Sergio Arboleda obtiene acreditación institucional multicampus

Abril 25/19 Ya tenía la acreditación institucional de su sede principal, en Bogotá, y ahora la extiende a Santa Marta y Barranquilla.

A través de la resolución 003659 del 5 de abril de 2019, el Ministerio de Educación Nacional le otorgó a la Universidad Sergio Arboleda la Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus por un término de 6 años.

Bogotá tenía su acreditación institucional desde 2015.

“… el Ministerio de Educación Nacional evidenció que la Universidad Sergio Arboleda ha realizado un trabajo progresivo para el fortalecimiento óptimo de calidad relacionado con la formación integral de sus profesionales y la comunidad académica, mediante procesos de creación, desarrollo y transmisión del conocimiento, lo que ha permitido desarrollar su misión, visión, objetivos, organización y funciones”, resaltó el Ministerio de Educación en alusión al desarrollo del Proyecto Educativo Institucional (PEI) de la Universidad, su cultura organizacional dirigida a la evaluación, el mejoramiento continuo y la innovación de sus procesos.

“La Acreditación Institucional de Alta Calidad pone a nuestra Universidad en una posición privilegiada, no solamente frente a las demás instituciones universitarias del país, sino también frente a la sociedad. Esto también tiene un efecto positivo en el exterior, pues valida lo que aquí se produce y se enseña”, explicó el rector de la Universidad, Rodrigo Noguera Calderón.

Los aspectos destacados por el Ministerio

Estos fueron los factores que destacaron los pares académicos del Consejo Nacional de Acreditación, que visitaron la Universidad Sergio Arboleda en octubre de 2018:

1. La coherencia entre los principios fundacionales, la misión, la visión y el proyecto educativo de la Universidad Sergio Arboleda, los cuales giran en torno al humanismo cristiano, así como al objetivo de formar profesionales científicamente preparados y cultos que participen activamente en el desarrollo armónico de la nación. Los planes de desarrollo y las interacciones entre los miembros de la comunidad académica se construyen sobre cuatro pilares: el Humanismo Integral, la Excelencia Académica, la Internacionalización y el Emprendimiento y la Innovación.

2. El incremento en el número de grupos de investigación, así como su avance en la clasificación en la convocatorio de grupos de Colciencias. En 2017 la institución cuenta con 22 grupos de investigación, 2 en categoría A1, 6 en categoría A, 10 en categoría B, 3 en C y uno reconocido. En relación con el año 2013 se aprecia un avance en la clasificación de los grupos pasando de 3 a 8 grupos en la categoría A1 y A en el año 2017. De otro lado, los grupos en categoría D y reconocidos pasaron de 11 a 1, mientras que el número de los grupos de categoría B ascendió de 3 a 10.

3. La productividad científica, que entre el año 2013 y 2017 se incrementó de 690 productos a 1167, para un total de 2995 en el periodo de 4 años, lo cual corresponde a una tasa de 2,3 productos profesor año.

4. Los 67 semilleros asociados con los grupos de investigación en diferentes áreas del conocimiento y con importante participación estudiantil. En el año 2013 existían 38 semilleros.

5. Los 481 proyectos de investigación desarrollados en los últimos 5 años financiados por la Universidad. Igualmente 8 proyectos son ejecutados en cooperación con redes internacionales.

6. La movilidad profesoral. La Institución reporta 545 profesores visitantes procedentes de instituciones extranjeras originarias de países como EE.UU., España, Chile, Uruguay , México, Argentina, Alemania, Venezuela, Italia, Portugal, Puerto Rico, Ecuador, Costa Rica, Perú y Guatemala. De otro lado, 159 docentes de la Sergio Arboleda realizaron pasantías de investigación o asistieron a eventos internacionales en el periodo de observación.

7. El relacionamiento con instituciones nacionales e internacionales. La institución cuenta con 37 convenios activos de orden nacional con instituciones universitarias y empresariales y con 31 convenios internacionales con instituciones universitarias principalmente de Europa y América Latina.

