Alianzas en Antioquia ayudan a romper barreras educativas

El diario El Mundo, de Medellín, evalúa la conveniencia y necesidad de alianzas como la de la Corporación para el fomento de la educación superior, como una herramienta clave para favorecer la regionalización educativa.

La apertura a las alcaldías municipales y a otros socios es la mejor posibilidad que tiene esta Corporación para garantizar sucrecimiento, fortalecimiento y permanencia como proyecto que puede trascenderel interés temporal de los gobiernos que la han creado.

Con la apertura de la convocatoria para seleccionar el próximo junio a 1.500 becarios para 122 programas ofrecidos por doce instituciones de educación superior con sucursales en las subregiones antioqueñas diferentes al Valle de Aburrá, se cumplió la presentación pública de la Corporación Fomento para la EducaciónSuperior, un proyecto de la Alianza Medellín Antioquia que ejecutan la Fundación EPM, la Gobernación de Antioquia y el Idea, y que complementa elsignificativo impacto del fondo EPM y los programas de becas para educaciónsuperior del presupuesto participativo en el Valle de Aburrá.

La naciente Corporación, instituida por ordenanza de la Asamblea de Antioquia, nace con aportes de sus gestores públicos por $71.000millones. Ella está abierta para que nuevos asociados contribuyan al propósito de ofrecer financiamiento mediante créditos condonables a parte de los 23.000 bachilleres que cada año se gradúan en las subregiones antioqueñas. La apertura a las alcaldías municipales y a otros socios es la mejor posibilidad que tieneesta Corporación para garantizar su crecimiento, fortalecimiento y permanenciacomo proyecto que puede trascender el interés temporal de los gobiernos que lahan creado.

El paso que hoy se da, y que busca que en diciembre de2015 haya nueve mil estudiantes becados en las subregiones, es significativopara consolidar los procesos de regionalización de la educación superior en Antioquia, afianzados gracias a la tenacidad de instituciones educativas públicas, como la Universidad de Antioquia o el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, o privadas, como las universidades católicas de Oriente o del Norte,entre otras. La evidencia de los 122 programas de educación superior que hoy ofrecen las instituciones participantes de este programa de becas certifica y agradece a los pioneros que hace treinta años dieron los primeros pasos de la educación a distancia en el departamento y a quienes, como la Universidad deAntioquia, han insistido en la regionalización de programas y en la construcción de sedes regionales con pretensiones de calidad e investigación comparables a las de la sede central.

La autopista de la equidad, lo reconocen sus ideólogos, tiene dos carriles que se complementan entre sí. El del empleo, al que acceden las personas con mayor preparación académica, y el de las oportunidades de acceso a la educación, la básica como oportunidad mínima para integrarse a la sociedad, y la superior como camino al desarrollo personal y económico, pero también parael desarrollo de los territorios donde habitan los técnicos, tecnólogos y profesionales. Dadas la existencia de programas e instituciones con vocación regional y la esperanza por las posibilidades que los alumnos de las subregiones van a tener para acceder a la universidad virtual de Medellín, el reto es crear las condiciones para que los habitantes de las subregiones puedan efectivamente acceder a los programas de educación superior que les ofrecen, lo que significa superar las barreras de la calidaden su educación básica y media, y alcanzar mecanismos que como este financian matrículas y manutención.

El factor económico constituye una fuerte barrera paralos estudios de educación superior. Una entidad casi sexagenaria, como el Icetex, que tiene cobertura nacional, apenas ofrecerá treinta mil créditos parael segundo semestre de 2014, la mayoría de ellos con obligación de pago al finalizarlos estudios, y con tasas de interés cercanas a las del sistema financiero, lo que las hace casi nugatorias para familias de las regiones rurales, por lo general con ingresos inferiores a los de los habitantes urbanos. En estesentido, la Corporación que ahora nace en Antioquia pretende romper una barrera que aleja a buena parte de la población colombiana de las aulas.

La transparencia, el desarrollo educativo y la equidad están en el centro del compromiso que asumieron los doctores Sergio Fajardo y Aníbal Gaviria al proponer sus aspiraciones como un proyecto complementario, por encima de diferencias políticas, que materializa sus posibilidades detrabajo conjunto en la Alianza Medellín y Antioquia. La constitución formal de esta Corporación, que avanza en los logros del Fondo Gilberto Echeverri Mejía para la educación superior y del Fondo EPM, es, con Savia Salud, otro ejemplode concertación y planeación con interés en el desarrollo colectivo y elfortalecimiento de un sistema de instituciones que fortalezcan el diálogo de Medellín y Antioquia como partes de la misma historia.

Información de referencia: Antioquia cre la Corporación para el fomento de la educación superior