El Observatorio de la Universidad Colombiana




Presentan propuesta de CONPES de política de CTI 2021-2030

Sept 2/20 El diagnóstico hecho por Minciencias y DNP busca convertir al país en país líder regional en generación, uso y apropiación de conocimiento científico y tecnológico.

El documento CONPES (Consejo Nacional de Pollítica Económica y Social), elaborado para dar insumo a una política pública al respecto, realiza el, tal vez, más actualizado diagnóstico sobre el estado de la ciencia, la tecnología y la innovación en el país, sus estadísticas actualizadas, su ubicación con respecto a América Latina y, en algunos casos, frente al mundo, y los enormes retos de integración de los diversos actores del sistema (incluido el Ministerio de Educación y las IES).

Se plantea una serie de estrategias para llegar a todos los sectores de la población y actores del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, aunque aún no dimensiona cuántos recursos demandará al Estado la propuesta.

Según el propio documento “a pesar de los esfuerzos previos en CTI en Colombia, el país presenta un rezago
respecto a los países de la OCDE y de la región. La inversión en I+D en Colombia es inferior a la de todos los países de la OCDE (OCDE, 2020) y el país está en la posición quinta entre países de América Latina en el Índice Global de Innovación (INSEAD, 2019)”.

A fin de incrementar la contribución de la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) al desarrollo social, económico, ambiental y sostenible del país, con un enfoque incluyente y diferencial, la política propuesta establece seis ejes estratégicos:

(i) Fomentar las vocaciones, la formación y el empleo cualificado en la sociedad colombiana;

(ii) Desarrollar un entorno habilitante para la generación de conocimiento;

(iii) Aumentar el uso del conocimiento en el país;

(iv) Incrementar la valoración y apropiación social del conocimiento;

(v) Mejorar la gobernanza multinivel del SNCTI; y

(vi) Incrementar el volumen, la eficiencia y la evaluación de la financiación.

Los actores de la política serán el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, Ministerio de Comercio,  Industria y Turismo, el Departamento Nacional de Planeación, Ministerio de Educación Nacional, Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones y Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

Se reconoce que, como lo ha dicho la OECD, “la inversión en ACTI es crucial para favorecer el cambio tecnológico y de esta forma mover la frontera de productividad global”.

La propuesta tiene el “sello” de la Minciencias, Mábel Torres, al señalar el “débil reconocimiento y aprovechamiento de los conocimientos ancestrales y tradicionales” e incluirlos como una iniciativa.

Un panorama complejo

El diagnóstico parte del hecho de que el país no cuenta con un arreglo institucional para el uso de evidencias científicas en asuntos de políticas públicas, lo cual confirma el reclamo de la comunidad científica al respecto, a fin de que programas y presupuestos estén alineados.

Algunos aspectos de diagnóstico que confirman esta situación son:

  • Los sistemas de información en CTI no están interconectados y tienen limitaciones en su arquitectura.
  • El país ocupa el puesto 67 entre los 126 evaluados en el Índice Global deInnovación (INSEAD, 2019).
  • En los últimos años, Colombia invirtió en promedio el 0,29% del PIB en investigación y desarrollo (I+D), lo cual está muy por debajo del promediode los países de la OCDE (2,35 %) y por debajo del promedio de los países de AméricaLatina y el Caribe (0.73%) (OCDE, 2020; Banco Mundial, 2020).
  • Pese a que en los últimos años se ha incrementado el número de oportunidades de acceso a la formación de alto nivel, para 2017 el país solo tenía 0,17 investigadores por cada 1.000 integrantes de la población económicamente activa, mientras que el promedio en LAC es de 1,03.
  • La falta de políticas adecuadas para generar capacidades regionales hace más evidente la baja formación de capital humano para CTI. Para el año 2017, los 13.001 investigadores reconocidos se encuentran concentrados enlas regiones del Eje Cafetero (23%), Caribe (14%), Centro Oriente (11%) y Bogotá (33%).
  • Las estadísticas por departamento son aún más críticas, ya que Arauca, Vaupés, San Andréso Guainía registran entre uno y cuatro investigadores, en comparación con Bogotá queregistra 4.309 y Antioquia 2.381.
  • Según el Índice Global de Innovación (GII28), Colombia cayó cuatro posiciones pasando del puesto 63 en 2018 al puesto 67 en 2019, lo cual puede ser explicado en función de un débil desempeño en los
    pilares de sofisticación de negocios (58), sofisticación de mercado (53), e infraestructura
    tecnológica (47), que son los pilares en los que el país se encuentra peor posicionado.

Una de las propuestas, de las muchas del documento, es que el Gobierno Nacional, bajo el liderazgo del SENA y del Ministerio de Educación Nacional y con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación,
implementen una estrategia de orientación socio-ocupacional en educación técnica y profesional en áreas STEM.

Está la propuesta, falta el consenso, el presupuesto y la voluntad política.

Clic para descargar el documento

Compartir en redes