Para tratar de salvar su negligencia, Mineducación designa inspector para la Autónoma de Colombia

Junio 7/19 Cuando para salvar a la FUAC se requieren nuevos recursos, más que la intervención estatal, el Ministerio, carente de acciones de prevención frente a esta IES, le asigna un inspector in situ.

La decisión se toma 408 horas después de iniciada la huelga de empleados, que a su vez se dio varios días después de que fuera votada por la mayoría de trabajadores de la Universidad.

Antes de la decisión del Ministerio, este Observatorio había advertido que la Ley de inspección y vigilancia debe aplicarse a casos de mala gestión, en su sentido de prevención y no de reacción.

Según la Resolución 5766 de 2019 “se adoptan medidas para garantizar la adecuada prestación del servicio educativo en esta institución de educación superior”.

Dice la entidad que “ha venido acompañando las mesas de trabajo interinstitucionales organizadas por el Ministerio de Trabajo, en las cuales se ha convocado a la Institución, a sus directivos y a los miembros de los Sindicatos de Trabajadores y Profesores, y en donde se ha requerido información sobre la situación de la Fundación. Asimismo, se ha exhortado a la comunidad educativa para que adopten propuestas y acciones necesarias que permitan restablecer la prestación del servicio educativo en el inmediato plazo”.

Se ordenó la vigilancia especial al encontrar que la Institución está incursa en las causales definidas en los literales a y b del Artículo 11 de la Ley 1740 de 2014, esto es “la interrupción anormal grave en la prestación del servicio de educación y la afectación grave de las condiciones de calidad del servicio”, para lo cual se designó un inspector in situ a quien le corresponde vigilar permanentemente, y mientras subsistan las situaciones que originaron las medidas, la gestión académica, administrativa y financiera de la Fundación Universidad Autónoma de Colombia -FUAC-.

Así, las actuaciones del Ministerio son de vigilancia y no ejecutivas.

Dice el comunicado ministerial que “las decisiones se dan con fundamento en la información recaudada durante las visitas administrativas y las denuncias de índole académica, financiera y administrativa recibidas de la comunidad académica. Resultado de estas, se ordenaron medidas preventivas y la vigilancia especial para la Fundación Universidad Autónoma de Colombia -FUAC-, las cuales consisten en señalar condiciones de carácter académico, administrativo y financiero que la Institución y sus directivos deben atender para corregir o superar en el menor tiempo posible las situaciones y deficiencias de esta naturaleza, y designar a un inspector in situ, quien hará seguimiento permanente a las acciones que adelanten sus directivos para garantizar a estudiantes, padres de familia y comunidad en general, la prestación adecuada del servicio”.