Las conexiones políticas de los candidatos a rector en la Distrital

Nov 13/17 Si no se cae la elección de rector en la Universidad Distrital, demandada por posibles vicios de procedimiento, cualquiera de los seis aspirantes que finalmente estarán en la baraja del Consejo Superior tienen vínculos de carácter político y partidista, según un análisis del protal La Silla Vacía, que El Observatorio reproduce.

Cercanías y vínculos con los políticos Samuel Arrieta, Antonio Caicedo, y movimientos como Unión Patriótica, Partido Comunista, Marcha Patriótica y Polo Democrático, pintan el escenario. Sólo uno de los candidatos viene de fuera de la Universidad.

El siguiente es el análisis del periodista Carlos Hernández:

En menos de 20 días, si nada cambia, se debe posesionar el nuevo rector de la Universidad Distrital, una institución que a pesar de manejar un presupuesto de 290 mil millones de pesos anuales no tiene rector en propiedad desde 2013.

Esa decisión es importante porque además de terminar con encargos de cuatro años, el ganador quedará al frente de la ampliación de la sede de la Universidad en Ciudad Bolívar (una obra que contrató la Alcaldía de esa localidad por 35 mil millones de pesos). Políticamente, también está en juego si llegan al poder las nuevas generaciones de los grupos que lideró hasta la década pasada el exsenador del PIN Samuel Arrieta, hoy asesor legislativo del alcalde Enrique Peñalosa y quien dice estar alejado de la Distrital.

Hay seis candidatos, y después de una consulta en la que ganó el voto en blanco (tal y como ocurrió el año pasado en otro intento por elegir rector, y sin que fuera suficiente para obligar a repetir el proceso), ahora sólo les queda una entrevista ante el Consejo Superior (que preside María Victoria Angulo, la secretaria de Educación de Peñalosa).

La vez pasada el proceso fue declarado desierto, en buena medida, porque eran tan evidentes los vínculos de los candidatos con los grupos políticos herederos de Arrieta, que la mayoría del Consejo Superior, incluyendo la Secretaria de Educación, votó en blanco.

La Silla Cachaca habló con seis fuentes (un contratista, dos profesores, un exasesor y dos exsecretarios generales que conocen a la Distrital por dentro) y constató que aunque esta vez los lazos de los candidatos no son tan fuertes con esos grupos, algunos sí mantienen vasos comunicantes. Y no sólo con estos, sino con sectores de izquierda y moderados que tradicionalmente han estado en la Universidad.

 

1) Wilman Navarro

Este ingeniero de sistemas que hizo su pregrado en Ucrania es profesor de la Distrital desde hace 20 años. Hasta hace tres meses fue contralor local en Suba, cargo al que, como el mismo lo contó, llegó con el respaldo político del concejal verde Edward Arias.

También ha sido cercano a Hosman Martínez, ahijado político de Samuel Arrieta. Su hermano David Navarro, de hecho, fue el candidato de Hosman a la Rectoría en 2010.

Un profesor que conoce los movimientos internos de la Distrital nos dijo que a Navarro lo relacionan con Quantum, un grupo que encabeza el profesor José Lizcano (amigo de Hosman Martínez, líder del sindicato de profesores Siprud y que se quemó como candidato a la Rectoría el año pasado).

Una fuente de Quantum nos dijo que este grupo no está unido esta vez para la elección de rector, y que sus integrantes se repartieron sobre todo entre el apoyo a Navarro y a Ricardo Lambuley.

En la consulta ganó entre los egresados y administrativos.

 

2) Ricardo García Duarte

Es el único aspirante que ya fue rector, entre 2003 y 2006, y hace parte de un grupo de profesores conocido como Cuide (Comunidad Universitaria de Integración Democrática), creado en 2003 como contrapeso a líderes políticos tradicionales de la Distrital como los exsenadores Samuel Arrieta (PIN) y Antonio Caicedo (Convergencia Ciudadana).

Al Cuide también pertenece el actual rector (e), Carlos Javier Mosquera, y, entre otros, Omer Calderón, expresidente de la Unión Patriótica que también fue candidato en este proceso pero se quedó en el camino. Calderón y otros profesores del Partido Comunista, según se constató en una cadena de whatsapp que pusieron a circular, han impulsado la candidatura de García.

Pero no toda la izquierda está con él, ya que otros sectores apoyan a María Eugenia Calderón (siguiente perfil), y otros como la Organización Colombiana de Estudiantes, cercana al sector del Polo del senador Jorge Robledo, no respalda a ninguno y de hecho, según nos dijo un líder estudiantil de este grupo, consideran que García es un representante de las políticas, para ellos perjudiciales, del presidente Juan Manuel Santos y de Peñalosa.

