Rectores en Medellín: Entre la autoridad de la Alcaldía y la presión de sus IES

Feb 13/20 Los rectores de las IES públicas están incómodos con la medida del alcalde Daniel Quintero de entrar a los campus si hay explosivos. Ayer, disturbios le “midieron el aceite” a la decisión oficial.

Las comunidades universitarias que se expresan públicamente consideran que cualquier atisbo de las autoridades (Policía, Esmad o afines) en sus terrenos es una violación de la autonomía universitaria, mientras que el alcalde se ratifica enq ue defiende la protesta pacífica pero recuerda su compromiso como mandatario de defender la seguridad de la ciudad y la de la mayoría de estudiantes que, dice él, rechazan los actos vandálicos.

Los rectores se verían impopulares frente a sus comunidades (al fin y al cabo la mayoría son docentes que, al terminar su rectoría, volverán a esa actividad), y no quieren tener más dificultades internamente. El antecedente de Carlos Prasca, el renunciado rector de Uniatlántico que permitió el ingreso del Esmad a su campus, sencillamente asusta.

No son sólo las IES del orden municipal, como las instituciones universitarias Colegio Mayor de Antioquia, Pascual Bravo e ITM, sino también las departamentales, que operan en Medellín, como el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, el Tecnológico de Antioquia y la Gobernación de Antioquia, y la del orden nacional, la Universidad Nacional de Colombia.

Ayer se presentaron fuertes disturbios en las universidades Nacional, de Antioquia y el Jaime Isaza, sesde que tuvieron que ser evacuadas.

“Había una jornada de protestas programada hace una semana para parar la ciudad, sabíamos que iban a usar explosivos. Entramos a varias universidades y en la de Antioquia encontramos explosivos, y una persona fue detenida por eso a altas horas de la noche”,  dijo el alcalde Quintero, quien ha ratificado su decisión, tras haber seguido en detalle los disturbios desde los puestos de control de las autoridades de la ciudad (foto).

Medellín es la ciudad del país con más IES oficiales. Bogotá es la otra, y los protocolos de intervención para casos como los de la Nacional, Distrital y Pedagógica (las otras oficiales en Bogotá casi nunca protestan), no han funcionado.

Rectores piden diálogo

Según informa El Colombiano, John Jairo Arboleda, rector de la Universidad de Antioquia, le explicó que “es necesario hablar sobre la proporcionalidad de la fuerza para contener o apaciguar las manifestaciones. Queremos erradicar la violencia de los campus, eso es un hecho, pero en un centro por el que pasan 28.000 personas al día, incluyendo niños y ancianos, hay que proteger la integridad de todos”.

Aclaró que la Alma Máter ya ha tenido experiencias pasadas que indican que, cuando el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) actúa en caliente, las cosas se suelen complicar. “Eso no quiere decir que tengamos que convivir con la violencia. Tenemos que sumar esfuerzos”, sentenció.

Juan Camilo Restrepo, vicerrector de la Sede Medellín de la U. Nacional, asistió a esa reunión y en ella compartió las inquietudes sobre un posible traslado del conflicto externo al interior del campus.

Ayer, tras los disturbios, emitió un comunicado en el que narró lo sucedido y reiteró que la orden de intervención de la Fuerza Pública es discrecional del alcalde.

“Finalmente quiero expresar el sentimiento de frustración frente al sonido del helicóptero rodeando la institución y la impotencia al saber que la comunidad universitaria tuvo que suspender las actividades de docencia, investigación y extensión”, dijo.

Compartir en redes