La creatividad será la competencia más importante de un universitario

Creado en Sábado, 18 Marzo 2017

Esta semana estuvo en Colombia Franceso Ubertini (foto), rector de la milenaria Universidad de Bolonia. Andrés Franco Pinzón, director de relacionamiento de la U. del Rosario cuenta las "fórmulas del éxito" de esa Institución.

Tras casi 929 años de vida académica, el actual rector de la Universidad de Bolonia - Italia, Francesco Ubertini, expresó con orgullo que “el secreto de nuestra historia milenaria estuvo en la capacidad de renovarnos”. Hoy en día, la universidad más antigua del mundo y referente fundacional de universidades europeas y latinoamericanas, tiene un estudiantado que supera los 80.000 miembros y un promedio de 2.500 estudiantes de intercambio anuales.

Precisamente, el tema que abordó el lunes 13 de marzo en el Aula Máxima, fue pensado en los retos que depara el futuro para la educación universitaria cada vez más masiva en un mundo que se transforma: “Estamos atravesando una cuarta revolución industrial donde la transformación digital de muchos procesos es muy rápida; 65% de la juventud trabajará en campos que aún no existen, unos empleos se perderán y otros se transformarán, pero también surgirán muchos nuevos”, comentó.

Ubertini, quien se graduó como Ingeniero Civil y Doctor en Mecánica Estructural en su Universidad, considera que la clave está en entender la mentalidad de los estudiantes del presente que se han catalogado como millenials. “Son una generación que siempre está conectada”, dice, al explicar que su contexto como nativos digitales los ha convertido en una generación impaciente y sobreestimulada, por la facilidad y acceso inmediato que tienen de la información y el consumo.

“Las universidades tienen que ser astutas y capturar la atención que el estudiante destina a su celular”,  aseguró en su intervención, indicando que estas deben crear un ambiente de convivencia entre la tecnología y la curiosidad, para que los estudiantes encuentren estímulos en el gran océano de información que se creó en la Internet.

De igual manera, Ubertini enlistó los tres aspectos que considera imperantes para la formación académica en una educación universitaria del mañana:

Competencias. Las competencias que necesitarán los estudiantes del futuro serán la resolución de problemas, interculturalidad, emprendimiento, pensamiento computacional y experiencias en el exterior. También será cada vez más valiosa la formación que no apunte hacia una especialización estrecha, sino a la inducción en campos transversales e interdisciplinares para enriquecer la formación del alumno.

Modalidades didácticas. “Creo que la relación entre estudiante y docente prevalecerá”, indicó al explicar que la tecnología no necesariamente reemplazará la docencia sino que, al contrario, brindará herramientas y ahorrará tiempo y espacios para que los profesores puedan mejorar su interacción y acompañamiento con aulas de clases que cada vez tendrán más alumnos.

Valores. “En un país sano, la universidad debe servir como modelo para ciudadanos”. Ubertini fue enfático en señalar que el aprendizaje tiene una dimensión social y colectiva, en la cual el estudiante debe tener claro que debe ejercer su profesión con conciencia de cómo puede aportar a una comunidad. Aseguró que en la Universidad de Bolonia se ha trabajado para que el universitario salga con un pasaporte para ser ciudadano en cualquier lugar del mundo.

La importancia de estos factores es tal que ya se tiene programado para el año 2021 una nueva firma de la Carta Magna Universitaria, a la que actualmente se encuentran adscritas más de 800 universidades del mundo, entre las que figura el Rosario. La nueva Carta buscará incluir temas como el respeto a la diversidad y el rol social de los estudiantes.

Tomado de Periódico Nova Et Vetera