8. Los 6 programas con doble titulación y otros 6 que se desarrollan en alianza con instituciones extranjeras. Al menos 236 estudiantes han logrado la doble titulación.

9. La movilidad estudiantil entrante y saliente nacional e internacional representada en 59 estudiantes que asistieron a universidades nacionales y 1754 a instituciones extranjeras. De otro lado, 72 estudiantes nacionales y 55 extranjeros visitaron la institución.

10. El centro de estudios en España, adscrito a la Universidad Rey Juan Carlos y otro en Miami que potencian la movilidad de los estudiantes.

11. Los referentes nacionales e internacionales empleados en la actualización y creación de los currículos académicos.

12. Los esfuerzos que adelanta la institución para contener la deserción estudiantil.

13. La conformación del cuerpo profesoral. La institución pasó de contar con 247 profesores de tiempo completo equivalente en 2013 a 323 en 2017. En 2013 el cuerpo docente incluía 34 profesores con título de doctorado y 119 con título de maestría; en 2017 incluye 61 profesores con título de doctorado y 176 con título de maestría. La relación entre profesores de tiempo completo y estudiantes es de 1:26.

14. El crecimiento en términos de oferta académica. Mientras en 2013 la Institución ofrecía 28 pregrados, 33 especializaciones, 9 maestrías y un doctorado, en 2018 cuenta con 37 pregrados, 51 especializaciones, 18 maestrías y un doctorado.

15. La actualización permanente de los planes de estudio. Desde el 2015 a la fecha se han realizado 62 modificaciones curriculares, distribuidas de la siguiente manera: 31 en 2015, 15 en 2016, 9 en 2017 y 7 en 2018.

16. La existencia de estrategias para el fortalecimiento de la enseñanza y el aprendizaje por medio de iniciativas que involucran la formación en ética, liderazgo, trabajo en equipo, investigación científica y emprendimiento.

17. El compromiso de la Institución con la responsabilidad social, la cual se materializa en las becas y descuentos que se ofrecen a los estudiantes que los necesitan, utilizando un porcentaje significativo de los ingresos brutos de la Universidad.

18. La pertinencia de los programas en Bogotá, Santa Marta y Barranquilla, así como los servicios de consultoría, los cuales se diseñan en torno a las necesidades de cada región.

19. El alto grado de inserción laboral de los egresados, así como la satisfacción de los empleadores con los mismos.

20. Los medios de articulación de la sede central y las regionales, tanto para los procesos administrativos como para los académicos, lo cual permite las sinergias relacionadas con la cultura multicampus.

21. El seguimiento del desempeño estudiantil apoyado en modernas tecnologías y la generación de alertas tempranas que permiten brindar apoyos oportunos.

22. Los resultados de las pruebas Saber Pro de 2017 con valores para el campus central por encima del promedio nacional en Comunicación Escrita, Razonamiento Cuantitativo, Lectura Crítica, Competencias Ciudadanas e Inglés. Para la seccional Santa Marta, las competencias en el promedio nacional o por encima de este fueron: Inglés, Competencias Ciudadanas, Lectura Crítica y Comunicación Escrita. Igualmente, en las pruebas saber T&T con resultados por encima del promedio nacional en Comunicación Escrita, Lectura Crítica, Competencias Ciudadanas e Inglés.

23. La institución cuenta con una planta física y con campus universitarios con un entorno favorable a los procesos de formación, así como con laboratorios bien dotados y equipados para el cumplimiento de las funciones sustantivas.

24. La planeación financiera que sustenta el cumplimiento de los compromisos adquiridos por la Institución.

25. La Universidad posee una infraestructura física adecuada para el desarrollo de las funciones misionales con cuatro sedes, 23 edificaciones, ocho auditorios y escenarios deportivos, entre otros; la biblioteca está dotada adecuadamente con la bibliografía actualizada, además de laboratorios, 31 salas de cómputo y la dotación tecnológica de punta para el apoyo de los procesos misionales.