Diversidad y resultados de aprendizaje, beneficios de nuevo decreto: José Consuegra -julio/19

José Consuegra Bolívar es consejero del CESU y rector de Unisimón, y habla de los que él considera beneficios del nuevo decreto de calidad que deberá salir en próximos días. Tomado de El Heraldo.

Con gran expectativa y motivación se percibe la entrada en vigencia, en agosto, de la nueva reglamentación para el aseguramiento de la calidad en la educación superior, que deroga el criticado y suspendido Decreto 1280 de 2018.

Como rector de una Institución de Educación Superior(IES) acreditada de alta calidad, participé en los diálogos abiertos e inclusivos que organizó el Ministerio de Educación Nacional por el país, con 29 talleres en 3 ciclos y la participación de más de 600 representantes de 243 IES, que permitieron una construcción participativa del proyecto de decreto-ley a través del cual se reestructura y reglamenta una visión actualizada y de mayor pertinencia de los principios rectores para la consolidación de una cultura de autoevaluación y calidad en nuestras IES.

Un llamado unánime que fue escuchado es el reconocimiento de la diversidad misional de las IES, la valoración y respeto de su identidad, naturaleza jurídica, tipología y autonomía en la definición de la denominación y las titulaciones. Se retoman así componentes importantes del Acuerdo por lo Superior 2034 que proyecta al sistema de educación superior como pilar trascendental en una sociedad incluyente, sintonizada con la diversidad del territorio nacional y con el entorno internacional.

Acoger la diversidad no debe ser asumido como una licencia para la desintegración de los estándares, ni constituye un argumento en contra de ellos, tampoco conlleva un relativismo caótico e irresponsable; más bien es una oportunidad óptima para resignificar el sistema de acuerdo a la dinámica global de la educación superior, a su desarrollo histórico y, principalmente, se contextualiza con la diversidadsocial y cultural de Colombia que se despliega sobre un territorio absolutamente heterogéneo y prolífico, con características regionales propias y diversas.

Otro cambio estructural en el actual sistema, contenido en el nuevo decreto, es la incorporación de los resultados del aprendizaje de los estudiantes como factor clave de lacalidad, sumándose a los núcleos centrales de evaluación de capacidades y procesos. En consecuencia, los resultados de aprendizaje se incluirán en el modelo de autoevaluación y mejoramiento institucional, así como en la evaluación de las condiciones de calidad de un programa académico.
Otra mejora es que les da mayor consonancia y celeridad a los procesos de registro calificado. Un ejemplo de esto es que las instituciones que deseen ofrecer programas académicos con identidad en el contenido curricular mediante distintas modalidades podrán hacerlo a través del registro calificado único.

Los ajustes y mejoras son muchos más que los mencionados y todos ellos guardan congruencia con una mejor construcción colectiva de nuestro Sistema de Aseguramiento de la Calidad. Esperamos que esta nueva reglamentación propositiva actúe como camino facilitador para la construcción de una educación superior pertinente, diversa y de calidad en Colombia.