¿Plan Decenal recoge real problemática y representatividad del sector?

Julio 9/17 La ministra de Educación Nacional, Yaneth Giha, recibió de 13 miembros de la llamada Comisión Académica del Plan Nacional Decenal de Educación los "10 grandes retos para el sector en los próximos diez años", con miras a terminar de concretar el Plan Decenal 2016-2026 (que ya va por 2017, y del que aún se desconoce fecha de oficialización).

Como es costumbre en estos documentos públicos, el Ministerio señala que son producto de la participación de miles de colombianos que opinaron y que finalmente muchas de esas ideas se descartan y se concretan en los aportes de un grupo de expertos que, por conocimiento, cercanía del Ministerio o representación más personal que institucional, decidieron los siguientes 10 principios orientadores:

1) Regular y precisar el alcance del derecho a la educación.

2) La construcción de un sistema educativo articulado, participativo, descentralizado y con mecanismos eficaces de concertación.

3) El establecimiento de lineamientos curriculares generales, pertinentes y flexibles.

4) La construcción de una política pública para la formación de educadores.

5) Impulsar una educación que transforme el paradigma que ha dominado la educación hasta el momento.

6) Impulsar el uso pertinente, pedagógico y generalizado de las nuevas y diversas tecnologías para apoyar la enseñanza, la construcción de conocimiento, el aprendizaje, la investigación y la innovación, fortaleciendo el desarrollo para la vida.

7) Construir una sociedad en paz sobre una base de equidad, inclusión, respeto a la ética y equidad de género.

8) Dar prioridad al desarrollo de la población rural a partir de la educación.

9) La importancia otorgada por el Estado a la educación se medirá por la participación del gasto educativo en el PIB y en el gasto del Gobierno, en todos sus niveles administrativos.

10) Fomentar la investigación que lleve a la generación de conocimiento en todos los niveles de la educación.

Más allá de lo grandilocuente que resulta el trabajo y la denominación del documento, estos principios orientadores a Gobierno nacional sobre el Sector Educativo, deben superar pruebas muy difíciles.

- Transformar estos principios en programas concretos de gobierno, no solo con voluntad política, sino también con presupuesto. Varios de los lineamientos son, a juicio de algunos, excesivamente generales y fácilmente acomodables a cualquier plan de gobierno, pero su concreción -que es lo realmente difícil- sigue siendo utópica. ¿Tanto dinero, tiempo, esfuerzo para enumerar principios que, a todas luces, son obvios, para cualquier gobierno colombiano, independientemente del político de turno?

- Tener la habilidad estratégica y política nacional para que el compromiso pueda superar a este gobierno y trascender al siguiente. Algo difícil por el desconocimiento de cuándo y cómo se concretará el plan, por el bajo nivel de popularidad de un gobierno desgastado, por año electoral que se avecina, y por la lamentable experiencia de los dos planes decenales anteriores que terminaron siendo un saludo a la bandera.

- Lograr convencer al país de la real necesidad de trabajar en éstas y no en otras áreas de interés para el país, y (para el caso de la educación superior), integrar este debate a los no enumerados en los principios tales como una reforma de la Ley 30, la apertura a los proveedores internacionales de educación, la problemática de financiamiento y calidad con cobertura inclusiva y la necesaria respuesta que, de la universidad, espera el mundo laboral, entre otros.

- Asegurar el real compromiso (para el caso concreto de las IES y, en general del sistema de educación superior) de todas las asociaciones, rectores y comunidad académica, pues hasta ahora muchos de ellos se enteran que estaban representados por estos actores.

La comisión está integrada por 35 expertos de alto nivel académico y profesionales de amplia trayectoria, quienes tuvieron la tarea de integrar conceptos fundamentales para enfocar el desarrollo del país a través de la educación.

Al acto de entrega del documento orientador asistieron 13 expertos, ellos son:

  • Enrique Forero, presidente del Colegio Máximo de las Academias.
  • Eduardo Aldana, miembro honorario del Consejo Superior de la Universidad de Los Andes.
  • Eduardo Posada, presidente de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC).
  • Francisco Cajiao Restrepo, rector Unicafam y ex secretario de Educación de Bogotá.
  • Rubén Darío Utria, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas.
  • Juan Camilo Jaramillo, asesor de la Rectoría de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.
  • Alfredo Sarmiento Gómez, director Misión Calidad PNUD.
  • Carlos Dueñas, asesor Educación Artística del Ministerio de Cultura.
  • Juan Daniel Oviedo, director de Planeación de la Universidad del Rosario.
  • María Figueroa, decana de la Facultad de Educación de la Universidad Externado de Colombia.
  • Antonio Sánchez Mateos, director de la Corporación Educativa Centro Laubach de Educación Popular Básica de Adultos (CLEBA).
  • Beatriz Suárez, asesora de la Academia Colombiana de Medicina.
  • Julián de Zubiría, director del Instituto Alberto Merani y Consultor en educación de las Naciones Unidas.

A partir de este documento orientador, la Comisión Gestora, integrada por representantes de distintos actores del sector educativo y las Secretarías de Educación, continuará en mesas de trabajo la construcción de los lineamientos estratégicos que permitirán la consolidación del Plan Nacional Decenal de Educación 2016-2026.

Ojalá el Ministerio y los intelectuales logren demostrar que el largo trabajo que vienen haciendo, y millonaria inversión en talleres, desplamientos, viáticos oficiales y documentos, van más allá de la necesidad de hacer esto "por la costumbre", y que el país académico realmente está convencido de la necesidad de empeñarse en este objetivo.