Programación y desarrollo de software no son actividades sólo de ingenieros

Agosto 2/19 Así lo reconoce el Consejo Profesional Nacional de Ingeniería – COPNIA, quien aclaró que esta actividad no obliga la inscripción en dicha entidad de quienes la ejercen sin ser ingenieros.

El siguiente es el texto del comunicado:

El Consejo Profesional Nacional de Ingeniería – COPNIA, a propósito de algunas inquietudes respecto del cumplimiento de las funciones legales que el COPNIA tiene asignadas a través de la Ley 842 de 2003, se permite comunicar que:

  1. El Consejo Profesional Nacional de Ingeniería, COPNIA, es una entidad pública especial e independiente del orden nacional, creada por la Ley 94 de 1937 y cuyas funciones actualmente están establecidas en la Ley 842 de 2003 de acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 26 de la Constitución Política de Colombia según el cual, si el ejercicio de una profesión con título de idoneidad implica riesgo social, dicho ejercicio debe ser autorizado, inspeccionado y vigilado por el Estado.
  2. En ese orden, el COPNIA, principalmente:
  • Actúa como Tribunal de Ética Profesional respecto de los ingenieros y profesionales afines y auxiliares de la ingeniería que durante su desempeño profesional vulneren el Código de Ética;
  • Autoriza el ejercicio de la ingeniería, de sus profesiones afines y auxiliares en el territorio nacional mediante la expedición de la Matrícula Profesional y
  • Vigila e inspecciona que los profesionales y los usuarios de los servicios de ingeniería cumplan las disposiciones de la Ley 842 de 2003 en el sentido de que, para ejercer la ingeniería, sus profesiones afines o sus profesiones auxiliares, se requiere estar matriculado o inscrito en el Registro Profesional de Ingeniería lo cual se acreditará con la presentación de la tarjeta o documento adoptado por este para tal fin.
  1. La matrícula o inscripción en el Registro Profesional de Ingeniería, que exige la Ley 842 de 2003, sólo procede respecto de una denominación profesional amparada en un título profesional expedido por instituciones de educación superior como ingeniero, profesional afín o auxiliar de la ingeniería.
  2. De acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 26 de la Constitución Política, las profesiones u oficios que no han sido reglamentados legalmente se consideran de libre ejercicio y por lo tanto no requieren de la autorización (matrícula profesional, tarjeta, licencia, permiso, etc.), inspección, vigilancia y control de las autoridades.
  3. Que la actividad de la programación o desarrollo de software, de acuerdo con el estado actual de la tecnología en cuanto a software libre, lenguajes de programación, etc., no es una actividad que necesariamente desarrollen ingenieros o una determinada especialidad de ingenieros. De esta manera, la persona que realice la actividad de desarrollar software no necesariamente tiene la obligación legal de obtener del COPNIA una matrícula o certificado de inscripción profesional. Solo se adquiere la obligación de obtener la Matrícula o Certificado de inscripción cuando se trate de un ingeniero, o un profesional afín o auxiliar y esté ejerciendo estrictamente estas actividades.
  4. Que la Ley 842 de 2003 no exige que la programación deba ser desarrollada únicamente por ingenieros, profesionales afines o auxiliares de la ingeniería, o por profesionales con algún otro título profesional. Por lo tanto, quienes se dedican a la actividad de desarrollo de software por este sólo hecho no están obligados a cumplir la Ley 842 de 2003.
  5. Que el COPNIA, de acuerdo con la Ley, debe verificar que quien se presenta, anuncia, ejerce o accede a un empleo o cargo usando el título profesional de ingeniero, profesional afín o profesional auxiliar de la ingeniería como tal, cumpla con la exigencia legal de obtener la matrícula profesional que es la autorización estatal para ello.

Por lo anterior, es importante aclarar que las comunicaciones y requerimientos que están recibiendo las empresas y entidades a nivel nacional, corresponden al cumplimiento de las funciones propias del Consejo en su labor de inspección, vigilancia y control teniendo en cuenta lo aclarado en esta comunicación.