El Observatorio de la Universidad Colombiana




Acciones que deben hacer las IES para apoyar la consolidación de la paz

Nov 10/20 Tras la firma del Acuerdo de Paz, Unisimón realizó un foro sobre el compromiso de las IES, y ahora presenta el libro.

Se trata de las reflexiones de los rectores José Consuegra, de la Universidad Simón Bolívar; Harold Castilla, de la Corporación Universitaria Minuto de Dios (Uniminuto); Maritza Rondón, de la Universidad Cooperativa de Colombia; y Jairo Torres, de la Universidad de Córdoba, y presidente del SUE; más los aportes del rector de la UNAD, Jaime Alberto Leal.

El libro con las reflexiones, y cuyo texto editado por Unisimón se puede descargar aquí, salió de la conferencia, en 2018, se realizó por parte de la Asociación Internacional de Sociología, en un pánel titulado “Inclusión y excelencia en la educación superior del post-conflicto en Colombia: Visiones desde el liderazgo”, coordinado por Walter R. Allen, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y Patricia Martínez Barrios, por la Universidad Simón Bolívar.

Las IES partícipes, sumadas, representan el 25 % de la matrícula nacional y por su amplia presencia han vivido de cerca la realidad del conflicto de un país en el que, tras la firma del acuerdo, se calcula en más de 3 millones de colombianos que, con formación secundaria, no han podido acceder a la educación superior.

En Colombia, las regiones periféricas tienen menores coberturas no solamente de educación superior sino desde la educación básica pasando por la media, y ha sido allí especialmente en donde se concentró el conflicto.

Esta es una de las situaciones a las que se enfrentan las IES que, en voz de sus rectores, también tienen que superar obstáculos como:

  • El sistema de educación superior centralizado es el sector público más centralizado. “Todos los rectores vivimos a diario el hecho de que para que sea aprobado el más mínimo trámite, tenemos que
    viajar a Bogotá y hacer gastos inmensos para lograr aprobaciones. Incluso quienes las determinan son funcionarios que no conocen las regiones sobre las cuales están tomando las decisiones, y generalmente lo único que tienen es la realidad de su entorno, por lo que no pueden juzgar adecuadamente la pertinencia de los proyectos que se presentan en las diferentes regiones”, señaló el rector de Unisimón y miembro del CESU.
  • Cuatro universidades de este país: la Nacional, la de Antioquia, la del Valle y la UIS,reciben el 49,4 % del presupuesto nacional para Educación Superior Pública, lo cual genera un desequilibrio.
  • El financiamiento del Estado, decía en 2018, el rector de Unicórdoba, amenazaba con la desaparición de la universidad pública. Habría que ver su opinión hoy, tras los recursos por el acuerdo con estudiantes y profesores de diciembre de 2018.
  • La virtualidad es una estrategia fundamental y clave, pero también se requiere una capacidad instalada desde el punto de vista tecnológico.
  • Es claro que el sector de la educación superior está llamado, junto a las autoridades gubernamentales de Colombia y cada uno de sus actores, a jugar un papel crucial en la ruta de convertir a nuestro país en una sociedad de post-conflicto.
Compartir en redes