La Universidad Surcolombiana hoy – Enero /19


Por: Nidia Guzmán Durán, rectora de la UIS, en Diario del Huila

Hablar del Huila es hablar también de la Universidad Surcolombiana.  Por eso se puede decir tranquila y justamente, que la historia del Huila se divide en dos: antes de la Universidad Surcolombiana y después de la Universidad Surcolombiana.

Esta afirmación no sólo es una simple expresión discursiva, sino que representa toda una significativa figuración regional.  Pues esta Casa de Estudios, ha jugado un papel trascendental en el desarrollo y crecimiento del departamento.  Ella le ha aportado en varios aspectos, pero sobre todo, en lo que tiene que ver con educación y formación del recurso humano.  Ha creado una especie de clase media profesional en la región.  Y a pesar de todas las dificultades, propias de toda institución en pleno desarrollo, la institución continúa avanzando no sólo en el cumplimiento de sus propósitos misionales, sino también en la configuración de un imaginario colectivo que le genera un gran sentido de pertenencia y pertinencia.

La Universidad en su integralidad ha sido una especie de impulso y apoyo en los sectores académicos, empresariales, económicos, culturales y de salud, los cuales han influido en el progreso del departamento y de la región surcolombiana.  En términos cualitativos, por ejemplo, la Universidad formó el 70% de los docentes del magisterio; casi todo el personal es licenciado, antes de la Universidad sólo había un 2% aproximadamente.

La institución ha formado a su clase dirigente, a sus empresarios, a sus docentes, y hasta varios líderes políticos que hoy gobiernan municipios, integran concejos municipales y jalonan propuestas desde la asamblea departamental.  Otros muchos, se destacan en altas posiciones de reconocidas multinacionales y empresas tanto del país como del exterior.  La Universidad Surcolombiana le otorgó la clase media al departamento.  Antes existía sólo una clase media económica que ansiaba ser de clase alta.  Con la universidad, automáticamente, un profesional se convierte a clase media.   Sin duda alguna, entonces, el surgimiento y crecimiento de la Universidad Surcolombiana ha generado movimientos y cambios en la ciudad de Neiva y en el Departamento del Huila, que de una u otra manera, han incidido en su evolución y desarrollo a lo largo de estos cincuenta años.  La universidad en su integralidad ha sido una especie de impulso y apoyo en los sectores académicos, empresariales, económicos, culturales y de salud, los cuales han influido en el progreso del departamento y de la región surcolombiana.

Hoy, la USCO, como se le conoce ampliamente en el Huila, cuenta con siete facultades; 27 programas de pregrado (incluidas dos tecnologías), de los cuales 13 con Acreditación de Alta Calidad; incluidas las sedes de Garzón, La Plata y Pitalito, tiene 13.172 estudiantes; cuenta con 34 programas de postgrado (11 especializaciones, 6 especializaciones médico-quirúrgicas, 14 maestrías, y 3 doctorados), una maestría con Acreditación de Alta Calidad; 36.172 graduados; 923 docentes (53 doctores, 423 magísteres, 310 especialistas, 137 universitarios); 202 administrativos; 63 grupos de investigación categorizados; 3 patentes; y aproximadamente 100 semilleros de investigación.

Además, como es de amplio conocimiento, la Universidad Surcolombiana hoy goza de Acreditación de Alta Calidad por cuatro años, y continúa su trabajo misional con el apoyo de su talento humano y bajo la ruta que ha señalado el Plan de Desarrollo 2015 -2024 aprobado por el honorable Consejo Superior.