Actuación de U. Nacional en licitación SENA oxigena a críticos de convenios interadministrativos

Agosto 23/19 En licitación del SENA, la U. Nacional no aprobó el concurso de méritos por no demostrar ni experiencia ni suficiente personal, pero fue contratada mediante un convenio interadministrativo.

Por el monto de la hoy caída y polémica licitación del SENA (723 mil millones de pesos), por tratarse de la Universidad Nacional y por haber usado el beneficio que la Ley da a las universidades públicas para realizar estos convenios interadministrativos, el tema entra en debate luego de que en los dos ultimos años se han caído dos intentos de reforma de ley sobre contratación pública en la que se pretendía quitar a las universidades públicas esta posibilidad.

Vale señalar que la criticada licitación del SENA par adquirir equipos y soporte de tecnología para la Institución en todo el país se suspendió indefinidamente luego que su director, Carlos Mario Estrada, recibiera críticas de la Procuraduría Nacional General de la Nación y de las grandes empresas de tecnología que iban a participar que cuestionaron los términos de referencia y las exigencias.

Pese a los cuestionamientos, Carlos Andrés Perilla Rozo, gerente administrativo de la Universidad Nacional de Colombia, asesora del SENA en la materia, calificó de “serio, responsable y transparente” el proceso (clic para ver la comunicación).

Información de referencia: Polémica licitación del SENA supera presupuesto de más de 200 IES del país

Ahora, se conoce que en el concurso de méritos creado por el SENA para definir quién haría los términos de referencia de la licitación, ni la Universidad Nacional ni una empresa privada obtuvieron la calificación mínima para ser aprobadas, por lo que autónomamente la dirección del SENA firmó el convenio interadministrativo con la Universidad, prorrogado posteriormente.

En total, la Universidad Nacional ha recibido 3.720 millones de pesos por esta situación.

Este es el informe de El Tiempo:

A la millonaria licitación del Sena para hacer una reforma a la infraestructura TIC de sus 33 sedes en todo el país le salió un nuevo enredo. La asesoría para determinar parámetros de los oferentes la realizó la Universidad Nacional, pero este jueves se conoció que en la convocatoria del 2018 esa institución educativa no cumplía los requisitos.

En la evaluación final se evidencia que la Universidad Nacional no cumplía con la experiencia suficiente, con el personal requerido y tampoco con la evaluación jurídica para hacer dicho acompañamiento, por lo que el Sena decidió rechazar a la institución.

En el informe también se evidencia que Nae Comunicacions Colombia, otro proponente, fue rechazado, razón por la cual la convocatoria fue declarada desierta.

La administración de José Antonio Lizarazo decidió entonces realizar el contrato mediante la modalidad interadministrativo y se lo dio a la Universidad Nacional. En el segundo semestre de 2018, ya en posesión de Carlos Estrada, actual director del Sena, se prorrogó hasta marzo del 2019, según información de la entidad académica.

En el contrato interadministrativo 0925 del 2018 entre el Sena y la Universidad Nacional, y conocido por la W Radio, se acordó contratar la “consultoría para la elaboración de estudios técnicos, tecnológicos, administrativos, económicos, financieros y jurídicos para la estructuración y el acompañamiento del proceso de adquisición de servicios TIC y su interventoría”. Esto por un valor de 3′.070.200.000 pesos.

Ahora, en la prorroga del contrato, se estableció que la Universidad Nacional seguirá haciendo ese proceso, teniendo en cuenta que el Sena “no cuenta con personal suficiente y capacitado para llevar esta actividad”. Este contrato se cerró en 750.000.000.

El pasado 20 de agosto el director del Sena, Carlos Mario Estrada, decidió suspender la millonaria licitación -supera los 720.000 millones de pesos -para modernizar la infraestructura tecnológica y de comunicaciones de esa entidad.

La decisión se tomó luego de una recomendación que realizó la Procuraduría, en donde le solicitaban al Sena mayor claridad con el proceso.

“Lo que había dicho el señor procurador, a través de los medios de comunicación, ya me fue precisado (…). Las inquietudes (de la entidad de control) básicamente son el techo presupuestal, pues hay algunas firmas (oferentes) que argumentan que es muy bajo. La otra inquietud es cómo garantizamos la pluralidad de oferentes y también nos preguntaron por qué no hicimos todo el proceso de contratación, inicialmente, a través de Compra Eficiente (el sistema electrónico de contratación pública en Colombia)”, explicó Estrada.

Esas tres inquietudes, según el funcionario, se resolverán en conjunto con la Universidad Nacional, institución que está haciendo asesoría y acompañamiento para la licitación, y esperan tener una solución al terminar esta semana.

Compartir en redes