Aporte de todos para la educación superior: José Consuegra Bolívar – sept/22

En el diario El Espectador, José Consuegra Bolívar, rector de la Universidad Simón Bolívar, resalta la importancia de que Colombia sostenga y fomente el sistema mixto de educación superior, pública y privada.

Que Colombia sea una sociedad del conocimiento, con acceso integral y equidad en las oportunidades para la formación educativa de todos sus habitantes, es una de las premisas expuestas en su posesión por el presidente de la República, Gustavo Petro.

En este marco, las intenciones dadas a conocer, hasta ahora, por el Ministerio de Educación ubican a la educación superior como uno de los principales instrumentos para alcanzar este propósito, con objetivos importantes como el aumento sustancial de la cobertura, el fortalecimiento financiero y de la infraestructura de las universidades oficiales, etc., para el anhelado cierre de brechas sociales en nuestra Nación.

Es clave promover una mayor articulación del Gobierno Nacional, las instituciones de educación superior (IES) y las asociaciones que las agremian, dirigida a la suma de esfuerzos para la ejecución de iniciativas conjuntas que garanticen no solo pleno acceso y cobertura, con una infraestructura eficiente, moderna y óptima, sino también la calidad del servicio como postulado fundamental.

En el devenir histórico de la educación superior en Colombia, las instituciones no oficiales fungen como garantes de la pluralidad en la oferta educativa, al lado de las IES oficiales asumiendo la responsabilidad social de brindar un servicio público de calidad.

Las primeras universidades que surgieron en el otrora territorio de la Nueva Granada tuvieron un origen y una visión netamente eclesiásticos. Con los ires y venires del decurso histórico tras el nacimiento de la República, las reformas subsiguientes, la apertura capitalista, el posterior desmantelamiento de la regeneración conservadora y la vuelta a la modernización con la adopción del modelo norteamericano, como lo definió el maestro Antonio García Nossa, la universidad colombiana ha sufrido una serie de transformaciones directamente relacionadas con los cambios de la sociedad. Ya en el siglo XX, según el académico Fernán E. González, se da el auge de las instituciones no oficiales promovido por factores tales como el crecimiento demográfico, la amplitud de la libertad de enseñanza y la limitación del Estado para atender a las solicitudes en términos de calidad y cobertura, entre otros.

En las últimas décadas, múltiples instituciones de educación superior no oficiales en el país han logrado romper la concepción generalizada en el mundo universitario latinoamericano de que solo la educación oficial es pertinente y de calidad. La realidad colombiana siempre ha sido pródiga en promover un sistema mixto de IES oficiales y no oficiales, sin ánimo de lucro y totalmente comprometidas con brindar una educación superior accesible y de calidad. Asimismo, con la consolidación de un sistema de investigación científica e innovación que lidere el desarrollo tecnológico del país.

En los actuales momentos en que se proyecta esta nueva transformación, reiteramos nuestro convencimiento de la importancia del sistema mixto de la educación superior colombiana en el cual las IES oficiales y no oficiales atienden porcentajes casi iguales de población estudiantil y son responsables de la casi totalidad de grupos y centros de investigación adscritos al Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología. Por ello, es totalmente necesario el compromiso mancomunado y fraternal de todos los actores del sistema nacional de educación superior para continuar brindando una formación educativa pertinente y de excelencia para todos, en especial para quienes han sido marginados del acceso a ella.

 204 

Compartir en redes