diciembre 12, 2018 7:10 am

Información
  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

  • Educación, Calidad, información - seguimiento diario al desempeño de nuestro sistema de educación superior

Lo que el Gobierno no debe olvidar …¡Un reto para Duque en Educación!

Por:  Carlos Eduardo Rodríguez Pulido, Vocero de la Asociación de Instituciones Universitarias Públicas y Privadas- AIUP

Para información de muchos, hoy la Educación Colombiana  atraviesa tal vez la crisis más profunda de los últimos años, no sólo por la pertinencia de los procesos académicos en todas las instancias que componen el Sistema Educativo; sino también,  por las reglamentaciones y disposiciones que tratan de acomodar el rompecabezas que alguna vez el espíritu del legislador pretendió establecer. La subjetividad, el desconocimiento, las tendencias, los modelos de otros muy diferentes a lo nuestro y los Rankin’s llevaron a la imposición de arbitrariedades a la verdadera función social de la  educación y de los establecimientos  educativos  en nuestro país.

Las constantes reformas  por parte del ente rector,  MEN y de sus funcionarios  han dejado como consecuencia la crisis financiera, y el permanente incumplimiento a estándares inalcanzables, distantes  de cualquier coherencia frente a las realidades del sector.

En lo superior, la reforma del sistema de aseguramiento de la calidad  inconsulto a las IES, el programa “Ser Pilo Paga” que concentró los recursos en unas pocas. El cierre de fuentes de financiación al Sistema con el argumento del la acreditación voluntariamente obligatoria  y el pretender ser el país más educado, me llevan  a no olvidar el reto que asume el nuevo gobierno del presidente Duque sobre la esperanza que la institucionalidad de la educación por fin cobrará el estatus merecido y para lograrlo  es necesario no olvidar….

La modernización del Sistema Educativo en lo público y lo privado basado en  la construcción de un modelo propio de país; respaldado por el plan de desarrollo, un Plan Decenal de Educación y una política clara en la distribución de recursos por parte del Ministerio de Hacienda  que facilite el fomento de la calidad orientada a la competitividad, innovación, desarrollo tecnológico y un mayor nivel de educabilidad de la sociedad colombiana, en un ambiente incluyente y regionalizado que cierre las brechas entre las diferentes tipologías de IES y la fragmentación de las mismas.  

En este escenario por estos días se dio apertura nuevamente a la posibilidad de crédito ICETEX para estudiantes de programas en instituciones no acreditadas, sin embargo es de no  olvidar que dicha distribución  no sólo se debe dar  con una orientación a la demanda en la educación superior sino también a la oferta y para el efecto el FODESEP (Fondo para el Desarrollo de la Educación Superior) creado por ley al igual que el Icetex,  resulta ser el escenario para el fortalecimiento de la tan anhelada, reiterada y reglamentada acreditación  institucional y  de programas en las Instituciones de Educación Superior.

No olvidar que es sentir del sector,  que la Cartera de Educación se preocupe por conocer la realidad y necesidades  del mismo, en todo su contexto. Que  atienda y acerque la política pública  en un propósito de construcción  constante en el fortalecimiento de las IES sin distingo de grandeza o de posición en aptitud conciliadora con capacidad de escucha y en la balanza  de lo que es hoy el Sistema de Educación salvaguardar la equidad, la igualdad y la confianza que la autonomía universitaria siendo incluyente en todas las tipologías de IES,  será el garante del plan del nuevo gobierno en todos sus ejes  sobre la base  que la educación permea la cultura, la economía, el desarrollo,  el crecimiento y la política de nuestro país.

Por último, no olvidar que  la oposición  en su planteamiento de campaña, la educación,  fue uno de los estandartes más importantes y que seguramente estará en el radar y monitoreo; el nuevo gobierno no puede seguir promoviendo las equivocaciones  de las pasadas administraciones.  La renovación del Sistema de Educación es necesaria pero alejada de posiciones subjetivas y de modelos que no atienden la realidad de las IES y de país. La nueva Ministra y su equipo de trabajo deben asumir el reto si es voluntad del Ejecutivo poner la casa en orden en una simple lógica de propender hacia los resultados que se ha trazado el presidente Duque. Por ahora es deber del sector rodear la nueva administración y que ésta sea incluyente en una permanente construcción de armonía con el  deseo que vendrán  buenos augurios para la sociedad colombiana en el tema de educación. Amanecerá  después del 7 de agosto  y veremos.