La Rectoría de éste, que es abogado de la Nacional, es recordada porque llegó con el respaldo del entonces Alcalde, Antanas Mockus, y de sectores de izquierda de la universidad; y luego porque se metió a arreglar el lío pensional de la Distrital (empleados y profesores con dobles pensiones, entre otros) y en medio de las tensiones terminó tres meses con prisión domiciliaria en medio de una investigación por presunta corrupción que la Fiscalía precluyó.

García quedó de segundo en la consulta, de primero en la entrevista inicial y la prueba ante el CS, y de quinto en la evaluación de hoja de vida.

 

3) María Eugenia Calderón

Es la candidata más cercana al movimiento de la llamada Constituyente Universitaria, con el que grupos de profesores, administrativos y sobre todo estudiantes de la FEU (organización donde tienen asiento el Partido Comunista y Marcha Patriótica, por ejemplo) impulsan una reforma a los estatutos desde 2015 que aún no termina de ser discutida. Ella tradicionalmente ha participado en los procesos que buscan reformas estatutarias y académicas en la Distrital.

Esta ingeniera química de la Nacional fue la más votada en la consulta (después del voto en blanco), gracias al respaldo de los estudiantes. (El representante de ellos ante el CS, Abraham Rivera, de Marcha Patriótica, también hace parte de la Constituyente).

En el fallido proceso para escoger rector el año pasado, Calderón promovió el voto en blanco, ya que la Constituyente consideraba que antes de volver a escoger a alguien se debía cambiar el mecanismo para hacerlo y darle más peso al voto de la comunidad que al CS.

De la Constituyente, de hecho, nació el paro que congeló las clases en el primer semestre de 2016, precisamente porque se abrió un proceso para escoger rector sin haber aprobado nuevos estatutos.

Ahora Calderón es candidata sin que el mecanismo haya cambiado sustancialmente, al menos en el sentido que ellos proponen.

Su desempeño hasta ahora ha sido de los más altos, ya que además de ganar la consulta, quedó de tercera en las pruebas y en la entrevista ante el CS, y de cuarta en la evaluación de hojas de vida.

 

4) Édgar Ricardo Lambuley

Este licenciado en Educación Artística de la Corporación Universitaria CENDA es profesor de la Distrital desde 1994.

Ha sido representante de los profesores en el Consejo Superior, decano de la Facultad de Artes y fue la mano derecha, como vicerrector Académico, de Carlos Ossa Escobar (que llegó a la Rectoría en 2007 después de quemarse como candidato del Polo al Senado y de una larga trayectoria como político liberal).

Una profesor que conoce las movidas políticas en la Distrital nos dijo que Lambuley hace parte de Quantum, el grupo que encabeza el profesor José Lizcano, además que es del Siprud, el sindicato que creó Lizcano.

Una fuente de Quantum, por su parte, nos dijo que no es tanto que Lambuley sea parte del grupo, sino que buena parte sí lo ve como un buen candidato.

Fue el mejor puntuado en hoja de vida y quedó de segundo en la consulta.

 

5) Víctor Manuel Gélvez

Es el único candidato que no trabaja en la Distrital. Es un ingeniero de alimentos que trabaja como docente en la Universidad de Pamplona (Norte de Santander), donde el año pasado fue candidato a la Rectoría.

Durante el proceso, según comentaron un profesor y un contratista de alto nivel, ha hecho carrera la versión de que tenía el guiño de la secretaria de Educación y presidenta del Consejo Superior, María Victoria Angulo, por dos razones: primero, porque es de afuera y eso evitaría su conexión con los grupos de interés de la Distrital; y segundo, porque ella lo habría conocido cuando trabajó como directora de Fomento de la Educación Superior en el Ministerio de Educación entre 2004 y 2011, y él, en 2006, fue elegido para hacer parte de la Comisión Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior Conaces, un grupo de académicos que trabaja de la mano de ese Ministerio en la evaluación de programas universitarios.

Angulo, sin embargo, dice que apenas conoció a Gélvez en la entrevista que le hizo el Consejo Superior hace unas semanas.

Él, en todo caso, ya dio un primer golpe de opinión ante el CS, que en las primera prueba de competencias y entrevista que le hizo le dio un puntaje que lo ubicó en segundo lugar. También quedó de segundo en la evaluación de hoja de vida. Pero como es tan poco conocido, quedó de último en la consulta.

 

6) Borys Bustamante

Este filósofo de la Nacional es, de acuerdo con las fuentes, el que menos respaldo tiene entre los grupos de la Universidad. Fue cercano al exsenador Antonio Caicedo, líder del sindicato Ajubilud, que tradicionalmente es el que más ha peleado por mantener privilegios pensionales que se han ido desmontando.

Ha sido decano y fue rector encargado durante la Rectoría de Inocencio Bahamón (2010-2013), declarado amigo de Samuel Arrieta sancionado el año pasado por irregularidades en su administración.

Con 558 votos en la consulta, Bustamante quedó de penúltimo, aunque en la evaluación de hoja de vida quedó segundo.