Polémica en España por título de máster que la U. Rey Juan Carlos "regaló"

Abril 9/18 El rector de la universidad pública española Rey Juan Carlos, de Madrid, Javier Ramos López, reconoció que la presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, estuvo matriculada en esa IES, pero nunca realizó trabajo de grado de maestría en Derecho Autonómico, por lo que reconoció la inexistencia del título que se le dio, lo cual ha generado un escándalo en ese país y un problema de imagen para esa universidad.

Según Ramos López “no consta el acta” del máster de Cristina Cifuentes “en el servicio de posgrado”, “ni se puede confirmar que la defensa del Trabajo de Fin de Máster haya tenido lugar”.

El tribunal que evaluó el trabajo de fin de máster de Cifuentes no existió. Las tres profesoras que supuestamente se encargaron de evaluar el proyecto no mantuvieron nunca una reunión para examinarla.

La Universidad valora como una hipótesis muy posible la retirada de título, pero no como castigo ad hoc. El procedimiento está regulado por la Ley de Procedimiento Administrativo Común. La norma señala que se considerarán "nulos de pleno derecho los actos expresos o presuntos contrarios al ordenamiento jurídico por los que se adquieren facultades o derechos cuando se carezca de los requisitos esenciales para su adquisición". Es decir, obtener un título de máster sin cumplir los requisitos de haberlo cursado, que es el caso de Cristina Cifuentes. 

El propio reglamento de la universidad considera esto como una falta grave: "La utilización de medios fraudulentos, con el fin de obtener resultados no merecidos en pruebas de evaluación, que conlleven la colaboración de agentes externos". Entre las sanciones que contempla están la expulsión temporal o definitiva de la Universidad, algo que a Cifuentes no le afectaría directamente ya que no está actualmente matriculada, pero sí podría comprometer su actividad allí en caso de que quisiera cursar de nuevo un máster o iniciar el doctorado en la URJC.

Según denunció eldiario.es, Cifuentes se matriculó tres meses más tarde de terminar el último plazo oficial: el 21 de diciembre cuando las clases habían empezado el 22 de septiembre. Esto implica que no pudo asistir a ninguna de las asignaturas que se cerraron en el primer trimestre del curso. A pesar de que no estaba matriculada, Cifuentes consiguió tres sobresalientes y dos notables en esas asignaturas.

Según Cifuentes en la universidad es normal matricularse a mitad de curso, no hacer los exámenes, cambiar actas sin garantías y con procedimientos de los que no queda huella administrativa. Esto ha sido rechazado por la propia comunidad universitaria, que considera que esas declaraciones van en contra de su calidad.

La situación ha llevado a que el mismo Partido Popular, al que pertenece Cifuentes, pida la renuncia de la presidenta.

La Universidad Rey Juan Carlos es una de las IES públicas de Madrid, con cerca de 35 mil estudiantes. considerada como una de las más baratas de España y una de las más masificadas. Al mismo tiempo, una de las que menos gastan por alumno.

Vale recordar que el anterior rector, Fernando Suárez, abandonó el cargo hace un año tras demostrarse que había plagiado varios de sus artículos académicos.

Según denuncia de la Cadena Ser, en esta Universidad trabajan como profesores o como personal administrativo decenas de familiares de políticos del Partido Popular, de rectores y de altos cargos de esta institución académica madrileña; entre ellas la propia hermanda de Cristina Cifuentes.