U. Surcolombiana, otra pública que suspende el semestre académico


Nov 23/18 “El Consejo Académico decidió suspender temporalmente el calendario de actividades académico- administrativas. Esta decisión no afectará al movimiento estudiantil, ni a las actividades que este desarrolla; puesto que no implica cancelación de semestre, ni cierre de la Universidad”, precisó la Rectora en Nidia Guzmán.

Según el Acuerdo CA-067 de 2018, emitido en sesión ordinaria del pasado martes 20 de noviembre, táxitamente explica que sólo suspende las actividades académico-administrativas de la Universidad, que de hecho ya venían paralizadas, a partir del inicio de la hora cero de la Asamblea Permanente, el pasado 24 de octubre. Por tal razón, actividades académicas como prácticas profesionales, jurídicas, asesorías de consultorio jurídico, contable, y de piscología, así como investigaciones, grados, entre otras consignadas en el Acuerdo, no se verán afectadas.

El documento se convierte en un acto que le permite a la Administración Central de la Universidad, tomar algunas medidas de tipo legal y en beneficio de las finanzas. “La decisión de suspensión, nos facilita tomar medidas administrativas y legales, que nos permitan garantizar recursos para la continuidad del calendario académico, y la terminación del semestre, una vez los estudiantes retornen a la normalidad de sus clases. Por ejemplo, contratos como el de Restaurante, y de profesores catedráticos, ocasionales y visitantes, son requeridos para la continuación del semestre una vez se normalice la situación”, agregó la Rectora.

En esa medida, se suspenderán temporalmente, hasta que se reinicien clases, los contratos de los docentes catedráticos, ocasionales y visitantes, para que la Universidad no tenga que pagar recursos por un servicio que no se está prestando.

La fecha de reinicio de clases es aún incierta, pues es una decisión que tomará la Asamblea Multiestamentaria de la Universidad, no obstante, la alta dirección dijo que de acuerdo al calendario académico socializado y planteado, a partir de la reunión con docentes y estudiantes, el día definido como posible para este fin, sería el 3 de diciembre.

Guzmán Durán explicó además que la situación financiera por la que atraviesa la Universidad, sumada a “las peticiones legales y las advertencias de los organismos de control, así como la responsabilidad de asegurar recursos para la finalización del semestre, condujeron a la presente decisión”.

Por último, la Rectora hizo un llamado “a la calma y a la confianza en nuestro proceder”, por parte de la comunidad académica y recordó que la suspensión es sólo temporal y que como institución están listos para “continuar y reiniciar las clases”.