En 2020 empezaría a funcionar convención mundial de reconocimiento de títulos

Sept 13/19 En noviembre, Conferencia de UNESCO espera aprobar la “Convención Mundial sobre el reconocimiento de cualificaciones relativas a educación superior”, que comenzaría a operar 3 meses después.

El objetivo es que cada Estado reconozca, a efectos del acceso a su sistema de educación superior, las cualificaciones y el aprendizaje anterior documentado o certificado obtenidos en otros Estados partes que cumplan los requisitos generales de acceso a la educación superior en dichos Estados partes, a menos que se pueda demostrar que existen diferencias sustanciales entre los requisitos generales de acceso en el Estado parte donde se obtuvo la cualificación y en el Estado parte donde se solicita su reconocimiento.

Esta iniciativa extiende los principios del Acuerdo de Bolognia de finales de la década de los noventa y representa una aspiración de los diversos sistemas nacionales de educación superior, como en el caso de América Latina, que nunca ha podido avanzar en el tema pese a que lo sugirió desde la década de los 70.

Se busca reconocer títulos, diplomas y estudios previos.

También abre la puerta para que los sistemas de educación superior (y por ende las IES) comiencen a reconocer los aprendizajes previos no necesariamente de carácter titulado. El texto que se llevará a la Convención de noviembre dice que “las cualificaciones obtenidas mediante modalidades de aprendizaje no tradicionales reconocidas que estén sujetas a mecanismos de aseguramiento de la calidad comparables se evaluarán de acuerdo con las normas y los reglamentos del Estado parte, o de la unidad constitutiva de este, utilizando los mismos criterios aplicados a cualificaciones similares obtenidas mediante modalidades de aprendizaje tradicionales”.

De aprobarse el Acuerdo, que parte del principio según el cual “las personas tienen derecho a que se evalúen sus cualificaciones con el propósito de solicitar su admisión en estudios de educación superior o de buscar oportunidades de empleo”, los Estados tendrán tres meses para adaptar sus sistemas y comenzar a operar.

Así mismo, el Acuerdo no sólo busca reconocer títulos sino también estudios parciales.

“Cada Estado parte podrá reconocer, a efectos de la finalización de un programa de educación superior o de la continuación de estudios de educación superior, según proceda, y teniendo en cuenta la legislación de los Estados partes relativa al acceso, los estudios parciales documentados o certificados o el aprendizaje anterior documentado o certificado realizados en otro Estado parte, a menos que se pueda demostrar que existen diferencias sustanciales entre los estudios parciales o el aprendizaje anterior y la parte del programa de educación superior que estos reemplazarían en el Estado parte donde se solicita el reconocimiento. Como alternativa, bastará con que un Estado parte permita a una persona que haya realizado estudios parciales documentados o certificados o un aprendizaje anterior documentado o certificado en otro Estado parte obtener una evaluación de dichos estudios parciales o aprendizaje anterior, a solicitud de la persona interesada”.

Este sistema busca, adicionalmente, un favorecimiento para reconocer los estudios de los desplazados y refugiados (venezolanos en el actual caso colombiano).

Desafiante tarea para el sistema de educación superior colombiano. Según el texto “las decisiones de reconocimiento se basan en información adecuada, fiable, accesible y actualizada sobre los sistemas, las instituciones, los programas y los mecanismos de aseguramiento de la calidad de la educación superior que haya sido impartida por conducto de las autoridades competentes de los Estados partes, los centros nacionales de información oficiales o entidades similares”. Si bien Colombia tiene importantes avances en sus sistemas de información, aspectos como la convalidación de títulos se ha constituido en un dolor de cabeza para el Ministerio de Educación Nacional.

Clic para ver el informe y propuesta de texto de la Unesco