¿Es válida la huelga que afecta la educación superior si ésta es un servicio público esencial?

Feb 10/18 La Universidad Cooperativa de Colombia, en su sede de Neiva, espera que los jueces respondan que no, para poder superar la huelga que enfrenta con el sindicato de esa IES en el Huila, conformado por docentes y administrativos.

Los manifestantes dicen que la Universidad los persigue por solicitar mejores condiciones, al tiempo que tiene altos precios de matrícula. La Universidad, que está funcionando normalmente en todas sus sedes, menos en Neiva, dice que ha hecho todo lo posible por buscar una solución y defender los derechos a la educación  al trabajo.

Estas son las dos posiciones de una situación que tiene a los estudiantes sin clases hace una semana.

Lo que pide el sindicato (tomado del diario La Nación)

El sindicato de la UCC alega que el problema que están padeciendo no es de ahora, la situación viene desde el año 2013 cuando nació la organización sindical.

Hoy el sindicato dice que está luchando por tres puntos concretos: Uno es que la Universidad Cooperativa tiene más de 25 años en el Huila y su sede principal en Medellín, pero al departamento no le ha retribuido en nada.

“Aquello que en su momento nos decían de universidad de garaje, hoy no ha cambiado, seguimos funcionado en la misma calle 11 sin una sede propia. Se dijo y se prometió en su momento que en el Club Los Andaquies se iba a construir el campus universitario y a la fecha no ha sucedido, al contrario el lote está en venta”, señaló el vicepresidente del sindicato de la UCC, Elber Mauricio Sandoval Cumbe.

El segundo punto que alega el sindicato es el precio de las matrículas, según los directivos, la universidad se está quedando sin estudiantes porque los precios son muy elevados en comparación con los otros centros de estudio que hay en la ciudad y que están en el mismo nivel.

“Si usted revisa los costos educativos de las carreras universitarias,en las privadas acá en Neiva, las más costosas son las de la Cooperativa. A nivel nacional la facultad de Derecho tiene el crédito más caro en más de diez sedes. Mientras aquí un crédito, que es el equivalente a una materia, vale $207.000, en ciudades como Cali, Bucaramanga, los costos son mucho más bajos siendo la misma universidad”, resaltó Sandoval Cumbe.

El tercer punto son los despidos masivos que se han venido presentando, según el sindicato, de unos 300 empleados que eran en el año 2013, hoy sólo queda la mitad, asimismo, denunciaron que no se han contratado profesores de hora catedra.

La defensa jurídica de la Universidad (tomado de la web de la Universidad)

En entrevista con la abogada Julieta Rocha Amaya, Representante legal para asuntos laborales de la Universidad y quien ha intervenido durante toda la situación provocada por SINTRAUCC - Neiva, la Dirección Nacional de Comunicaciones le trasladó algunas de las preguntas más frecuentes realizadas por los estudiantes, profesores y personal administrativo sobre el cese parcial de actividades. Estas fueron sus respuestas. 

1. Dirección Nacional de Comunicaciones: ¿Por qué la Universidad no puede negociar hoy con el Sindicato?

Julieta Rocha Amaya: "No nos sentamos a negociar porque definitivamente el proceso que ellos han hecho es absolutamente contrario a la ley. Desconoce preceptos de orden institucional, ha violentado los derechos fundamentales de muchos. Entre ellos, trabajadores, estudiantes y menores de edad. Esto ha sido reiterado en el sindicato. 

Si nos sentamos por decisiones judiciales que ya existen, estamos habilitando todos los términos y es como volver a comenzar la conversación, para lo cual, SINTRAUCC- Neiva nos puede volver a hacer todos los ceses que están ocurriendo en este momento, y tendríamos una doble afectación en un solo semestre para los estudiantes.

Este es un tema de proteger a los estudiantes para que no se convierta en una situación repetitiva".

2. D.N.C: ¿Fue la Universidad la que se levantó de la mesa de negociación?

J.R.A: "No, no es para nada verdad que nosotros nos levantamos de la mesa de negociación. Nosotros tenemos todas las evidencias de que estuvimos en mesa los días que acordamos. De hecho, ante el Ministerio del Trabajo se radicaron todas las actas que dan fe de que nosotros estuvimos acá en Neiva atendiendo la negociación. Tenemos incluso los soportes de lo que se pagó por hoteles, tiquetes, alimentación, por el salón que se arrendó en el hotel Chicalá. Tenemos las fotos tomadas al salón donde siempre estábamos atendiendo la negociación y siempre estuvimos ahí. Ellos fueron los que el primer día se retiraron y no regresaron. Todo lo anterior está perfectamente comprobado y sustentado por la Universidad".

3.D.N.C: ¿Qué se espera de no darse una pronta negociación?

J.R.A: "Lo que esperamos si no llega a darse una negociación, es que el sindicato razone para no hacerle daño a su región, de no acabar con la Universidad Cooperativa de Colombia, una de las más importantes en esta región del país. Además de pensar en sus intereses, se debería replantear el hecho de no acabar con el futuro y las esperanzas de muchos muchachos y por eso, esperamos que ellos sean conscientes del grave error. Queremos que esto cese, ojalá por esta vía, y de no ser así, tenemos unas acciones judiciales y administrativas en curso, que, de mantenerse esta posición, será la vía por la cual se decidirá esta situación".

4. D.N.C: ¿Qué mecanismos jurídicos ha utilizado la Universidad?

J.R.A: "La próxima semana se vencen los términos que da la ley para todas las acciones de tutela que incluye una acción que nosotros instauramos y va dirigida a dos cosas específicas: Proteger el derecho a la educación y proteger el derecho al trabajo. Dentro del derecho a la educación tenemos dos aspectos, el de los estudiantes en general y el de los menores de edad en particular. Esa acción que debería darnos en principio la razón tiene por objeto que una forma como mecanismo transitorio, el juez de tutela proteja esos derechos en tanto la jurisdicción laboral decide la legalidad o no del conflicto en el que estamos. Si el juez de tutela, como esperamos que sea, pues hay precedentes judiciales que, en casos similares a este, sindicatos de instituciones de educación hicieron movimientos parecidos al que aquí tenemos, por vía tanto de tutela como de constitucionalidad, se ha definido que, al ser la educación un servicio público esencial, la huelga no es un organismo válido para los sindicatos porque prima este derecho que es de rango fundamental y es un eje central, como lo dice la constitución, de la obligaciones que el Estado tiene para con sus ciudadanos. Entonces, digamos que todas estas argumentaciones esperamos que sean de recibo del juez de tutela y nos dé la protección constitucional que nuestros trabajadores y estudiantes necesitan, dado que no es justo que, por unos pocos, se afecten a más de 3.300 trabajadores y dejen sin salario a toda la planta que presta acá servicios. No es sencillo pensar que personas que tengan hasta 3 ingresos no piensen en aquellos que tienen un salario y en la afectación tan grande hacia ellos y su familia".