En varios meses se sabrá si rector UNAD puede seguir o debe retirarse del cargo


Ene 15/19 Por posibles inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses, la Procuraduría destituyó e inhabilitó 12 años al rector de la UNAD, Jaime Alberto Leal. Como la medida debe surtir otras instancias de defensa, que podrían llevar como mínimo unos 6 meses, el rector anunció que seguirá en el cargo.

El fallo de la Procuraduría

La Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por 12 años al rector de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), Jaime Alberto Leal Afanador, y por 11 años a la exdirectora ejecutiva de la sede ubicada en La Florida (Estados Unidos), y a su vez, vicerrectora de Relaciones Internacionales para el año 2014 (E), Socorro Magdalena Pinzón Pulido, por incumplir el régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses.

El ente de control evidenció que Leal Afanador contrató a través de interpuesta persona a Daiana López Leal, con quien tiene parentesco en tercer grado de consanguinidad, en el cargo de directora del Centro de Idiomas de la sede de la universidad en el estado de La Florida.

Así mismo, determinó a través del material probatorio, que el rector y presidente de la Junta Directiva de la UNAD en La Florida, solicitó al cuerpo colegiado la aprobación de un auxilio educativo por valor de $8.427,78 USD para que Germán Posada Pinzón, hijo de la entonces directora ejecutiva, adelantara estudios en la Universidad de Harvard.

La conducta del rector se calificó como falta gravísima con culpa gravísima para el primer cargo, y como falta grave con culpa grave para el segundo cargo.

Respecto a Pinzón Pulido, la Procuraduría comprobó, en primer lugar, que percibió doble remuneración del erario público, al fungir como directora ejecutiva de la UNAD en Florida y, a su vez, como encargada de las funciones de vicerrectora de Relaciones Internacionales de la misma universidad, no obstante haberse indicado en la Resolución 6086 del 10 de diciembre de 2012, que no percibiría asignación salarial por su desempeño en este cargo.

Para el Ministerio Público, pesar de que la disciplinada devolvió las sumas recibidas, tras la solicitud de la de la institución de educación superior, esta circunstancia no la eximió de vulnerar lo establecido legalmente.

En segundo lugar se evidenció que la entonces directora ejecutiva contrató, por interpuesta persona, a su hijo Germán Posada Pinzón, como empleado de la sede de la universidad en La Florida (Estados Unidos de América), en el cargo de gerente de desarrollo, con quien tenía parentesco en primer grado de consanguinidad.

Las faltas de la exfuncionaria fueron consideradas provisionalmente como grave y gravísima a título de dolo.

Entre las normas vulneradas se citó el artículo 355 de la Constitución y el artículo 273 de la Ley 5ª de 1992, que prohíben decretar auxilios o donaciones en favor de personas naturales o jurídicas de derecho privado.

Así mismo se transgredió el artículo 128 de la Constitución Política que establece: que “Nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público ni recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado, salvo los casos expresamente determinados por la ley.

Contra esta decisión procede el recurso de apelación que será resuelto por la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación.

La continuidad de Leal en la Rectoría

A propósito, Carlos Arturo Gómez Pavajeau, abogado de Leal Afanador, expidió el siguiente comunicado:

Mediante fallo de primera instancia de fecha 28 de diciembre de 2018, emitido por la Procuraduría Delegada para la Economía y la Hacienda Pública, se determinó responsabilizar disciplinariamente al Dr. Jaime Alberto Leal Afanador y a la Dra. Magdalena Pinzón de Posada, como consecuencia de valoraciones frente a hechos, que valga aclarar, no tienen que ver en lo más mínimo con actos de corrupción y cuyos argumentos no son compartidos.

En razón de lo anterior, el Dr. Jaime Alberto Leal Afanador se ha notificado del referido fallo, y se encuentra representado por el Dr. Carlos Arturo Gómez Pavajeau, quien en su condición de experto en materia disciplinaria llevará la vocería que se requiera y actuando en consonancia, ha presentado el recurso de apelación como en derecho corresponde.

En consecuencia de lo anterior, el señor Rector continúa en ejercicio de sus responsabilidades y funciones, hasta tanto se agoten las diferentes instancias que en derecho procedan, garantizando la operación normal de la universidad en todos sus ámbitos de actuación, en virtud de la presunción de inocencia constitucional e internacionalmente reconocida en los tratados internacionales sobre derechos humanos.