Aparecen dudas sobre viabilidad e impacto real de nueva sede de la UNAL en el Cesar

Julio 14/19 ¿Cómo se financiará la planta docente y la operación de la nueva sede de la U. Nacional en La Paz, Cesar, y por qué no admiten estudiantes de otras regiones?, son algunas de las dudas.

La sede, que esta semana fue inaugurada por la rectora Dolly Montoya y el presidente Iván Duque (ver), comenzará a operar con estudiantes únicamente de la región.

Vale recordar que la apobación en Consejo Superior de esta sede se dio cuando ésta ya era una realidad y estaba construida y no antes, como se presume debería hacerse en un proceso serio de planeación universitaria.

Santiago Fonseca, representante estudiantil al Consejo Académico de la Universidad, ha cuestionado con interesantes argumentos la nueva sede.

El representante denuncia que la rectora Montoya hizo aprobar, sin los trámites debidos, en consejos académico y superior, los pregrados para esa sede: Biología, estadística, ingeniería biológica, ingeniería mecatrónica, geografía y gestión cultural y comunicativa.

También denuncia que no existen profesores de planta, en propiedad, para la nueva sede, y que ésta trabajará con profesores llevados de otras sedes, en comisión. Esto significa, señala el estudiante, “abrir un hueco para tapar otro”, pues los de planta deberán ser cubiertos con ocasionales.

El otro aspecto es el financiero, pues la nueva sede contará con una base presupuestal de funcionamiento de 20 mil millones, “menos de loa mitad de lo que la Universidad había presupuestado al gobiernopara poder funcionar”.

No acceso a estudiantes de otras regiones

La otra de las quejas ha surgido de parte de aspirantes que no pudieron ingresar a la nueva sede por ser de regiones distintas a las del departamento del Cesar, sin claridad alguna de por qué esta situación.

El Diario del Norte, periódico de La Guajira, ha denunciado que “la Universidad Nacional, con sede en el municipio de La Paz, en el departamento del Cesar, la cual fue construida con dineros de regalías provenientes de La Guajira, hoy no recibe en su primer año académico a los estudiantes egresados de los colegios guajiros”.

Iván Jaramillo, directivo de la Universidad, comentó que esta fue una decisión tomada por el consejo superior de la institución. “Esto se determinó en las inscripciones del primer año. Es decir, este semestre y el segundo del 2019, así como el primero del 2020, son exclusivamente para el departamento del Cesar. A partir del segundo año, las inscripciones se dan para los municipios del Cesar y La Guajira, y desde el tercer año Cesar, La Guajira y el Magdalena”, comentó el funcionario de la universidad. “El primer año será privilegiado el acceso a estudiantes de este departamento”, anotó.

Igualmente aclaró que esto no es ninguna restricción, sino que se trata de “una retribución al esfuerzo que ha hecho el departamento del Cesar en implementar la sede”.

Finalmente, como sistema público de educación superior, llama la atención la especial atención del gobierno nacional por esta sede y no por el desarrollo y calidad de la Universidad Popular del César que a pocos kilómetros de La Paz (en Valledupar) había sido hasta ahora la presencia pública universitaria, y que aún sigue muy rezagada en su desarrollo.