Procuraduría desestima denuncias sobre presuntos sobrecostos en U. Distrital

Julio 10/19 La Procuraduría General validó la actuación de la U. Distrital y enterró las denuncias del concejal de Bogotá, Rubén Torrado (Partido de la U), de una supuesta irregularidad en la compra de unas sillas.

Según el cabildante, la Universidad había incurrido en sobre-costos en la adquisición de sillas que fueron compradas para los laboratorios de la sede Bosa El Porvenir, por un valor unitario de $ 1.500.000 pesos; cuyo costo real, según él, es de $ 370.000 pesos en el mercado.

La Universidad confirmó que mediante el Auto del 31 de mayo de este año, el procurador delegado para la Vigilancia Administrativa y Judicial ordenó archivar definitivamente las diligencias disciplinarias de este caso.

De acuerdo con el organismo de control disciplinario, no hubo irregularidad alguna en el proceso contractual. Los precios efectivamente pagados por las 25 sillas fueron los vigentes en el mercado.

Vale la pena aclarar que estas sillas hacen parte de mobiliario especializado para laboratorios de alto nivel, destinado a la docencia y que fueran adquirido comercialmente en Alemania.