencia Zea, Yairson Murillo Arroyo, Harvin Leudo Perea y James Antonio Moreno Romaña.

Irina Belen Londoño Asprilla, ex decana de la Facultad de Derecho, el coordinador Académico del Consultorio Jurídico, la secretaria de la facultad y otros exfuncionarios, junto a algunos docentes, entre los que se cuentan, al menos, una servidora judicial de la capital chocoana, son requeridos por la Fiscalía Séptima Seccional de Delitos Contra la Administración Pública.

La investigación penal se adelanta por los presuntos delitos de Concierto para Delinquir, Acceso Abusivo a un sistema informático, Daño Informático, Concusión, Cohecho, Falsedad Material y Falsedad Ideológica en Documento Pública y Fraude Procesal.

Tres de los requeridos, entre ellos la Decana de derecho, huyen de la justicia. 

El modus operandi consistía en que, desde una sala ilegal de sistemas, ubicada en una lujosa residencia de un ex-alumno, se accedía ilegalmente a la plataforma académica de la universidad, en donde eran expedidos recibos de matrículas falsificados, sabanas de calificaciones y actas de sustentación de tesis completamente falsas, documentos públicos firmados por la Decana y varios docentes, los cuales eran colgados en la plataforma académica con NOTA DE APROBADO.

Posteriormente, esos mismos documentos, eran remitidos a la Oficina de Registro y Control Académico y a Secretaría General, en donde se realizaba el trámite de titulación de los graduandos. En Ceremonia de Grado se entregaba un diploma legal de abogado, que luego debería ser firmado por el Rector, la misma Decana y el Secretario General.

Subir unas calificaciones falsas en la plataforma oscilaba entre los $400.000 y $600.000, la tesis de grado podría valer $1,500,000 por cada uno de los 3 o 4 integrantes, mientras que cada trabajo de grado variaba por facultad, llegando a valer en la facultad de derecho hasta los $10 millones.

Diferentes diligencias de allanamiento y registro en la residencia de los piratas cibernéticos y en la vivienda de la ex jefe del Programa de Derecho, lograron la incautación de seis equipos de cómputo momentos en que estaba accediendo de ilegal forma al módulo administrativo de la plataforma de la universidad.

Una sofisticada impresora, desde donde se imprimían todos los documentos, varios discos duros y la suma de $4 millones fueron incautados. Hecho este que también permitió la recolección de numerosa documentación académica falsa, diplomas por firmar, certificados de calificaciones, recibos de pago de matrículas y más de medio centenar de actas de sustentación de tesis de grados espurias, junto con una vasta y detallada lista de clientes y las tareas por hacer.

Las audiencias que fueron suspendidas por descompensación de uno de los detenidos, continuarán este lunes 6 de marzo a petición de la defensa en donde se formulará imputación y solicitará medida de aseguramiento de detención preventiva, al considerar que la libertad de los mismos constituye un peligro para la seguridad de la comunidad y que pueden obstruir el desarrollo del proceso.

Fuente: Caracol Radio