¿Deben o no las IES permitir proselitismo en su interior?

Feb 8/18 La noticia de que las directivas de la U. Externado de Colombia prohibieron al candidato Humberto de La Calle Lombana ingresar a sus instalaciones a debatir con estudiantes, ha llamado la atención porque, se supone, esa Universidad es liberal en el sentido extenso de la palabra (libertad plena) y prohibir iría en contra de su filosofía; y por otro lado, porque se reaviva la discusión sobre si las universidades deben incentivar o no estos espacios de carácter proselitista.

Vale recordar que, en 2015, la entonces ministra Gina Parody, emitió una circular en la que advirtió que cualquier IES "que permita o no evite actos proselitistas será investigada y sancionada".

¿Ideología conveniente?

Según la rectoría de la Universidad Externado de Colombia, a cargo del exmagistrado y abogado consejero del actual gobierno Santos en temas de paz y coautor intelectual de la polémica Justicia Especial para la Paz, Juan Carlos Henao, el consejo directivo de esa universidad, ha decidido no permitir la presencia de ningún candidato dentro de la Institución.

Esta ha sido la sorpresa, porque misional e históricamente la Universidad señala que "su actividad se desarrolla dentro de una filosofía pluralista, abierta a todas las corrientes del pensamiento, ajena al dogmatismo y respetuosa de todos los credos religiosos e ideologías políticas. La Universidad promueve la tolerancia como fórmula para alcanzar la paz y el progreso dentro de la heterogeneidad, acoge a estudiantes de todas las regiones del país y considera a la diversidad como una de sus mayores riquezas".

Por otro lado, algunos sugieren que podría haber un conflicto de intereses porque uno de los miembros del Consejo Directivo es Roberto Hinestrosa Rey, hijo del fallecido rector Fernando Hinestrosa, actual decano de Finanzas Gobierno y Relaciones Internacionales de la misma IES y, a su vez, concejal de Bogotá, ideológicamente alineado con al partido Cambio Radical, afecto al candidato presidencial Germán Vargas Lleras, rival de Humberto de La Calle Lombana en la carrera por la presidencia.

IES sí pueden hacer debates con aspirantes a cargos de elección pública

Según al circular de Mineducación, de septiembre de 2015, lo que no pueden hacer, y por lo que serían investigadas y sancionadas las IES, es permitir que se permita o promueva en sus instalaciones el constreñimiento al elector, manipulación o fraude al elector y corrupción al sufragante.

El siguiente es el texto del comunicado del Ministerio, del cual no se volvió a hablar, y tampoco se ha emitido alguna en sentido contrario:

El Ministerio de Educación se permite informar a todas las institución de Educación Superior (IES), que dichos espacios académicos no pueden ser utilizados para actos de proselitismo electoral. Estas instituciones son espacios académicos únicamente dedicados a la educación, la investigación y la enseñanza.

Las IES públicas y privadas están al servicio de la educación y no de campañas políticas, tal como se establece en las leyes 30 de 1992 y 1740 de 2014.

Cabe resaltar que son objetivos de la educación superior y de sus instituciones, entre otros:

1. Profundizar en la formación integral de los colombianos, capacitándolos para cumplir las funciones profesionales, investigativas y de servicio social que requiere el país.
2. Trabajar por la creación, el desarrollo y la transmisión del conocimiento en todas sus formas y expresiones.
3. Prestar a la comunidad un servicio con calidad, el cual hace referencia a los resultados académicos, a los medios y procesos empleados, a la infraestructura institucional en que se desarrolla cada institución.
4. Ser factor de desarrollo científico y cultural.
5. Contribuir al desarrollo de los niveles educativos.
6. Promover la formación y consolidación de comunidades académicas.

Cualquier universidad, institución de educación superior, o directivo, de estas instituciones sean públicas o privadas, que permita o no evite actos proselitistas será investigada y sancionada por el Ministerio de Educación y por las autoridades competentes.

De acuerdo a la ley, todas las instituciones de Educación Superior están obligadas a ejecutar o evitar cualquier acción que viole la constitución o la ley. El proselitismo en dichas instituciones puede constituir delitos como: Constreñimiento al elector, manipulación o fraude al elector y corrupción al sufragante.

Además, pueden ser objeto de faltas administrativas de acuerdo a la ley 1740 del 23 de diciembre de 2014, como investigaciones y sanciones hasta por 1.000 SMMLV a las IES; multas hasta por 500 SMMLV para los directivos e incluso separación del cargo e inhabilidad por 10 años para ejercer cargos o contratar con instituciones de educación.

Así mismo, en el artículo 38 de la Ley 996 de 2005, Ley de Garantías, prohíbe la utilización de inmuebles o bienes muebles de carácter público para actividades proselitistas, facilitar el alojamiento, y el transporte de electores y/o de candidatos a cargos de elección popular.

Al respecto de las campañas políticas, las instituciones de educación superior y la academia en general pueden promover debates y foros de carácter académico con los diferentes candidatos a los cargos de elección popular, para que se conozcan sus hojas de vida, proyectos y programas.