Diferencias en las propuestas sobre Ed. Sup. en campaña presidencial: Luis Felipe Gómez – abril/22

El rector de la Pontifica Universidad Javeriana, en Cali, Luis Felipe Gómez, destaca las principales diferencias de las porpuestas de los apsirantes presidenciales en educación superior. Tomado de La República.

En esta recta final hacia la primera vuelta presidencial es importante hacer un análisis profundo, detallado y cuidadoso, de los programas de los candidatos, pues en esta oportunidad sí que hay diferencias muy grandes entre las propuestas que se están poniendo para escrutinio de la opinión. En educación superior, hay dos grandes diferencias alrededor del papel de las universidades privadas y estatales; y en otro frente, una visión muy antagónica sobre el rol del Icetex. Por una parte, Petro y Fajardo privilegian la universidad estatal, mientras que Gutiérrez acentúa en el modelo mixto, tanto estatal como privado.

Hay dos modelos que, si bien tienen coincidencias, en lo que tiene que ver con las universidades privadas marcan grandes divergencias. El candidato Federico Gutiérrez propone una profundización del modelo que se ha venido trabajando en los últimos 12 años, que tiene que ver con el fortalecimiento de todo el sector, es decir, tanto de las universidades estatales como las privadas. Consolidando un modelo mixto de prestación del servicio público. Se propone una meta exigente: pasar de 40% a 52% por lo menos en el tránsito exitoso de la educación media a la superior. En pocas palabras, ampliación de la inclusión y cobertura. Y tendría una meta de 400.000 participantes en el programa de Generación E, eso sí no explica la sub-meta de Generación E en su componente de excelencia que sustituyó al programa Ser Pilo Paga. Y dice que brindará “… gratuidad en educación superior para jóvenes de estratos 1, 2 y 3 y pasaremos de 700.000 cupos con Matrícula Cero a 1 millón”. Mientras que el candidato Gustavo Petro propone una profundización de un modelo oficial, estatal: “… educación pública, gratuita y de calidad a nivel tecnológico y universitario”, “se fortalecerá la red de universidad públicas”, “matrícula cero”, con los que buscará una mayor cobertura. En una órbita similar se ubica Sergio Fajardo: “aumentar el número de cupos y mejorar la calidad de las universidades públicas”, “Crearemos la Universidad Digital para llevar los mejores profesores del país a los municipios más alejados”. Hay pues diferencia de énfasis frente a la universidad privada.

Frente al Icetex igualmente, dos formas de abordar el problema. De un lado Gustavo Petro señala que pondrá en marcha un “plan de Salvamento para liberar de las deudas a todos sus usuarios. El Icetex se especializará en financiar con préstamos sociales los estudios de pregrado y posgrado en el exterior”. La financiación que presta el Icetex a las familias desaparecería, seguramente porque considera que las universidades públicas darán abasto para incorporar a los que piden crédito y van a las privadas. En distintas universidades privadas oscila entre 25% y hasta más de 50% de sus estudiantes que estudian financiados por el Icetex. Se reduciría de manera dramática la participación de la educación privada. Y hace el énfasis en concentrar al Icetex en el campo de estudios en el exterior.

De otro lado, Gutiérrez plantea la transformación del Icetex: Reducir las tasas de interés, poner a funcionar la financiación contingente al ingreso (pago luego cuando trabajen y proporcional al salario). Lo que apalancaría la matrícula de estudiantes en las universidades privadas. Fajardo fortalecería el Icetex: “otorgará becas, otorgará créditos con pagos contingentes al ingreso, incorporará donaciones y apoyará a las universidades con recursos de fomento a las universidades. Para ello, deberemos capitalizar Icetex con recursos adicionales”. Al respecto, hay dos posiciones muy claras. Una que deja al Icetex fuera del ámbito de la financiación de la educación en el país, lo que sería una espada sobre la cabeza de las universidades privadas. Y otra posición que fortalecería al Instituto.

Fajardo y Petro plantean la preocupación por los profesores, en términos de capacitación y número, y sobre el bienestar de estudiantes. Mientras que Federico Gutiérrez: propone una gran alianza por el bilingüismo en Colombia y la pertinencia de la educación. Hay pues, acentos en las propuestas. Importante reflexionar en sus consecuencias.

Información relacionada:Formación y propuestas sobre educación superior de los aspirantes presidenciales

 205 

Compartir en redes