El Observatorio de la Universidad Colombiana




Crítica a Minciencias por no flexibilizar condiciones de los doctorandos, en la pandemia

Sept 12/20 La Red de Doctorandos y Doctores Colombianos cuestiona a Minciencias por negarles beneficios bajo el argumento, erróneo para ellos, del principio de igualdad.

La siguiente es la historia, contada por Jorge Alexánder Burgos Arévalo (doctor (c) en Filosofía), Camilo Corredor Collazos (doctor (c) en Filosofía), Michael Cruz Rodríguez (doctor en Derecho), Laura Tatiana Roncancio Henao (doctora (c) en Psicología), Zully Johana Rodríguez Parra (doctora (c) en Biotecnología), Andrés Gallego Garcés (doctor (c) en Ingeniería Eléctrica) de la Universidad Nacional de Colombia, del grupo de análisis Coldoc-Unal.

El pasado 24 de agosto de 2020, Minciencias resolvió un derecho de petición de un grupo de más de quinientos doctores y estudiantes de doctorado en el que se pedía condonar los créditos educativos de doctorado en un 100% con la obtención del respectivo título de posgrado[1]. Este derecho de petición se enmarca dentro de un esfuerzo de los doctores y estudiantes de doctorado por transformar la política de formación doctoral y propender por una verdadera política pública de formación de alto nivel. La respuesta, suscrita por Gabriel Antonio Cancino González, jefe de la oficina jurídica, sostiene que esto no es posible porque sería “inequitativo” con quienes ya condonaron o reembolsaron dinero sin tener derecho al mismo porcentaje de condonación; respuesta que, cuando menos, simplifica la complejidad del derecho a igualdad.

La petición, impulsada por la Red de Doctorantes y Doctores de Colombia, RedColDoc, se sustenta en la idea de que la obtención del título es un indicador de éxito suficiente en dos sentidos importantes: por un lado, la producción de conocimiento queda plasmada en actividades que tienen lugar en el curso del doctorado como presentación de ensayos investigativos en seminarios, trabajos de campo, presentación de ponencias en eventos académicos, publicación de artículos en revistas, intercambio de información con pares académicos en distintos escenarios (seminarios, congresos, pasantías, etc.). Y, por otro lado, la elaboración y desarrollo de un proyecto investigativo que es en sí mismo un logro y un aporte a la producción de conocimiento y desarrollo del país. Además, exigir productos extra para la condonación por parte Minciencias supone que un doctor o doctora deja de investigar al obtener título doctoral, lo que desconoce que una vez se ingresa al mercado laboral el proceso de aporte al desarrollo humano y científico del país continua, pues la fase de formación doctoral es sólo parte inicial de este proceso.

Ante estos argumentos, Minciencias afirmó que no es posible condonar el 100% de la deuda con la obtención del título debido a que se debía aplicar el principio de igualdad con respecto a los estudiantes que en el pasado habían condonado sus deudas cumpliendo los requisitos extras a la obtención de título de doctor o doctora, o con respecto a aquellos que se encontraban pagando la deuda que habían adquirido gracias al Crédito Condonable. Minciencias sostuvo que:

[…] El Ministerio debe garantizar el principio de igualdad para el conjunto de los beneficiarios de todas las convocatorias, por lo que sería inequitativo otorgarles el 100% de condonación, frente a los beneficiarios que ya fueron evaluados y sometidos al reglamento de condonación de cada convocatoria o en su defecto al RUC [Reglamento Único de Condonación], o incluso con aquellos que han debido reembolsar una parte del crédito, aún, habiendo obtenido el título de doctor.

En su respuesta, Minciencias omite que el principio de igualdad debe ser aplicado como herramienta para garantizar derechos, más no como medio para disminuirlos u obstaculizarlos. Por lo tanto, la aplicación del principio de igualdad tal como es planteado por el Ministerio no tiene en cuenta su lineamiento más básico, a saber: garantizar y optimizar los derechos de los ciudadanos. El principio de igualdad debe ser un medio que permita reivindicar y mejorar los derechos, más no recortarlos ni obstruirlos, así se desprende del artículo 13 de la Constitución y de la reiterada jurisprudencia de la Corte Constitucional.

La respuesta que da Minciencias es análoga a la respuesta que alguien daría con respecto a la imposibilidad de prohibir la esclavitud argumentando que eso no sería “equitativo” con respecto a aquellas personas que fueron esclavizadas en el pasado. El principio de igualdad, entendido así, implicaría un obstáculo para avanzar en el mejoramiento de las condiciones y calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas, pues, cualquier avance en relación con las generaciones pasadas sería “inequitativo” y no podría llevarse a cabo. Las instituciones públicas no tendrían nada que hacer salvo salvaguardar las injusticias y desigualdades del pasado y garantizar que se perpetúen en el presente y en el futuro. Así, en vez de estar aplicando el principio de igualdad según la Constitución de 1991, nos estaríamos devolviendo a una concepción arcaica de la igualdad que no cumple con la progresividad en materia de derechos sociales, en este caso, con respecto a la educación, perpetuando así la inequidad e incumpliendo con los estándares internacionales de protección de los derechos.

Y, de hecho, si se sigue la regresiva concepción del principio de igualdad de Minciencias, no hubiese sido posible la creación del Reglamento Unificado de Condonación[2], pues ello hubiese sido “inequitativo” con respecto a los investigadores que habían terminado su proceso de condonación bajo las condiciones anteriores al RUC. Así, es evidente que esta es una postura contradictoria e incoherente con respecto las modificaciones realizadas en el pasado por el Ministerio a los términos y condiciones de los programas de apoyo a la formación doctoral.

Por estas razones, desde la RedColDoc, reiteramos nuestra exigencia de condonación 100% con la obtención del título, haciendo énfasis en que éste es en sí mismo un logro investigativo y de producción de conocimiento, y que la aplicación del principio de igualdad debe tener como fin garantizar y mejorar los derechos, y por esta razón debe ser aplicado con el fin de optimizar nuestras condiciones como investigadores del país. Así mismo, insistimos en la necesidad de avanzar en una nueva política pública de formación de alto nivel basada en un modelo de becas integral, garantizando tanto las condiciones idóneas de investigación como la implementación de los proyectos e inserción laboral, pues de ello depende el impacto positivo de la política pública en el desarrollo humano del país.

—–

[1] Esto se debe a que Minciencias, además de la obtención del título, exige otras condiciones para condonar la totalidad de la deuda, condiciones que, entre otras cosas, son de difícil cumplimiento dadas las condiciones sociales y económicas del país.

[2] El RUC es el Reglamento Único de Condonación aprobado en 2019 por Minciencias, en el cual se modifican y mejoran, parcialmente, las condiciones de los programas de apoyo a Doctorado Nacional y Exterior. Véase: https://unperiodico.unal.edu.co/pages/detail/estudiantes-de-doctorado-becados-o-endeudados/

Compartir en redes