Piden tumbar proyecto que busca controlar mafia en acceso a especialidades médicas

Abril 5/17 En Colombia es un suplicio para los profesionales de la salud obtener un cupo en una de las especialidades médicas que ofertan las IES, en alianza con las IPS... salvo que sea el hijo de... o lleve el apellido de un prestante médico convertido en "vaca sagrada" en el sector.

Por eso, congresistas presentaron un proyecto de ley "tendiente a democratizar el acceso a las especialidades médicas", para que haya un examen único de ingreso a las especialidades médicas que sea referente obligado para todas las universidades. No obstante, esta iniciativa tiene el rechazo de la Red Colombiana de Posgrados, que con valiosos argumentos, pide a Minsalud y Mineducación evitar la aprobación de la ley.

En el fondo, el problema es que ni el proyecto de ley ni la crítica al mismo, apuntan al corazón del problema: Colombia no sabe cuántos ni en qué áreas necesita especialistas en salud, y el modelo actual privilegia los intereses de quienes ya hacen parte del gremio y, ante la escasez de oferta de estos servicios frente a la voluminosa demanda de usuarios, termina dándose una mafia en la que quienes logren acceder un cupo a estas especialidades sean recompensados, una vez graduados, con muy altos honorarios profesionales. 

Es así como actualmente, por ejemplo, en medicina, de  2.500 graduados al año, sólo hay cupos para 850 especialidades. Pero hay otras especialidades como Cirugía de Transplantes, Cardiología Clínica o Nefrología en donde escasamente las IES pueden dar uno o dos cupos al año.

Esta es una forma de entender por qué es tan difícil conseguir estos especialistas, los pocos que hay cobran mucho y los que hacen el trámite normal por EPS o prepagada deben esperar semanas y hasta meses para conseguir una cita.

Lo que busca el proyecto de ley

Impulsado, entre otros, por los representantes a la Cámara Édward Rodríguez, Óscar Darío Pérez, Tatiana Cabello, el proyecto de ley 183 de 2016, busca que los médicos interesados en realizar programas que les permitan la profundización en un área del conocimiento específico de la medicina y la adquisición de conocimientos, competencias y destrezas avanzadas para la atención de pacientes en las diferentes etapas de su ciclo vital, con patologías de los diversos sistemas orgánicos que requieren atención especializada, presenten el Examen Único de Ingreso a las Especialidades Médicas, el cual debe ser llevado a cabo por Estado, a cargo del Ministerio de Salud y Protección Social y el Ministerio de Educación, que servirá como uno de los requisitos de ingreso a este tipo de especialidades.

Esto porque, consideran -con mucha razón- los congresistas que hay burocratización por parte de algunos gremios de la medicina sumado a la falta de objetividad por parte de algunas instituciones que brindan los servicios de especialización a los médicos.

Además, se busca que este examen esté acompañado por una serie de pruebas físicas y psicológicas que serán determinadas por cada una de las instituciones, que son importantes al momento de ser admitido.

Clic para conocer el proyecto de ley y su exposición de motivos

Las críticas de la Red Colombiana de Posgrados 

Para el sector académico, pese a que el proyecto de ley señala que el examen, que deben tener en cuenta las universidades para definir los seleccionados, debe darse sin perjuicio de la autonomía universitaria, “resulta altamente inconveniente para los intereses de la educación y la salud en Colombia” porque  "Viola la autonomía en lo relativo a la potestad de seleccionar y admitir estudiantes".

Señala la que "no ve cómo un examen único democratizaría el acceso a las  especialidades médicas", y hace un diagnóstico del sector que, en el fondo, coincide con las preocupaciones de los legisladores en torno a la falta de cupos y capacitades instaladas para ello. 

"Del número de instituciones que ofertan el programa o de la demanda de los mismos, sino de los escasos recursos financieros, docentes y de escenarios de práctica disponibles que deben soportar cada uno de estos programas, lo cual se considera como uno de los mayores obstáculos para aumentar el número de cupos de  las especialidades y poder admitir un mayor número de profesionales", dice la Red, que también cuestiona la insuficiente cobertura de las becas - crédito que el Ministerio de Salud Protección Social ofrece los residentes través del ICETEX, en virtud de la ley 100. 

Clic para ver la carta de la Red a los ministros de Salud y Educación

La asignación de cupos para las residencias médicas están definidos por los instructivos diseñados por el Ministerio de Salud y de Protección Social en respuesta a la reglamentación definida en el Decreto número 2376 de 2010 de julio 1° de 2010 (por medio del cual se regula la relación docencia-servicio para los programas de formación de talento humano del área del a salud). No obstante, se necesita más reglamentación para que los cupos no solo correspondan a unos criterios de calidad definidas para las IPS y los programas de la salud sino que respondan a las necesidades del sistema general de seguridad social del país.