El Observatorio de la Universidad Colombiana




La educación superior de Colombia en riesgo: ¿dónde están los estudiantes?

Abril 28/21 Así se titula una investigación que busca explicar los factores que incidieron e inciden (fuera de la pandemia) en la gradual reducción de estudiantes en el sector.
.
El estudio de Carlos Rincón Quiñones y Andrés Felipe Espitia Suárez, investigadores de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, “La educación superior de Colombia en riesgo: ¿dónde están los estudiantes?”, aparece publicado en el último número de la Revista de EAFIT “Ecos de Economía”, y analiza, con datos, el comportamiento de la matrícula en el sector hasta 2.018 y 2.019, mostrando, entre otros, los siguientes interesantes resultados:
.
Auncuando el análisis llega a 2.018, y especialmente fue desde ese año que comenzó a sentirse con mayor impacto una baja en las tasas de matrícula en educación superior, y eso que aún no hay cifras para dimensionar el impacto de la pandemia, el estudio explica que no es, como algunos han creído, la aparente disminución en las tasas demográficas las que están impactando la matrícula, aunque aclaran que eso sí va a pasar.
.
“Con base en los hallazgos encontrados, la hipótesis de un cambio demográfico como explicación para la caída de los estudiantes nuevos en educación superior no es consistente desde el punto de vista de que los estudiantes que egresan de media y los que presentan las pruebas Saber 11 no han disminuido en los últimos cuatro años. Sin embargo, sí existe una  disminución sostenida de los estudiantes en preescolar y primaria, que implica que el problema de reducción de la población joven sí impactará en unos años”, dicen los investigadores.
.
Esta situación podría complementarse con la proyección que ha mostrado el director del DANE, y presentada por El Observatorio en la noticia Cada vez habrá menos jóvenes. IES tienen que rediseñarse o desaparecer.
.
Matrículas más altas vs. ingresos más bajos

.

El estudio muestra que en el periodo entre 2.014 y 2.108 a nivel nacional se dio un crecimiento en los  precios de la  matrícula del  6,2 %, más la inflación, mientras que en el mismo periodo los ingresos promedio en SMLV disminuyeron para todos los quintiles con excepción del Q1, que creció 1 % aproximadamente.

Paradójicamente la caída en los ingresos fue más fuerte en los quintiles Q4 y Q5, y especialmente en los hogares con al menos una persona en educación superior.

El incremento en términos reales del 6,2 % fue de dos puntos porcentuales más en las IES acreditadas de alta calidad. En el 2018, estudiar en una IES acreditada costaba en promedio 9,9 SMLV, con un incremento de 0,9 SMLV respecto al 2014, además el precio fue superior en 5,2 SMLV respecto a una IES no acreditada.

Muchas de esas acreditadas, según los reportes de matrículas del SNIES, que no hacen parte del estudio, son algunas de las que más han sufrido con la caída de estudiantes.

Este aumento de precios de las matrículas en conjunto con la evidencia de la caída de los ingresos de los hogares genera una mayor restricción para el acceso de estudiantes nuevos a educación superior.

Queda por ver cuáles serán los impactos en el sector con la pandemia, que llevó a muchas IES a congelar e, incluso, bajar sus matrículas.

Otro de los aspectos analizados por los investigadores se relaciona con el comportamiento de los créditos del Icetex. Según los investigadores, la contracción de la financiación de la educación superior evidente en la reducción del número de créditos nuevos aprobados por el ICETEX en los últimos cinco años, lo que explicaría una parte de la caída de la demanda de estudiantes nuevos que están dejando de ingresar a pregrado en universidades privadas a nivel nacional en el periodo 2016-2018.

¿Se están yendo del país los estudiantes?

Aunque no se ha dado una “deserción” hacia el extranjero, sí es importante analizar este dato. Los investigadores consideran las posibilidades de que estudiar en el extranjero puede estar asociado con menores costos (en algunos países), con una experiencia cultural y académica diferente y con la idea de tener un diferencial para ingresar al mercado laboral.

Según datos de Migración Colombia, en el periodo 2014-2019, emigraron del país 494.379 personas cuyo  motivo de viaje fue estudios. Dice el estudio que es interesante que esté creciendo el número de colombianos que viajan al exterior por motivo de estudios, más aún cuando el país ha vivido un periodo de devaluación respecto al dólar entre diciembre 2014/diciembre 2019 de alrededor del 42 %, devaluación que ha impactado los costos de estudiar fuera del país.

La hipótesis de un aumento de estudiantes que se van a estudiar al exterior se desestima al evidenciar que la tendencia es estable en los últimos cinco años y no se relaciona con la magnitud de la caída en el sector.

¿Desplazamiento de la demanda?

Según el informe, si las familias con mejor capacidad económica evidencian una disminución en sus ingresos y deciden optar por la universidad pública, dado que sus hijos han estudiado en colegios privados con mejores niveles de calidad en su formación, puede presentarse un desplazamiento de los estudiantes provenientes de colegios públicos en el acceso a la educación superior pública, lo que haría más difícil el problema de movilidad social e inequidad. Por tanto, esta situación le interesa a toda la sociedad, y no es un problema que pueda catalogarse solo de IES privadas.

Finalmente, sugieren los investigadores que un aspecto fundamental y que quedó pendiente es evaluar si existen cambios en la preferencia de los jóvenes por la educación superior y la percepción de  utilidad de la universidad, como causa para entender la caída en el ingreso de estudiantes nuevos. No obstante, no existen datos sectoriales disponibles que permitan aproximar esta respuesta por ahora. Les corresponde a las autoridades y a las IES unir esfuerzos para conocer qué está pasando en este sentido.

Compartir en redes