¿Entre Mineducación y Mintrabajo, quién ganará el pulso por liderar la formación para el trabajo?

Feb 14/19 Por un lado, las IES que se amparan en Mineducación, y por otro el SENA y las instituciones de formación para el trabajo, que se amparan en Mintrabajo. En el medio, el propuesto Plan Nacional de Desarrollo que “crea el subsistema de formación para el trabajo por competencias como parte de la oferta en el Sistema Nacional de Cualificaciones”.

El sistema propuesto se requiere, con urgencia, para hacer compatibles los diferentes niveles formativos en el país y las distintas ofertas de técnicos laborales y técnicos profesionales.

En el fondo, lo que hay es una sutil pugna por la incidencia sobre un mercado que no tiene precisos referentes conceptuales (en Colombia no es claro el alcance y las diferencias entre formación técnica, laboral y profesional, y la formación tecnológica).

El Marco Nacional de Cualificaciones, que debe soportar el Sistema Nacional de Cualificaciones demanda esta reflexión teórico, que está mediada por los intereses de las instituciones de educación superior (léase ASCUN y ACIET), y la reflexión práctica, mediada por los intereses del sector empresarial y las instituciones de formación para el trabajo y el desarrollo humano (léase ASENOF – ASFOTEC).

Todo esto es, en esencia, lo que debió fundamentar el frustrado Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET), mal manejado por la administración de Gina Parody y Natalia Ariza y, por ende, enterrado, pero no muerto.

Todo indica que la falta de liderazgo e interés de Mineducación en el tema dejará la responsabilidad del tema en Mintrabajo, tal y como lo sugiere el articulado propuesto.

Lo que propone el PND

El siguiente es el articulado propuesto por el Gobierno Nacional para el Plan Nacional de Desarrollo que aprobará el Congreso de la República:

Artículo 114º. Formación para el trabajo. Se crea el subsistema de formación para el trabajo por competencias como parte de la oferta en el Sistema Nacional de Cualificaciones. Esta formación se estructurará en diversos niveles de complejidad, desde los iniciales hasta los más avanzados, de acuerdo con las necesidades del sector productivo. Sus oferentes son el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, las Instituciones de Educación para el Trabajo y Desarrollo Humano -ETDH, las Instituciones de Educación Superior con oferta de formación para el trabajo y los demás oferentes que formen por competencias y cumplan los requisitos y mecanismos que para tal fin se establezcan.

El Gobierno Nacional, con el liderazgo del Ministerio de Educación Nacional y del Ministerio del Trabajo, definirá la estructura, las condiciones y mecanismos del Subsistema de formación para el trabajo y de sus procesos de aseguramiento de calidad. Para ello, se definirán las competencias de cada uno de estos dos ministerios. El Ministerio del Trabajo reglamentará la oferta y los niveles de la ETDH y el SENA.

Las condiciones y mecanismos del subsistema de aseguramiento de la calidad del subsistema de evaluación y certificación en competencias laborales, en el sector público, será reglamentado por el Ministerio del Trabajo.