El Observatorio de la Universidad Colombiana




El origen de la pelea familiar por la rectoría de Unimetro

Julio 20/20 Lo único claro en la pelea por el poder en la Universidad Metropolitana de Barranquilla es que el capítulo final no está escrito, y que el litigio seguirá, mientas esa U. poco progresa en calidad.

Los bandos enfrentados

Según historia que cuenta el diario El Heraldo, el médico otorrinolaringólogo y senador Gabriel Acosta Bendeck y su primera esposa, Sofía Acero de Acosta, tuvieron una idea: crear la Fundación Acosta Bendeck, a partir de la cual nació la Universidad Metropolitana de Barranquilla en 1973 y el Hospital Metropolitano, cuatro años más tarde.

En su momento, las aspiraciones políticas de Gabriel Acosta Bendeck llevaron a que la rectoría de Unimetro quedara a cargo de su hermano Eduardo Acosta Bendeck, quien estuvo en el cargo por 35 años.

La extraña muerte de Gabriel Acosta Bendeck en 2014 desató entre sus herederos —legítimos y políticos— y los de sus hermanos una disputa penal y civil que ha requerido la intervención de 11 autoridades judiciales, una vigilancia especial a la Universidad Metropolitana y un acuerdo de alternancia en la rectoría que ha causado estragos similares a los que dejó el Frente Nacional en el país.

La disputa está entre dos ramas de la misma familia: por un lado están Alberto Acosta Pérez y sus primos Juan José Acosta Osío (actual rector del alma mater) y Luis Fernando Acosta Osío (implicado en el supuesto soborno), María Cecilia Acosta Moreno y Gina Eugenia Díaz de Acosta (esposa de Alberto). Estos son algunos de los hijos de los cuatro fundadores de Unimetro: Gabriel, Eduardo, Jacobo y Alfonso Acosta Bendeck.

En el otro bando están Ivonne Acosta, única hija del matrimonio conformado por Gabriel Acosta Bendeck y Sofía Acero de Acosta, quienes dieron origen a la fundación que hoy está en el centro del pleito. Ivonne Acosta es respaldada por su esposo Carlos Jaller Raad, quien es uno de los denunciantes, así como por Javier Cuartas Jaller y Jorge Luis Hernández Cassis.

En este punto, la supuesta intervención de Pulgar habría roto el acuerdo y agregado presuntamente nuevos delitos a la lista que se endilgaron a los intervinientes. Según la conversación, el congresista fue más específico al solicitar  ayuda al togado. “Esa universidad me pone unos votos muy importantes y adicionalmente… Aquí hay un negocio… Ustedes me dicen… y yo voy y digo: esta jugada vale tanto y vamos pa’lante. Así de sencillo”.

En los audios el senador dejó entrever la influencia del Ministerio de Educación para lograr el nombramiento de Juan José Acosta Osío en la rectoría de la Unimetro. Esto llevó a que la cartera de Educación saliera de inmediato a aclarar su participación dentro del proceso.

Información de referencia: Mineducación, en medio de pelea de Unimetro, pide actuar a Corte Constitucional

Dejó claro que dentro del ejercicio de inspección y vigilancia de la educación superior decretó en noviembre de 2018 “medidas preventivas” y de “vigilancia especial” en la Universidad Metropolitana, de carácter administrativo, es por ello que realizó la designación de un inspector in situ (foto de una de las reuniones de los directivos con el inspector in situ).

Mineducación sí asistió a audiencia

Entre tanto, luego que se conociera que desde Presidencia de la República han pedido a Fiscalía y Procuraduría investigar a funcionarios de Mineducación por haberse prestado para interceder a favor de una de las partes en el litigio de la Universida, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, reconoció que sí, efectivamente el 12 de abril de 2018, el abogado externo de asuntos penales, a nombre del Ministerio de Educación Nacional sí asistió a una audiencia de restablecimiento del derecho, a la cual los citó el Juez Trece 13 Penal Municipal con función de Control de Garantías de Barranquilla, pero insiste en que esto no los convierte en parte del proceso.

Información de referencia: Caso Unimetro: Fiscalía y Procuraduría tras Mineducación por posibles favorecimientos

“Por tratarse de una citación de un Juez de la República, acudió en su momento el Dr. Jhon Alexander Gallardo, abogado externo en asuntos penales, lo cual no le da al Ministerio la calidad de parte en el ámbito jurídico del proceso, pero tampoco lo exime para dejar de acudir o contestar cada vez que una autoridad judicial lo requiera en este o cualquier proceso. Una cosa es hacer parte del proceso judicial y otra cumplir con el deber de contestar en este y todos los casos los mencionados requerimientos de las autoridades judiciales.”, cita la ministra.

Precisamente, el Ministerio reitera que en virtud de la autonomía universitaria dispuesta por la Constitución la institución de educación superior, puede y debe definir la rectoría y la modificación de sus propios estatutos e insta una vez más a la Corte Constitucional, en caso de que lo consideren pertinente adoptar las diligencias que consideren correspondientes, para que se unifique las acciones definitivas a tomar con dicha Universidad.

Fuentes: El Heraldo y Caracol Radio

Compartir en redes