CESU cambia los lineamientos de acreditación y el concepto de calidad

Agosto 11/18 El Consejo Nacional de Educación, apurado por el Viceministerio de Educación Superior (aún en cabeza de Natalia Ruiz) aprobó el pasado jueves el acuerdo por el cual se actualizan los lineamientos para la acreditación de alta calidad institucional y de programas de pregrado, y especialmente se modifica el concepto de acreditación multicampus y se incorpora el de acreditación por sede.

La acreditación institucional por sede, será para aquellas IES cuya oferta de programas está concentrada en una única sede o municipio o las que estando en diversas regiones geográficas, deciden voluntariamente buscar la acreditación para una o varias de sus sedes, de forma independiente. En cambio, la acreditación multicampus se refiere al proceso para las IES que estando en diversos lugares geográficos “mantienen elementos comues y funcionan como un todo integrado”.

Para esto se incorpora el concepto de municipios de categoría especial  (Ley 1551 de 2012) y el de plan de regionalización.

El requisito que había de tener el 40% de los programas acreditables acreditados, que empezaba en 2019, se corrió hasta 2.020. Se mantiene el porcentaje del 25.

También se pasa de hablar de factores a condiciones de calidad. Desaparecen, como tal, los de procesos académicos, y los de visibilidad nacional e internacional, y en cambio crean las condiciones de Gobierno institucional y los de planeación y mejoramiento de la calidad.

Algunos otros aspectos llamativos son, por ejemplo, la desaparición del principio de Universalidad que estuvo vigente durante los más de 20 años de los lineamientos iniciales, el seguimiento a las recomendaciones de la OECD para “introducir un sistema de aseguramiento de calidad más estricto e integrado”. Así mismo, la acreditación será de 6 ó 9 años.

Cambio en el concepto de calidad

Según los lineamientos iniciales, la calidad en educación superior hacía referencia “a la síntesis de características que permiten reconocer un programa académico específico o una institución de determinado tipo y hacer un juicio sobre la distancia relativa entre el modo como en esa institución o en ese programa académico se presta dicho servicio y el óptimo que corresponde a su naturaleza”.

Con los nuevos lineamientos, se habla de calidad como “la síntesis de condiciones que, teniendo en cuenta la identidad institucional, permiten evaluar, en un tiempo determinado, cómo las instituciones y los programas logran los resultados de aprendizaje de los estudiantes y contribuyen con el desarrollo de los territorios y el país”.

Clic para leer el Acuerdo 011 del Cesu 2018