Prestigio docente y salario van de la mano – Enero / 19


Por: Carlos Arturo Soto Lombana, en diario El Mundo

En el estudio publicado por el BID se insiste en la necesidad de aumentar el prestigio de la profesión docente, lo que pasa por un aumento significativo en los salarios de enganche y permanencia de los profesores.

Académicos y organizaciones internacionales han dedicado esfuerzos y recursos a estudiar la profesión docente; el estudio más reciente es el aportado por BID denominado: Profesión: Profesor en América Latina ¿Por qué se perdió el prestigio docente y cómo recuperarlo? Este estudio se suma a otros informes publicados en la última década relacionados con la profesión docente.

El informe de investigación publicado por el BID presenta un estudio comparativo entre modelos de selección, formación, vinculación y remuneración de profesores, tomando en cuenta datos de algunos países desarrollados y de América Latina y consulta a expertos; aporta algunas hipótesis relacionadas con las posibles causas que han ocasionado el desprestigio de la profesión docente en la región; la primera hipótesis es el fenómeno de la expansión de la cobertura escolar que se dio entre 1960 y 1980, que obligó a una masiva vinculación de profesores, lo que influyó en el deterioro de los procesos de formación inicial, acompañado con el deterioro de las condiciones laborales de los maestros; la segunda hipótesis está relacionada con el ascenso de la mujer en la estructura de poder y formas de producción, lo que motivo a que las candidatas más talentosas no se interesaran por la profesión docente, entre otras razones por los bajos salarios del sector.

Comparto los resultados de este nuevo informe dado a conocer, en la medida que sus conclusiones coinciden con otros estudios realizados en los últimos años; al respecto quiero recordar el informe de la Fundación Compartir denominado Tras la excelencia docente, que propone la necesidad de imprimir cambios en los sistemas de remuneración e incentivos de la profesión docente, ligados con cambios en los procesos de selección y formación inicial y continua de los maestros.

De igual manera, estos estudios concuerdan con informes de investigaciones locales, como el adelantado por un equipo de profesores de la Universidad de Antioquia, a pedido de la Gobierno Departamental en la administración anterior. Este equipo de investigadores encontró relación entre la formación de los profesores y el éxito académico de los estudiantes, representado en los puntajes obtenidos en Pruebas Saber 11. Dentro de los resultados reportados se evidencia que existe correlación entre el nivel de formación, la antigüedad, el salario, el tipo de vinculación y las condiciones de vida de los docentes con los resultados que obtienen estudiantes en las Pruebas Saber 11. Al respecto el informe citado dice: “…las instituciones en las que los docentes tienen en promedio mayores grados de formación (más de 50% con posgrados), mayor estabilidad laboral (más de 7 años en la Institución Educativa), menos licencias (más del 90% están en situación laboral normal), mayor experiencia (más de 10 años como docentes) y mayor edad (más de 40 años), obtuvieron en promedio mejores resultados en las pruebas Saber 11 de 2012 y 2013; como vimos antes, todas estas variables están relacionadas positivamente con el salario.”(Grupo de Macroeconomía Aplicada, 2014; pág. 14)

En el estudio aportado por el BID se insiste en la necesidad de aumentar el prestigio de la profesión docente, lo que pasa por un aumento significativo en los salarios de enganche y permanencia de los profesores. En este mismo sentido el informe Compartir llega a esta misma conclusión y hace una propuesta al Gobierno Nacional para que se establezca una política pública de aumento gradual de los salarios acompañada de procesos de enganche, evaluación y promoción del profesorado.

Lo novedoso de las conclusiones del grupo de macroeconomía de la UdeA, es mostrar que el sistema de incentivos (salarios, prestaciones, vivienda digna, salud, pensiones) está relacionado con los resultados obtenidos por los estudiantes en las Pruebas Saber 11. Este resultado es relevante, si se tiene en cuenta que el informe del BID desarrolla el concepto de “profesor [maestro, docente] efectivo” como aquel que logra promover el aprendizaje entre sus estudiantes y esta efectividad se mide por los resultados que obtienen sus estudiantes en las pruebas censales nacionales (para el caso colombiano Saber) o internacionales (ejemplo: Pisa).

Los esfuerzos iniciados en el gobierno nacional anterior, respaldados en informes de investigación producidos por organizaciones no gubernamentales, deben tener continuidad en lo que tiene que ver con el aumento progresivo de los salarios de los maestros y profesores del magisterio. Los diferentes estudios muestran la necesidad de cambiar el imaginario de la profesión docente, lo que está relacionado con los salarios que devengan los educadores.