Los reparos en el proceso electoral de la U. de Cundinamarca

Agosto 31/19 El lunes el Consejo Superior definirá, entre los 5 candidatos aceptados, la terna, para que el 9 de septiembre se elija rector, si el proceso no se dilata por las acusaciones que hay en la Procuraduría.

Finalmente, los cinco académicos que disputarán la rectoría son: Edgar Gómez Rodríguez, Felix Gregorio Rojas Bohórquez, Hernán José Romero Rincón (exrector y actual vicerrector académico de la U. Autónoma de Colombia), Carlos Fernando Cometa Hortúa, y el actual rector, Adriano Muñoz Barrera.

Las hojas de vida de los aspirantes se pueden ver haciendo clic aquí.

La Universidad de Cundinamarca maneja un presupuesto cercano a los 100 mil millones de pesos, su sede principal está en Fusagasugá, y tiene seccionales en Girardot y Ubaté.

Muñoz Barrera ha participado activamente en política. Desde joven buscó el Concejo de Bogotá y, según el portal La Silla Vacía, está alineado con Cambio Radical y su padrino político es Néstor Leonardo Rico Rico. Desde 2004 fue secretario general de la Institución, fue decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Ciencias Políticas.

En enero de 2015 fue nombrado como rector (e) tras los problemas legales del entonces rector Adolfo Miguel Polo, y tras la finalización de ese periodo, se presentó a elecciones y se posesionó formalmente como rector para el periodo de diciembre de 2015 a diciembre de 2019.

Información de referencia: Adriano Muñoz busca re-elegirse en la rectoría de la U. de Cundinamarca

Las acusaciones contra el proceso

El abogado César Augusto Moya Colmenares ha pedido a la Procuraduría General de la Nación intervenir en la elección porque, intenta demostrar con pruebas que aporta, el proceso está viciado y pretende favorecer la re-elección de Adriano Muñoz Barrera, quien es rector desde diciembre de 2015, y lleva en la Universidad de Cundinamarca más de 10 años, pues antes de ser rector era Secretario General y rector encargado.

La denuncia advierte con extrañeza cómo el periodo actual de Muñoz Barrera termina en diciembre de este año, pero la convocatoria señala que el nuevo rector (sea o no Muñoz) deberá posesionarse el 16 de septiembre próximo.

Según Moya, es llamativo que el cronograma aprobado para el proceso, en época previa a las próximas elecciones regionales, hubiera definido la fecha del 19 ed agosto (lunes festivo en el país), como fecha límite para la revisión de documentos.

La lista final de admitidos quedó en 6 aspirantes, de 10 inscritos, luego de reclamaciones de los mismos. Según la denuncia, llama la atención que algunos intentaron ser descalificados ahora, pero era candidtos que también habían aspirado en 2015, y en ese entonces no tuvieron problemas para ser admitidos.

Se cuestiona que el representante de los exrectores en el Consejo Superior, Adalberto Beltrán Clavijo, no cumpliría los requisitos de Ley al ser exrector de una universidad (la Libre), pero no de la misma U. de Cundinamarca. Beltrán ocupa la representación desde hace más de 10 años.

Otra de las discrepancias legales que, según la demanda, se da es la forma como el Acuerdo 011, de 2017 que reglamentó la elección del exrector en el Consejo Superior (que terminó favoreciendo a Beltrán Clavijo), sin aclarar que tenía que haber sido rector de la misma IES y no de cualquier IES, fue firmado por Hernán Javier Pulido Cardozo, en calidad de Presidente Ad Hoc del Consejo Superior, sin tener la delegación o poder formal de parte del Gobernador, Jorge Emilio Rey. Según la Ley 30, quien preside el Consejo Superior, en este caso, es el Gobernador y Pulido (directivo de IES) ha actuado como representante del sector productivo.

Moya Colmenares pide la suspensión del proceso porque, según su experiencia y relaciones contractuales y profesionales con la universidad, todo está diseñado para asegurar la re-elección de Muñoz Barrera.

¿Qué dirá la Procuraduría?