Chile protesta por lo que Colombia aprueba

Editorial del diario El Informador, de Santa Marta, del 21 de julio de 2011, en el que indica los caminos encontrados que están siguiendo Colombia y Chile en cuanto a la inversión de capitales privados en la educación superior. Hace poco, un alto directivo del sector financiero ponía a Chile como ejemplo de tranquilidad política, cuando se trataba de defender la tesis de que era más eficiente bajar pobreza que tratar de reducir desigualdad.

Es cierto que en ese país la pobreza descendió en 20 años del 40% al 13% pero sigue siendo uno de los países más inequitativos de América Latina, un poco menos que Colombia, el rey de la desigualdad.

Esa tesis no sólo está en entre dicho sino que Chile está prendido y su Presidente contra las cuerdas. No sólo sorprendió el orgullo con el que el ejecutivo en mención, se identificó con el neoliberalismo, que para algunos defiende esa postura, sino por su ignorancia sobre lo que pasa en términos de orden público y de gobernabilidad en el resto del continente. Típico de Colombia, seguimos mirándonos fijamente el ombligo.

Todavía en nuestro país y sin duda en Chile, existen sectores de opinión que defienden a Pinochet porque impuso, fue el primero, el modelo de la primacía del mercado y aducen a que gracias a que ese modelo se mantuvo en esencia, hoy ese país austral es un líder en términos de crecimiento en América Latina.

Algo de eso es verdad pero no puede ignorarse que desde que llegó la democracia en 1990, se empezó un viraje lento pero seguro hacia un desarrollo más preocupado por la gente y su situación.

Muchas de esas políticas permitieron la reducción tan significativa de la pobreza, pero como lo reconocen sus mejores analistas, en esos años se le dio mucho a los pobres pero los ricos recibieron más.

Cuando vuelve la derecha y se acaban los gobiernos de la concertación, el presidente Piñera ha llegado a un nivel de aprobación más bajo que el que obtuvo en su momento Pinochet, 31% y Santiago, su capital vive, lo que la prensa califica, como “una efervescencia social y de protesta ciudadana, encabezado por sectores estudiantiles que tienen en vilo al gobierno (…).

Esta situación preocupante debe analizarse seriamente por el gobierno de Juan Manuel Santos, muy empeñado en bajar pobreza, pero poco habla de desigualdad, y por esta elite financiera que cree que Colombia encontró el camino de la felicidad. Dos lecciones para empezar: si se mejora a los pobres pero los ricos ganan más, se siembra la semilla de la inconformidad entre una población mejor preparada y menos resignada, que identifica claramente las diferencias sociales y económicas y no las acepta.

Segunda, la “rebelión chilena” la empiezan los estudiantes por las razones que se quieren aprobar en Colombia: el debilitamiento de la educación pública y la entrada del sector privado a crear universidades con ánimo de lucro. Es decir Chile protesta por lo que se quiere aprobar en Colombia.

La principal consecuencia de una sociedad que vio que la educación universitaria no era privilegio de ricos, se enfrenta ahora por el modelo privatizador, a un endeudamiento por el que no puede responder. O sea, no basta con aumentar la financiación para financiar las altas matrículas de universidades privadas.

Ni siquiera la promesa de becas los ha calmado, quieren nuevamente que el Estado fortalezca la universidad y la educación pública en general porque la identifican correctamente como elemento fundamental para la equidad. La ministra Campo, no cometa el grave error de ignorar lo que está pasando en Chile.

Sería imperdonable.

Interesante, quien lidera esta rebelión es una mujer, que cumple con los requisitos de una sociedad machista, es bella, y con los de una sociedad moderna, es brillante, con claro liderazgo, y como dicen en Chile, muy articulada.

Se trata de Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiante de la Universidad de Chile. Ojo señores, las mujeres tienen las botas puestas y Colombia está lleno de mujeres inteligentes así ustedes lo traten de ignorar y las frenen.