Presidente Duque recibirá a rectores para tratar de apagar protesta universitaria

Oct 26/18 El presidente de la República, Iván Duque, se reunirá con los 32 rectores de las universidades públicas para analizar y buscar una salida a la situación presupuestal del sector y tratar que estas vuelvan a la normalidad académica.

La reunión se dará tras infructuosos encuentros entre los rectores y la ministra, delegados y el viceministro de educación superior, quienes en este momento no cuentan con el debido reconocimiento y autoridad para negociar con los rectores.

Anoche los estudiantes, que habían sido citados en dus distintas agrupaciones (FEnares, UNEES y Acrees) a dialigar con el viceministro Luis Fernando Pérez, se levantaron de la mesa al no recibir propuestas concretas de solución de parte del Gobierno. Anuncian que continúan su propuesta y están convocando una nueva gran marcha nacional el 31 de octubre.

Por su parte, el profesorado universitario se encuentra muy molesto porque el Gobierno no lo ha tenido en cuenta en los escenarios que está convocando, y tampoco ha expresado gestos de solidaridad con la huelga de hambre que -hoy cumple 10 días- adelanta el profesor de la Universidad de Caldas, Juan Carlos Yepes. A propósito de este tema, el Arzobispo de Manizales, Gonzalo Restrepo Restrepo, expidió una comunicación en la que llama al presidente y a la ministra a instalar la mesa que pide el profesor Yepes.

Jairo Torres Oviedo, presidente del SUE

“Desconocer la voz de los profesores y de su organización sindical nacional ASPU, actor político constitucional, reconocido constitucional y legalmente como representante de los intereses de los profesores, es pretender acallar a uno de los estamentos esenciales de los que integran las universidades y constituye una vulneración de la Autonomía Universitaria y del derecho de Asociación Sindical”, han dicho los profesores en una comunicación.

Se espera que la reunión con el presidente sea el punto de cierre de la protesta universitaria, por lo menos que los rectores tengan una solución que les satisfaga desde lo presupuestal, aunque no necesariamente representa la terminación del paro, mientras que estudiantes y profesores no coincidan con la aceptación de los rectores -en caso de que ésta se dé.