El Observatorio de la Universidad Colombiana




CNA da ideas a IES acreditadas para mantener calidad en la pandemia

Nov 11/11 Con una alarma sobre las finanzas del sector, se publicó el documento “La Alta Calidad de la Educación Superior en Tiempos de Pandemia”.

Conocido hasta ahora por el sector, y con fecha de septiembre de este año, el documento, calificado por el propio Consejo Nacional de Acreditación CNA como de “reflexión”, para evitar la confusión con una norma o lineamientos.

Muchos de los análisis y respuestas a las preguntas derivadas del documento deben, a juicio del Consejo, “ser abordados por los responsables de la política pública del país, los académicos y las mismas IES” (es decir, el CESU, el Ministerio y las asociaciones, entre otras).

El documento, inédito para el sector no sólo por la particularidad de la pandemia del Covid 19, sino también porque fuera de las propuestas de lineamientos y recomendaciones tras las visitas, el Consejo no se ha caracterizado por enviar al sector reflexiones de impacto para la educación superior, que son necesarias y bienvenidas.

El texto fue elaborado por los consejeros Iván Enrique Ramos Calderón (Coordinador Consejo – Área TyT), Carmen Amalia Camacho Sanabria (Consejera Área de Educación), José William Cornejo Ochoa (Consejero Área de Ciencias de la Salud), Álvaro Acevedo Tarazona (Consejero Área de Ciencias Sociales y Humanas), Fernando Cantor Rincón (Consejero Área de Ciencias Básicas y Naturales), Helmuth Trefftz Gómez (Consejero Área Ingeniería), Álvaro Zapata Domínguez (Consejero Ad-Hoc Área de Ciencia Económicas, Administrativas y Contables), y Franco Alirio Vallejo Cabrera (Consejero Ad-Hoc Área de Agronomía, Veterinaria y afines).

El Consejo advierte que los efectos de la pandemia serán muy fuertes y en algunas áreas tendrán grandes impactos negativos, como los de la economía, con una consecuente recesión. “Algunos analistas -reseña el documento, señalan que esta situación podría significar, en varios campos, un retroceso de hasta diez años”.

Advierte que “no es posible pensar las finanzas de la Educación Superior, sin tener en cuenta los efectos económicos de las familias, la generación de empleo, las nuevas necesidades, la movilidad estudiantil y la de profesores y empleados, la conectividad de la población, las nuevas competencias y las relaciones con el sector público pues los recursos de este también sufrirán una recomposición”.

Por ello, el CNA considera que “los efectos de una recesión y el impulso que se le debe dar de nuevo a la economía, las IES deben recomponer sus rubros financieros y seguramente privilegiar la inversión que genere retornos rápidos y endeudamiento o mayor endeudamiento con sus correspondientes intereses. Para poder subsistir o sobrevivir tendrán que endeudarse y hacer más con menos, es decir aumentar su productividad. El endeudamiento será el necesario para la transición, entendiendo esto como una variable compleja e impredecible. Muchas instituciones, tanto oficiales como privadas, podrían estar inmersas en la Ley 550 de 1999 o de insolvencia. Como protección al aumento de costos y blindaje a las demandas y procesos judiciales”.

A partir de esta realidad, y sin dar respuesta sobre tiempos, procesos, costos o cambios en las modalidades del proceso de acreditación como resultado del impacto de la pandemia, el CNA hace un llamado a las IES de calidad (es decir, para ellos las acreditadas) a realizar acciones que -en pandemia- permitan garantizar el cumplimiento de las funciones misionales de docencia, investigación y extensión, así como de la movilidad, la internacionalización, y el bienestar de la comunidad universitaria.

Clic para descargar el documento

Compartir en redes