Cuestionan inversión y programas de la U. Nacional en el Cesar

Creado en Miércoles, 01 Noviembre 2017

El columnista del Diario El Pilón de Valledupar, Aquilino Cotes Zuleta, cuestiona los pronunciamientos del rector de la Universidad Nacional de Colombia, Ignacio Mantilla, sobre la nueva sede en La Paz, así como las inversiones y programas  que se desarrollarán.

Muchos creen que el próximo año comenzaría a funcionar –en pleno- la sede caribe de la Universidad Nacional cerca de los municipios de La Paz y Valledupar. La construcción, aún en obra negra lleva tres administraciones departamentales y una inversión que supera los 50 mil millones de pesos.

Para mis consejeros periodísticos Tío Chiro y Tío Nan, el rector de las UN, Ignacio Mantilla, no ha sido claro ni mucho menos sincero con los cesarenses, porque sus declaraciones para la apertura de este centro regional universitario distan mucho de la realidad tangible.

Confunden sus declaraciones, porque en un principio habló hasta de la puesta en marcha de una facultad de salud en la que se podría ofertar la carrera de medicina. Dijo: “Por primera vez en 150 años –fuera de Bogotá- en el área de salud, vamos a ofertar la carrera de medicina en la sede de

La Paz; adicionalmente, tendremos Odontología, Nutrición y Dietética, Farmacia, Terapia y eso se complementará con Química Farmaceuta, Ciencias Básicas y unos programas de postgrados que serán por cohortes de acuerdo con las demandas”.

Contrastan esas declaraciones con lo que últimamente el mismo rector ha manifestado en cuanto a la verdadera oferta académica que pondría en marcha la UN y como lo corroboró de manera vehemente el otro día por una emisora de Valledupar (Maravilla Stereo) el exdiputado Eduardo Esquivel, quien señaló que los muchachos del Cesar y La Guajira podrán pagar matrículas hasta de $60 mil por semestre.

Semejantes declaraciones hacen recordar a los más grandes demagogos políticos del mundo, quienes por aprovechar coyunturas políticas ofrecían a sus electores pavimentar los ríos.

El pasado 25 de octubre la emisora Caracol informó que ‘Mediante el acuerdo 250 el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia, aprobó, de manera histórica, por unanimidad la creación de la nueva sede de este claustro educativo que estará ubicado en el municipio de La Paz, en el departamento del Cesar. El gobernador Francisco Ovalle Angarita calificó este hecho como “día histórico” para la educación del Cesar’.

Seguidamente, Caracol dijo que “el rector también afirmó que actualmente tienen 70 programas para ofrecer a los universitarios, inicialmente en enero la Universidad comenzará con preuniversitarios y se ofrecerán carreras afines a las áreas de la salud. En cuanto a los docentes que van a requerir afirmó que se abrirá concurso para escogerlos”.

Aquí es donde mis consejeros periodísticos discrepan con el rector Mantilla y le piden que aclare si es que vale la pena invertir más de $50 mil millones en una sede universitaria para ofertar programas técnicos, cursos, diplomados, seminarios, talleres de formación, preuniversitarios o para ofertar especializaciones y maestrías (postgrados) a 6 y 10 millones de pesos por semestre.

Porque la UN está en la región hace 30 años y en convenio con otras universidades de la región ha graduado a cientos de especialistas y magísteres.

Lo increíble es que muchos incautos dan por hecho que la UN sede La Paz funcionará el próximo semestre con mil o más estudiantes de pregrado, cuando eso es totalmente falso, no ofertaran carreras porque aún la obra está inconclusa y el organigrama de esta sede todavía está en paños tibio; además, los recursos para su funcionamiento están en veremos.

Necesitamos respuestas respetadísimo señor rector Mantilla, porque ya estamos bastante grandecitos. Igual, le pedimos al gobernador Francisco Ovalle Angarita que reclame hacer parte del Consejo Superior Universitario de la sede de la UN de La Paz. Hasta la próxima semana.