A través de jueces buscan tumbar elección de rector de Uniatlántico

Nov 10/17 La Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia ordenó a un juez de Barranquilla revisar la tutela que había permitido la participación del representante del sector productivo en el Consejo Superior de la Universidad del Atlántico, César Lorduy, que le permitió votar en la elección de Carlos Prasca como rector, y cuyo voto fue el definitivo para la designación.

La demanda había sido interpuesta por el representante de los docentes, Roberto Figueroa, quien en compañía del representante estudiantil, Johnatan Camargo, se han opuesto a esta elección.

La decisión concede los derechos fundamentales invocados por Figueroa Molina y le ordena al Juez Noveno de Familia de Oralidad de Barranquilla, evaluar los aspectos motivos de la acción y, con base en ello, adoptar en un lapso de cinco días a partir de la notificación una nueva terminación al respecto.

Lorduy, quien actualmente hace campaña política por Cambio Radical y espera llegar a la Cámara de Representantes, había sido cuestionado porque su elección no obedecía a una real representación de todo el sector productivo, pero la justicia aceptó su participación en el Consejo Superior, tras una tutela de Lorduy contra los otros miembros del Consejo Superior.

La tutela inicialmente presentada por Figueroa y que el Juzgado no le concedió, fue impugadna por éste al considerar que se le ejercició su derecho de contradicción.

Rectoría es legítima

Prasca aclara que la actuación de Figueroa es contra el juez y no contra la Universidad o el Consejo Superior, con lo que su presencia en la rectoría "así los enemigos no lo quieran, sigue firme" (ver declaraciones del rector)