Pros y contras del paso de educación para el trabajo a Mintrabajo

Agosto 8/19 Plan de Desarrollo empoderó al Ministerio del Trabajo a regular esta educación, con lo que Mineducación pierde el aparente liderazgo que tenía. Instituciones se dividen al respecto.

Tras el desinterés del Ministerio de Educación en el tema (nunca pudo liderar, conceptualizar y articular la formación para el trabajo con la educación superior, y fracasó con la propuesta del Sistema Nacional de Educación Terciaria SNET), y el lobby de rectores y asociaciones de instituciones para el trabajo (algunos apoyaron abiertamente la elección del presidente Duque), el Plan Nacional de Desarrollo entregó a Mintrabajo la dirección sobre esta educación, asumiendo que la entidad líder del sector es el SENA, que está adscrita a ese ministerio y no al de Educación.

Pero esa decisión tiene enfrentados a los actores de la formación para el trabajo. La mayoría está contenta con la decisión, pero otros la consideran inconstitucional, ilegal, indecorosa,ilegítima e inconveniente.

Aquí se presentan las dos posiciones.

Lo definido en el Plan

En el vigente Plan Nacional de Desarrollo (Ley 1955 del 25 de mayo de 2019) se crea, en el artículo 194, el Sistema Nacional de Cualificaciones, el  Marco Nacional de Cualificaciones (MNC), los subsistemas de aseguramiento de la calidad de la educación y la formación, de normalización de competencias y de evaluación y certificación de competencias, así como crea el Esquema de Movilidad Educativa y Formativa, y la plataforma de información del SNC (Que no se sabe si es la misma SIET, que actualmente funciona en los sistemas de información de Mineducación o una nueva que está contratando Mintrabajo).

El mismo Plan define, en un de los parágrafos reglamentarios del artículo 194, que “el Ministerio del Trabajo reglamentará la oferta y los niveles de la ETDH y el SENA en lo relacionado con la formación para el trabajo”, y que “las condiciones y mecanismos para la acreditación de las entidades públicas certificadoras de competencias laborales, serán reglamentadas por el Ministerio del Trabajo”.

Aquí inicia el debate.

Básicamente son cuatro los actores actualmente protagónicos cuando de formación para el trabajo y el desarrollo humano se trata: El SENA, por su presupuesto, tamaño e impacto nacional; ASENOF, o Asociación Nacional de Entidades de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano, en donde se destaca el liderazgo de los directores de Incap y Andap; ASFOTEC, o Asociación Colombiana de Instituciones de Formación Técnica, con el liderazgo de Carlos Emilio Barrera y Carlos Corredor Gómez; y, desde Santa Marta, en el esfuerzo de crear una asociación independiente de las anteriores, está Carlos Quintero Lozano, rector de la Corporación Bolivariana del Norte – CBN, quien, a diferencia de las tres primeras, se niega a que esta formación se adscriba al Ministerio del Trabajo y defiende que se mantenga bajo la sombrilla de Mineducación.

Los del lado de Mintrabajo

El SENA, ASENOF y ASFOTEC.

Miguel Angel Sandoval, expresidente de Asenof y miembro de la Junta Directiva dice al respecto:

“El desconocimiento de los sistemas de Formación Profesional, hace que muchos piensen que nuestra posición es ubicarnos por debajo de la Educación Superior.

La Formación para el Trabajo, debe dejar de ser una opción por necesidad y pasar a ser una alternativa por vocación, en una oportunidad de vida, con la ventaja de la acumulación y promoción mediante la opción de otros niveles propios de nuestra ruta, hasta los más altos niveles de cualificación.

En muchos paises la Formación profesional hace parte del Ministerio de Trabajo porque se da mas fácil el diálogo social, con el sector productivo y el gobierno, que conduce a mejor pertinencia y por ende mayor reconocimiento.

El Ministerio de Educación en su legislación tiene el Fomento únicamente para la Educación Formal, por eso lo único que recibimos de ahí son lineamientos, pero estos son priorizando siempre la Educación Superior, por eso cada día nuestra oferta se ve más amenazada.

El estar bajo tutela de Mintrabajo es algo que se viene dando hace algún tiempo, primero con la apertura del mismo, en el gobierno anterior, con la creación de la Dirección de Formación para el trabajo en el Viceministerio de Empleo, al que se le dieron funciones de ser ente rector de nuestro sistema, nuestro Sistema de Calidad hace parte del Decreto único de Mintrabajo, ahí también se regula el contrato de aprendizaje, se encuentra en este ministerio el Servicio público de empleo, pero además el Sena está adscrito a ese Ministerio.

Todo lo anterior son ventajas, pero no indica que se pierda nuestra calidad de entidades educativas”.

