El Observatorio de la Universidad Colombiana


ELN en la U Nacional


Indignación por referencia de la Fiscalía a cercanía de la U. Nacional con el ELN

Julio 15/20 Una de las acusadas por la bomba del Centro Andino, en 2017, se acogió al principio de oportunidad con la Fiscalía, que dijo que por haber sido estudiante y egresada de la Nacional, “conoce el ELN”.

En el acuerdo suscrito entre la abogada Natalia Trujillo Nova para buscar beneficios en la investigación que realiza la fiscalía, y que esta entidad presentó ante un juez de la República para su aval, por el atentado, dice: “La ciudadana Trujillo Nova fue estudiante egresada de la Universidad Nacional de Colombia, graduada como Abogada, y por esa condición conoce desde su interior la estructura y funcionamiento del Ejército de Liberación Nacional”.

Trujillo ha reconocido tener información sobre el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), grupo al que la Fiscalía le atribuyó la bomba que hizo explosión en el baño del centro comercial, mató a tres mujeres y dejó heridas a nueve más.

Aunque la vicefiscal General de la Nación, Martha Janeth Mancera, intentó bajar el tono del impacto de lo allín expuesto (“esta administración de la Fiscalía General de la Nación jamás aceptaría un principio de oportunidad donde se estigmatizara de esa manera a alguna alma mater, siempre se ha garantizado el debido proceso y el derecho de las víctimas”), las reacciones en redes sociales no se han hecho esperar.

Rechazo masivo

Nuevamente, y desafortunadamente, se hace una vinculación entre la Universidad Nacional de Colombia y algún grupo terrorista.

El constitucionalista y exrector universitario José Gregorio Hernández ha dicho que “no es correcto -ni en lógica, ni en Derecho- que la Fiscalía relacione la condición de abogado egresado de Universidad Nacional con el conocimiento sobre estructura y funcionamiento de organizaciones delictivas. Debe rectificar”.

El también abogado y profesor de la Nacional, Rodrigo Uprimy, afirmó que “es una estigmatización inaceptable contra la Universidad Nacional y contra sus docentes, estudiantes y egresados”, mientras que Ignacio Mantilla Prada, exrector de esa Universidad, ha dicho que “lamentable e inaceptable que la Fiscalía por error, ignorancia o con intención, estigmatice a la Universidad Nacional. En cualquier caso esperamos la rectificación..

Mantilla, rector cuando se dio el atentado, ya había tenido que salir a defender el nombre de su Universidad, al cuestionar la manera como el diario El Tiempo había sugerido, en junio de 2017, que el grupo que realizó el atentado, el Movimiento Revolucionario del Pueblo, tenía “nexos con el Eln y con extremistas de la Universidad Nacional” (leer la noticia).

A raíz de ello, el diario El Espectador publicó una editorial en la que llamó a no estigmatizar a las universidades y simultáneamente Oscar Sánchez, Coordinador Nacional Educapaz, en El Tiempo, señaló que “el terrorismo no es una asignatura en las universidades de Colombia, y se debe tener cuidado de hacer peligrosas afirmaciones estigmatizantes” (leer análisis).

—-

La caricatura de Matador, que acompaña esta nota, no es una apología o crítica, sino una forma de mostrar cómo, desde los medios (en este caso caricatura) se ha manejado la idea de una supuesta relación entre algunos grupos de estudiantes universitarios (en distintas IES) y los grupos terroristas.

A propósito de esta noticia, el caricaturista Matador, que hizo esta imagen hace varios años, ha dicho que “es indignante la manera en que la gente estigmatiza a los egresados de ciertas universidades“.

Compartir en redes