Gobierno aún no reglamenta Ley 1911, expedida hace 14 meses

Sept 9/19 La Ley de Financiación Contingente al Ingreso fue aprobada por el anterior gobierno y, tras los acuerdos con profesores y estudiantes, no ha tenido ambiente favorable para su reglamentación.

Clic para ver la Ley 1911 de julio 9 de 2018

Esta es la ley que busca mecanismos alternativos de financimiento de los créditos del Icetex, a través del Sistema de Financiación Contingente al Ingreso -FCI-, y también crea un fondo de compensación para los estudiantes, con los cuales aumentaría el monto de los subsidios.

Por ello, en estos días debe conocerse el resultado de una acción de cumplimiento presentada ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que, de acogerse, obligaría al Gobierno a reglamentar la creación de un fondo de financiación contingente que ayude a pagar a los estudiantes sus créditos educativos.

El fondo fue creado al amparo de la Ley 1911, la cual fue aprobada el año pasado en el Congreso de la República, pero, desde entonces, la reglamentación vía decreto ha quedado pendiente por parte de la rama Ejecutiva.

Los cálculos de la ex vicepresidente Financiera del Icetex, Patricia Rincón, indican que con este fondo de compensación un estudiante pasaría de pagar 850.000 pesos de cuota de financiación por sus estudios a 173.000 pesos.

Esta reducción permitiría que al comenzar su vida laboral, los recién graduados pueden invertir sus salarios en más educación, salud o ahorro, y no destinar más del 50 por ciento de sus ingresos en el pago de un crédito.

“Inicialmente, el fondo podía operar con los recursos que se tienen con el Icetex, pero después se podría buscar otras fuentes de financiación”, dijo Rincón al ser consultada.

Aunque el fondo de compensación fue creado en la Ley 1911, aún no existe claridad sobre cuántos estudiantes podrían ser beneficiados en el país y cuál sería el impacto fiscal de esta normatividad.

La Ley 1911 establece que los principales beneficiarios deben ser los hijos de las madres cabeza de familia y los representantes de la población minoritaria.

“Este fondo de financiación contingente es una necesidad porque establecerá un esquema que no será un crédito para los estudiantes y, por eso, ellos no necesitarán codeudores ni intereses”, explica Pinto.

Inicialmente, la acción de cumplimiento fue admitida por el Tribunal Administrativo y las próximas semanas se conocerá una decisión sobre el particular.

Con el fallo se abriría camino a que haya un representante de los jóvenes en la junta directiva del Icetex y que los préstamos se den sin centrales de riesgo ni reportes crediticios.

Adaptación de El Tiempo