Investigadores trabajan en modelo predictivo para identificar causales de deserción

Nov 23/22 No tener beca, repetir varias materias y trabajar mientras se estudia, explican gran parte de la deserción universitaria en primer semestre, según revela estudio de la Universidad CES.

El estudio Factores asociados al rendimiento académico y la deserción en estudiantes universitarios, realizado por el investigador Jaime Gutiérrez Monsalve, candidato a doctor en Epidemiología y Bioestadística de la Universidad CES y profesores de la Universidad Católica de Oriente, busca desarrollar “un modelo nos permita predecir la deserción y el riesgo de tener bajo rendimiento académico en instituciones universitarias, en estudiantes de pregrado.  El 19% de nuestros estudiantes en el primer semestre desertan, al segundo semestre ya tenemos una tasa acumulada del 24% y al tercer semestre del cerca del 33%. Por lo tanto, es un impacto muy importante”, reveló Gutiérrez. 

El análisis se basó en una valoración a 977 estudiantes de la Universidad Católica de Oriente, en Rionegro Antioquia, donde se evaluaron estudiantes de primer semestre de las áreas del conocimiento: ciencias agropecuarias, ciencias de la educación, ciencias de la salud, ciencias económicas y administrativas, ciencias sociales, derecho e ingeniería.

De acuerdo con la medición, entre las variables o factores que llevan a la deserción universitaria se encuentran la repetición de asignaturas, estar en niveles inferiores en la trayectoria de formación en el programa académico, no tener beca o subsidio, trabajar y estudiar simultáneamente y, ser de sexo masculino, factores que en la mayoría de áreas del conocimiento se asociaron con bajo rendimiento académico.

“La ansiedad en la evaluación, las actitudes cognitivas, aptitud verbal, aptitud numérica, razonamiento, la procrastinación, la motivación son en realidad las principales variables que explican el bajo rendimiento académico y la deserción, resultados que son novedosos e impactantes en el sector de la educación superior mundial”, añadió el investigador Gutiérrez Monsalve.

Con los primeros resultados y utilizando técnicas analíticas y de desarrollo de software se ha desarrollado un modelo predictivo del rendimiento académico universitario en estudiantes de pregrado a partir de una cohorte de estudiantes nuevos reclutados en 2021-2 y 2022-1. Para ese modelo, se analizaron variables del factor psicosocial-individual, institucionales y sociodemográficas. Luego se establecieron las asociaciones entre las variables de los factores.

“Como resultados preliminares se tiene que el rendimiento académico en Razonamiento Cuantitativo y Matemáticas puede explicarse a través de trayectorias cognitivas y no cognitivas en variables como aptitud al razonamiento, aptitud numérica, aptitud espacial, aptitud verbal. Dentro del componente no cognitivo resalta la ansiedad a la evaluación, la motivación profunda, el control social, la procrastinación y la estabilidad emocional”, concluyó el estudio. 

Finalmente, en la variable sociodemográfica se identificó que quienes tienen bajo rendimiento académico son estudiantes de colegios públicos, estudiantes provenientes de regiones foráneas al área metropolitana de Medellín y el Oriente cercano.

Son los hombres quienes tienen mayores tasas de deserción, los estudiantes con mayor edad y que trabajan, tienen familias.

Los investigadores de la Universidad CES y la Católica de Oriente se encuentran desarrollando el sistema de alertas tempranas que permitirá medir en tiempo real el riesgo de deserción y bajo rendimiento académico, así como diseñar programas eficaces para disminuir el riesgo de tener bajo rendimiento académico y desertar. Se pretende que este sistema se adapte fácilmente a cualquier universidad o IES.

 408 

Compartir en redes