Por su parte, ASFOTEC ya había expresado su beneplácito de participar bajo la tutela de Mintrabajo (lea “La propuesta de ASFOTEC de dar doble titulación a bachilleres y favorecer su movilidad”).

Del lado de Mineducación

Por su parte, el rector de la Corp. Bolivariana del Norte, Carlos Quintero Lozano, ha sido muy crítico de la decisión del Plan Nacional de Desarrollo.

“Con gran preocupación vemos que a las malas la Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano -ETDH- fue
trasladada al Ministerio de Trabajo en el artículo 194 de la Ley 1955 del 25 de mayo de 2019, por medio de la cual se expidió el Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, hecho que legitima un acto inconstitucional, ilegal, indecoroso, ilegitimo e inconveniente para nuestras IETDH”, dice Quintero en una comunicación a las instituciones de su sector.

Los siguientes son los principales argumentos de Quintero, quien califica la decisión como un “traslado inconstitucional, ilegal, indecoroso, ilegítimo e inconveniente”:

– El primer principio que se violentó fue el del Estado de Derecho, en cuanto se ha legislado por encima de lo establecido en las leyes de la República, sin ningún tipo de evaluación ni argumentación jurídica, social, técnica, administrativa ni educativa que atienda los intereses de la sociedad, las empresas y la institucionalidad del país y, si existe tal argumentación, la ley debe cumplir con el principio de publicidad, hecho que no ha ocurrido, por tanto las partes interesadas desconocemos dicha argumentación. Colombia, y particularmente las IETDH, desconocemos los argumentos e intereses políticos, económicos, sociales, gremiales, técnicos, u otros que motivaron el susodicho traslado interministerial.

– ¿El “mico” que se incorporó a la Ley de Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022 está por encima de la Ley General de Educación y de su Decreto Único Reglamentario?. Aquí se vulnera el principio de primacía de la ley y,
por tanto, se presume de la ilegalidad del traslado de la educación para el trabajo y el desarrollo humano
al Ministerio de Trabajo.

– Otro principio que se violentó claramente con este traslado inconsulto e ilegal es el de primacía de la ley. El Congreso de la República expidió la Ley 1064 de 2006, incorporada al Decreto Único Reglamentario del Sector Educación (Decreto 1075 de mayo 26 de 2015), en donde se establece que “El Estado reconoce la Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano como factor esencial del proceso educativo de la persona y componente dinamizador en la formación de técnicos laborales y expertos en las artes y oficios. En consecuencia las instituciones y programas debidamente acreditados, recibirán apoyo y estímulo del Estado, para lo cual gozarán de la protección que esta ley les otorga. PARÁGRAFO. Para todos los efectos, la Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano hace parte integral del servicio público educativo y no podrá ser discriminada”.

– En el Decreto Único Reglamentario del Sector Educación expedido en mayo del año 2015 queda claro en su primer artículo que “el Ministerio de Educación Nacional es la entidad cabeza del sector educativo” (Artículo” 1.1.1.1 Ministerio de Educación Nacional). En el mismo artículo se define que uno de los objetivos del Ministerio de Educación Nacional es “Establecer en coordinación con el Ministerio Protección Social los lineamientos de política, así como regular y acreditar entidades y programas de formación para el trabajo en aras de fortalecer el Sistema Nacional de Formación para el Trabajo SNFT”- (Numeral 10 del Artículo 1.1.1.1 Decreto 1075 de 2015)”.

– La decisión de trasladar la ETDH a MinTrabajo es una grave amenaza para nuestro sector, con un enorme riesgo e impacto para las instituciones que más contribuyen a la formación del talento humano de Colombia como son las IETDH. Hay una ofensiva muy peligrosa contra nuestras IETDH y es una aventura transitar hacia un débil liderazgo en la materia: si mal estamos, quedaremos peor. Los que únicamente hemos dedicado nuestra vida a la ETDH estamos en riesgo; quienes tienen un pie aquí y otro en la educación superior ganan con cara y ganan con sello.

– De un tajo pretenden enajenar de sus compromisos y objetivos normativos y constitucionales a la cartera
competente de los asuntos educativos en el País que es el Ministerio de Educación Nacional.

Clic para ver el texto completo de la carta de Quintero

El problema de la posición de Quintero, más allá de sus argumentos técnicos, de conveniencia o académicos, es que el propio Ministerio de Educación no se ayuda en este debate.

Así mismo, queda un quinto actor clave en el sector, pero apagado por su silencio y reactividad, que es ACIET, que representa a las IES con programas técnicos profesionales, y que terminan siendo las más afectados por la habilidad, lobby, mercadeo y relacionamiento de las instituciones para el trabajo, versus la dificultad de asociarse y de desarrollar una agenda explícita y agresiva por parte de ACIET.