Comunidad académica y científica debe intervenir en soluciones a tema Colciencias

Creado en Lunes, 29 Enero 2018

Oscar García es el profesor de la Universidad del Magdalena y representante de la comunidad académica en el CESU, e invita a académicos e investigadores a participar frente a la crisis de Colciencias.

Independientemente de las consecuencias que puedan y deban traer las afirmaciones que a través de los medios de comunicación, la comunidad científica del país conoce del manejo directivo y  administrativo de uno de los organismos cuya función primordial es liderar los temas de cualificación del capital humano y el facilitamiento de la labor investigativa, es claro, que desde hace algún tiempo dicho liderazgo por el contrario se ha venido a menos y definitivamente la investigación en muchos frentes como elemento de desarrollo para una nación, en la agenda de nuestro país no ocupa el lugar que le corresponde. 

Muestra de lo anterior se refleja en la lucha que el año pasado la comunidad debió dar para "arañar" algún recurso adicional del presupuesto destinado a la entidad con el ánimno de que ésta pueda cumplir para el 2018 por lo menos con los compromisos ya adquiridos por ella, situación que es consecuencia del constante cambio de dirección de la entidad que no ha permitido en el mediano y largo plazo desarrollar estrategias de fondo que posibiliten el cumplimiento de su función misional, aunado a una visión del organismo de tipo político y no científico como debe ser. 

Es claro que frente a lo que está sucediendo, la comunidad científica del país considera es necesario intervenir con soluciones estructurales a Colciencias si verdaderamente se considera que la investigación es un eje primordial de desarrollo de toda sociedad, pues de continuar del mismo modo, no debe sorprender que muchos de nuestros científicos más importantes terminen realizando sus investigaciones financiados por otros países donde su actividad y resultados es mucho más valorada. 

Como comunidad científica estamos dispuestos a generar procesos de reflexión que aborden el tema de manera profunda y por supuesto aportar posibles soluciones que hagan del ejercicio investigativo y sus resultados, como ya hay evidencia de ello, una actividad que le agregue valor al desarrollo del país. En este sentido, se han escuchado propuestas y se ha vuelto a colocar sobre la mesa (pues no es un tema nuevo) la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología que le daría un status importante en la agenda al tema investigativo, pero se considera debe ser profundamente estudiado, con el fin de no estar  ampliando el campo de acción de la "enfermedad" y no logrando la verdadera "cura". 

De otra parte, si bien es cierto, ejerzo al interior del CESU una representación de la comunidad académica del país, no soy ajeno a los temas que alrededor de las politicas de la educación superior al interior del organismo se tratan, en este sentido, es necesario y de manera urgente un trabajo que verdaderamente posibilite la construcción de un sistema de educación superior donde todos sus actores hablen el mismo idioma y sus objetivos no sean otros que proponder por una educación superior sostenible y de calidad. 

Lo que lleva necesariamente a tocar temas relacionados con la financiación de la universidad pública del país y con actores del sistema de calidad como CONACES y CNA por ejemplo, donde si lo consideran necesario podríamos ir profundizando.