Mineducación investiga a la U. de Medellín por irregular titulación de senador Bedoya

Julio 13/19 La Universidad ha callado y no ha podido defenderse de las acusaciones de haber graduado al político, al que en pocas semanas le validaron requisitos que normalmente llevarían más de un año cumplir.

Clic para conocer las denuncias, detalladas por El Observatorio.

Según la emisora Blu Radio, el Ministerio de Educación visitó la universidad en los últimos días y pidió toda la documentación requerida sobre el proceso académico del senador y realizó entrevistas a personal y docentes y se espera que en los próximos días entreguen más detalles de la investigación.

Bedoya fue autorizado a reintegrarse para terminar sus estudios de derecho en octubre de 2018 y se tituló, en ceremonia pública, el primero de marzo de este año, luego de haber demostrado, en tan poco tiempo, que terminó cerca de 10 materias que tenía pendientes y haber presentado el examen Saber Pro, en un procedimiento poco claro, y en el que el senador Julián Bedoya lo presentó el 18 de noviembre de 2018 con una puntuación de 167 sobre 300 posibles puntos.

El analista Ariel Avila, en la Revista Semana, cuestiona el procedimiento de inscripción de Bedoya, ante el Icfes, por parte de la Universidad, pues allí se habría dado una irregularidad. Según Avila, “cabe indagarse sobre la responsabilidad del rector Néstor Hincapié de haber permitido esta inscripción, a todas luces ilegal; la de la secretaria académica Yolanda Cosio; el decano de la Facultad de Derecho Francisco Valderrama (cuya superior es la secretaria académica); Esperanza Restrepo (secretaria general de la universidad) y Juan Felipe Hernández (subsecretario general de la universidad)”.

El mismo analista concluye que “aunque se encontró que el examen de Estado es a todas luces presuntamente ilegal y que los exámenes de suficiencia no corresponden a los niveles educativos exigidos a los estudiantes del común en la universidad, aún quedan interrogantes sobre la realización de su trabajo de grado, consultorio jurídico, el examen especial y los 5 exámenes preparatorios”.

La Universidad de Medellín sólo ha expedido un tibio comunicado en el que poco aclara la situación.

Clic para ver el informe de la Revista Semana