En Brasil, Gobierno recortará recursos a IES con bajo desempeño académico y que permitan desórdenes

Mayo 1/19 El Ministerio de Educación de Brasil anunció recortes a las universidades que no presenten un “desempeño académico esperado” y que promuevan desórdenes en sus instalaciones.

¿Qué pasaría si eso se hiciera en Colombia, por ejemplo, con universidades como Sucre, Cesar, Guajira, Chocó, Pacífico, Tolima… que no tienen acreditación y participan de las protestas universitarias?

El anuncio fue hecho durante la entrevista del nuevo ministro de Educacio´n, Abraham Weintraub, al diario “El Estado de San Pablo”.

Según Weintraub, tres universidades ya tuvieron recortes: la Universidad de Brasilia (UnB), la Universidad Federal Fluminense (UFF) y la Universidad Federal de Bahía (UFBA). La Universidad Federal de Juiz de Fora (UFJF), en Minas Gerais, estaría bajo evaluación. La medida venía proyectada desde el antecesor del ministro, el colombiano, Ricardo Vélez Rodríguez, quien debió renunciar por declaraciones cuestionadas por su radical talante ideológico.

“Las universidades que, en lugar de buscar mejorar el desempeño académico, estén haciendo protestas, tendrán bajos (presupuestos)”, continuó Weintraub al diario. Los criterios de evaluación, sin embargo, no fueron informados.

Para Weintraub, hay instituciones de enseñanza que estarían permitiendo que ocurran en sus instalaciones eventos políticos, manifestaciones partidarias o fiestas inadecuadas al medio universitario. “A estas universidades les debe sobrar dinero para hacer un desorden y evento ridículos”, agregó el ministro.

El Ministerio dice que la medida, en relación a la UnB, UFBA y UFF, la reducción “está en vigor desde la última semana” y afirmó que busca evitar que ningún prorgama sea afectado, así como el Programa de Asistencia Estudiantil.

La UnB recordó que, más allá de lo que están diciendo, “es una de las universidades con reconocida excelencia académica en el país, atestada en rankings nacionales e internacionales”. Destacó que “no promueve eventos político-partidistas en sus espacios. Como toda universidad, es escenario para el debate libre, crítico, organizado por su comunidad, con tolerancia y respeto a la diversidad ya la pluralidad”.

El ministro dijo que no se trata de una “ley de la mordaza” en las universidades, y que la libertad de expresión de alumnos y profesores no será herida. Él afirmó que todos “tienen lógicamente el derecho de expresarse”, siempre que el desempeño académico esté bien.

Más recortes

El ministro también ha anunciado la posibilidad de recortar recursos para las facultades de filosofía y sociología en las universidades públicas. El presidente Jair Bolsonaro dijo, el Twitter, que el presupuesto educativo debía “enfocarse en áreas que generen un retorno inmediato al contribuyente, como veterinaria, ingeniería y medicina”.

Según Bolsonaro, el gobierno tiene que enseñar a los jóvenes “un empleo que genere ingresos”, para así “mejorar la sociedad alrededor”. 

“La función del gobierno es respetar el dinero del contribuyente, enseñando a los jóvenes lectura, escritura y a hacer cuentas y, luego, un oficio que genere ingresos para la persona y bienestar para la familia, que mejora la sociedad a su alrededor”, dijo el presidente.

Weintraub dijo en vivo que las facultades de Humanidades están reservadas a un grupo élite de personas muy ricas y que el país haría mejor en reducir la inversión pública en cursos de Sociología y de Filosofía. Eso si, agregó que los matriculados actualmente en estas carreras no se verían afectados.

Fuentes: Oglobo, Semana