IES están en riesgo de perder su condición de entidades sin ánimo de lucro

Mayo 20/19 Además de registrarse ante la DIAN como entidades sin ánimo de lucro, las IES tienen que actualizar anualmente la información financiera y hacerla pública en sus webs, o pierden el carácter de ESAL.

El pasado 29 de marzo venció el plazo para que las IES entregaran al información a la DIAN y la publicaran en sus páginas web, pero cerca del 20 % de éstas no reportan esta actualización de ley, sólo tienen información del periodo fiscal 2017 y no del 2018, y no la publican en sus páginas web.

Algunas literalmente esconden la información dentro de web para que sea muy difícil el acceso público a la misma, o la publican con links ocultos que sólo le comunican ala DIAN.

De esta manera están violando el principio de las ESAL de ser entidades de carácter público, con información transparente y de libre acceso, y la DIAN las puede pasar a un régimen ordinario, con lo que deben tributar.

La información que deben suministrar las IES, según el parágrafo dos del artículo 364-5, del estatuto tributario, es:

1. La denominación, la identificación y el domicilio de la entidad.

2. La descripción de la actividad meritoria.

3. El monto y el destino de la reinversión del beneficio o excedente neto, cuando corresponda.

4. El monto y el destino de las asignaciones permanentes que se hayan realizado en el año y los plazos adicionales que estén autorizados por el máximo órgano social, cuando corresponda.

5. Los nombres e identificación de las personas que ocupan cargos gerenciales, directivos o de control.

6. El monto total de pagos salariales a los miembros de los cuerpos directivos, sin obligación de discriminar los pagos individuales.

7. Los nombres e identificación de los fundadores.

8. El monto del patrimonio a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior.

9. En caso de recibir donaciones, la identificación del donante y el monto de la donación, así como la destinación de la misma y el plazo proyectado para el gasto o la inversión. Para tales efectos, se entiende que la donación a una entidad del Régimen Tributario Especial es una autorización de publicar los datos que contiene el registro.

10. Cuando las donaciones se perciban en eventos colectivos, sin que sea posible la identificación particular de los donantes, se deberá inscribir el monto total percibido, la fecha y la destinación del mismo.

11. Un informe anual de resultados que prevea datos sobre sus proyectos en curso y los finalizados, los ingresos, los contratos realizados, subsidios y aportes recibidos así como las metas logradas en beneficio de la comunidad.

12. Los estados financieros de la entidad.

13. El certificado del representante legal o revisor fiscal, junto con la declaración de renta donde se evidencie que han cumplido con todos los requisitos durante el respectivo año, cuando corresponda.

14. Los recursos de cooperación internacional no reembolsable que reciban o ejecuten.

El origen de la norma

Vale recordar que con la reforma tributaria, de diciembre de 2016 (Ley 1819), las IES pasaron a convertirse en contribuyentes del impuesto sobre la renta del Régimen Tributario Especial. Antes eran no contribuyentes y no declarantes.

Para ser favorecidas tributariamente, tuvieron que constituirse en entidades sin ánimo de lucro (ESAL), con lo que reducen significativamente su tarifa de contribución del impuesto sobre la renta (bajaron del 34 % al 20 %) bajo el Régimen Tributario Especial (RTE), por desarrollar una actividad meritoria y porque sus excedentes no pueden ser distribuidos bajo ninguna modalidad; es decir, no pueden tener lucro. Al pasar a ser RTE no tributan sobre los excedentes siempre que estos se reinviertan en el desarrollo de la actividad meritoria.

Las IES que no actualizaron la información y no la han hecho debidamente públicamente, confirma la DIAN a El Observatorio, pueden perder  sus beneficios tributarios y serán excluidas de la condición de RET y tendrán que esperar tres años para poder solicitar el reingreso al mismo.

El registro web, dice la DIAN, es un requisito de obligatorio cumplimiento que se construye con base en la información suministrada por los contribuyentes, con el objeto de dar transparencia al proceso de calificación, permanencia y actualización en el Régimen Tributario Especial del Impuesto Sobre la Renta y Complementario.

De acuerdo con lo establecido en el inciso segundo del artículo 7° de la Resolución 0019 del 28 de marzo de 2018, el sitio web que utilice la entidad sin ánimo de lucro, deberá corresponder a un espacio virtual en internet, que cualquier persona pueda acceder como mínimo a la información que establece los parágrafos 2 y 4 del artículo 364-5 del Estatuto Tributario y los artículos 1.2.1.5.1.3. y 1.2.1.5.1.4. del Decreto 1625 de 2016 Único Reglamentario en Materia Tributaria.